Otra historia de “amor”

Jueves Editar

Estoy muy emocionado, tengo un evento este sábado. No puedo esperar, ya tengo listo mi cosplay. Iré de Luffy de One Piece, Me faltan detalles, pero no participaré ni nada, sólo espero distraerme y olvidarme del estrés cotidiano, la soledad, las voces en mi cabeza que no me dejan razonar bien y que desde hace ya un tiempo perturban mí juicio.

No tengo más remedio que ir solo, no tengo amigos cercanos que les guste el anime para que acompañen, joder, ojalá gane el concurso de karaoke.

Domingo Editar

Ayer no pude escribir. Bueno, ni que escribiera mucho en éste diario. No gané en el concurso de karaoke, pero algo bueno me pasó. Conocí a una chica increíble; pidió tomarse una foto conmigo. Su mirada, seria pero a la vez sonriente, difícil de describir. Le gusta la filosofía y la historia, pero hubieron momentos que me despertaron atención sobre ella. Mientras platicábamos de nuestros escritores favoritos relajé mis brazos y los estiré, mi mano tocó la suya. Fue un momento hermoso, con un silencio decoroso. Nos miramos fijamente y ambos sonreímos. Mí cosplay era de Luffy, y casualmente su camisa llevaba el logo de la serie.

Desde el principio me llamó la atención su mirada, su forma poco común de molestarme y sonreír. Al despedirnos le robé un beso. Fue hermoso. Me subí al coche inmediatamente de la pena, aunque no pareció agradarle.

Claro que le pedí su número de celular, pero resulta que no tenía o eso me dijo al menos. Pero la agregué a Facebook. Espero acepte mí solicitud.

Miércoles Editar

Aceptó mí solicitud de amistad, y no sólo eso, hemos salido estos días y me encantó. Me estoy enamorando de ella, aunque de una manera extraña. Bueno, considero que es extraña. Jamás me gustó alguien en tan poco tiempo como ella. Me emociono con sólo pensar en su figura.

Casi no tengo tiempo para escribir en este diario, pero siempre que lo hago me siento mejor, sin importar como me encuentre. Es el único lugar donde puedo escribir sinceramente sin preocuparme.

Viernes Editar

Estoy muy emocionado. Hoy le pediré que sea mí novia. Es algo apresurado, lo sé, pero ella entenderá que lo nuestro fue especial desde el principio y que no puedo esperar a que seamos novios.

Fecha desconocida Editar

Escribir ya me resulta incómodo. Agradezco que me dejen hacerlo, pero no se siente igual. El policía me comentó eso. Fui algo estúpido al pensar que aquel día sería el mejor día de mi vida. No, fue una pesadilla.

Nos encontrábamos en el parque. Estaba poco concurrido, y lo creí oportuno. Me daría vergüenza si lo hacía en público. Y al hacerlo, rebosé de un sentimiento extraño al ver que sus labios conjugaban una sílaba; Sí. Me sentí feliz, como si todos mis esfuerzos tuvieran sentido ahora.

Entonces, tres extraños se nos acercaron. Ladrones, claro. Intentaron asaltarnos, pero no iba a permitir que arruinaran el mejor día de mi vida. Me golpearon. Intenté defenderme, en vano, y caí inconsciente.

Desperté varios minutos más tarde, rodeado de personas. Preguntaban si me encontraba bien. Yo estaba bien, pero ¿Y ella? No la veía por ninguna parte ¡La habían raptado! Grité. Grité y grité. Finalmente, unos paramédicos llegaron y me doparon. No entendía mucho el por qué. Cuando desperté, por tercera vez en el día, me encontraba en una camilla del hospital, en una habitación. Entraron policías, y el corazón se me rompió al ver en sus rostros que no habían encontrado nada.

¿Leyeron alguna vez qué en la mayoría de los casos, luego de que una persona desaparezca por más de dos días, es más que seguro que la víctima se encuentre muerta? Así sucedió. Fue violada antes de que muriera, también torturada. No lo soporté, y comencé a llorar y gritar. Me vengaría de ellos, estaba seguro.

Mí búsqueda no dio resultados inmediatos. Pero, por fin, luego de mucho tiempo, encontré al hijo de puta que la sujetó mientras Larry y Curly se encargaban de golpearme. Preparé unas cuantas cosas, y finalmente lo ataqué por la espalda en una noche oscura. Lo llevé a una casa abandonada, y esperé a que despertara por puro morbo.

—¿Eh? —Fue lo primero que alcanzó a decir. —¿Qué…? ¿Qué es esto? ¿Qué…?

—¡Al fin despertaste, infeliz!

—¡Eh! —Se sobresaltó. —¡¿Quién eres?!

—¿No me reconoces ahora? —dije. —Soy el desgraciado al que le arrebataste la mujer de su vida.

—¡No! —Gritó. —¡Espera! ¡Espera! ¡Juro que yo no hice nada! ¡Me obligaron! ¡Un tipo había planeado todo! ¡Estaba enamorado!

Lo obligué a que me contara más detalles. Todo había sido planeado. Quisieron jugarnos una broma, pero al descubrir que éramos novios, estalló en rabia y en ira. La raptó, e intentó obligarla a que terminara conmigo. Ella se negó, y entonces la comenzó a golpear hasta que la violó. Entonces, la mató.

Cuando me comentó aquellos detalles, dejé llevarme por las voces de mí cabeza. El resto de los recuerdos son sólo flashes. Lo apuñalé, lo obligué a mantenerse despierto con modafinilo, lo torturé con metales a altas temperaturas. Estoy seguro de haberle roto unos cuantos huesos y de haberle removido cada diente, cada uno de diferentes formas. Los forenses afirman que le amputé el pene y que más tarde infecté la herida. Fuera de eso, el pobre murió desangrado. Lo habré despedazado, supongo. Poco entiendo cómo es que yo haya realizado todas aquellas acciones. No soy un psicópata o algo parecido, pero parece que llevé a cabo todas las acciones con precisión… insana.

Tampoco entiendo como di con el otro. El otro que me golpeaba, Curly. Creo que fue el más afortunado, pues al menos pudieron reconocerlo cuando lo vieron. Un tajo en el cuello, encontrado sin una mano y arrojado en la acera pública.

El último… el último fue el más fácil de localizar, en realidad. Era amigo de la familia, y pueden imaginar la ira que sentí cuando vi, en el funeral de ella, como abrazaba a la familia y me consolaba. Luego del funeral simplemente me aseguré de que ambos tuviéramos un momento a solas. En cualquier parte.

El lugar fue el parque. Discutimos, claro. Él se defendía, diciendo que no sabía nada de lo que había sucedido. Que tuvo que ir a tres funerales en la semana, y que yo era el responsable. No toleré una palabra. Y, como dije antes, el resto es difuso. Rojo, golpes, adrenalina. Moe sabía pelear, no se lo niego.

Ambos terminamos tendidos en el suelo del parque. Debido a la conjugación de colores, parecía navidad; rojo y verde. Estaba muerto, sin duda alguna, y es el único crimen que tengo confirmado. El resto son simples teorías que los psiquiatras sacan de mis declaraciones. Creen que tengo… esquizofrenia, creo que así se decía. El caso es que terminó completamente deformado. Como si fuera un aborto de la naturaleza o algo peor. Los padres de mí novia encontraron el cuerpo, y a mi sobre él, dando golpes a un muerto.

El resto se lo pueden imaginar. Encerrado en la cárcel por no sé cuántos años. Aún se debate si asesiné a Larry y Curly, pues no hallaron cuerpos. Creo que me siento feliz, en realidad. No por haber asesinado al desgraciado, no. Creo que es porque me dejé llevar por esas molestas voces…

Sí, me siento mejor, sin duda.

-The Killer Theory


Via Creepypastas


También te pueden interesar

SCP-1986

Ítem #: SCP-1986 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: Dado que SCP-1986 es inamovible y está…

El ermitaño

Eso de trabajar para el estado ya no me estaba gustando; nos enviaron a las comunidades aledañas para…