Noche en el cementerio

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Hace pocos años, hubo un cura en mi pueblo al que le gustaba bajar todas las noches de los sábados al cementerio a invocar a los espíritus. Yo, entonces, tenía 13 años. A mis amigos y a mí nos gustaba contemplarle desde un mirador que había a 500 metros escasos.

Una noche fría de Noviembre, estábamos allí solo 6 chicos, entre ellos yo, a esperar a que el cura, que por cierto se llamaba José Antonio, bajara. El reloj de la iglesia dio las once de la noche.

Apareció entonces José Antonio, abrigado con su sotana negra y una bufanda. Llevaba consigo, como era de costumbre, un farol de los antiguos de los que iban con gasolina.

-¡Buenas noches, José Antonio!-le gritamos.

-Buenas noches, chavales

Él bajó y abrió la siniestra verja y entró. Se adentró en lo más oscuro del cementerio. Cuando ya estaba casi en el final, se le apagó el farol y se quedó a oscuras.

Nosotros discutíamos que si debíamos bajar a ayudarle a salir, porque ese cementerio de noche a oscuras es un laberinto. Mientras discutíamos, el cura salió del cementerio con el farol otra vez encendido.

-¡Qué tío!-exclamó uno de mis amigos.

Cuando de nuevo pasó por nuestro lado, le volvimos a desear buenas noches, pero esta vez no nos contestó. Llevaba la cara tapada con una capucha. Al día siguiente, bajamos para ver lo que había dejado por allí, porque siempre dejaba alguna sorpresilla.

Pero esta vez nos encontramos una gran sorpresa.

Al lado de una tumba que estaba partida en dos, estaba el cura tirado con su farol al lado y roto. Estaba helado de frío, pero vivo. Llamamos una ambulancia que le llevó al hospital de inmediato.

Una semana después, aquellos seis fuimos a visitarle al hospital. Él me agarró de la mano y, con pánico reflejado en su pálida cara, nos dijo:

-¡Le vi salir de la tumba y tirarme el farol al suelo! ¡Me dijo que era un enviado de Satanás y me desmayé!

Nos recorrió un escalofrío por el cuerpo. ¿Quién sería aquel encapuchado?

523262 10151224973651054 1930680935 n

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

La llorona

Versión A Unos dicen que se aparece en Coyoacán, otros, que siempre la escuchan gritar en la calle…
Read More
El Puente Negro

Dr. Smiley

Hola, mi nombre es doctor Smiley. No es necesario decir que no soy tu doctor de siempre, a…
Read More
Leyendas Peruanas para Niños

Agua y nieve

Un capítulo de El Holder de la Liberación “Es como si un océano de petróleo se hubiera precipitado,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

John Lang

¿Te puedes imaginar algo más bajo que destruir la vida de una persona que intenta prevenirte de un…
Read More
Allá afuera

Futuro posible

Debido a atentados terroristas islamistas contra centrales o plantas nucleares que causaran cientos de millones de muertes por…
Read More
El Puente Negro

Agua cristalina

En aquellos tiempos, el uso de espejos era prohibido, pues traía a las almas sucesos desventurados, enfermedades y…
Read More