Mala niñera

Todo ocurrió rápido. Exponencialmente rápido.

Primero aparecieron en las noticias. Al minuto siguiente estaban caminando por los pasillos y habitaciones del hospital en el que trabajaba. Podía ver las calles inundadas por los muertos vivientes. Sus destrozados rostros demandaban almas, sus gemidos eran la banda sonora del fin del mundo.

Tenía que salir de aquí antes de que yo fuera la siguiente. Si pudiera llegar hasta la ambulancia tendría al menos una posibilidad. Escapar de esta ciudad hasta la costa.

Llegué a la unidad prenatal y rescaté a tantos bebés de allí como pude. No tenían ninguna posibilidad de sobrevivir aquí solos. Los coloqué en una larga camilla, abrí las puertas y empujando tan fuerte como pude, corrí hacía el ascensor.

Oía como ellos se alimentaban, luego los vi en las habitaciones. No sé cuántas veces apreté el botón del ascensor suplicando que llegara rápido. Uno de ellos se percató de mi presencia. Se abalanzó sobre mí.

Sin pensarlo, agarré uno de los bebés de la camilla y lo lancé contra la criatura. El zombi se detuvo para devorarlo, mientras el pequeño chillaba. Las puertas del ascensor se abrieron tras mi espalda.

Iba a ser una carrera salvaje y difícil hasta la ambulancia.

Pero gracias a Dios, aún me quedan cuatro bebés.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

La Sucia

La historia cuenta que La Sucia era una muchacha muy bonita que vivía con sus padres, a los…

SCP-1692

Ítem #: SCP-1692 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-1692 está contenido en un área pantanosa…

Cimerio

Grande y poderoso demonio africano. Es una fuente temida de cultura y saber, enseña perfectamente la gramática, la…