La marca del lobo

El Puente Negro
El Puente Negro

Dos jóvenes corrían asustadas por el bosque. Una fiera enorme les perseguía. Las dos hermanas, Clara y Laura, se habían tropezado con ella en un atajo hasta casa después de las clases y la fiera había atacado a Clara, que sangraba mucho del brazoderecho. Se había quedado inconsciente, pero su hermana Laura había cargado con ella buena parte del camino y ahora estaban las dos bien despiertas y también muy asustadas.

Cuando llegaron a casa lo contaron todo, el médico de guardia vino a atender a Clara y le cosió la herida, los padres cuidaron de ambas lo mejor que pudieron y, por fin, se fueron a dormir.Clara no descansó. No paraba de tener pesadillascon la fiera que les había atacado y, en el fondo, temía haberse contagiado de algo y convertirse ella también en un terriblemonstruo.

Las pesadillas que tuvo fueron impactantes y aterradoras, veía gente herida, sangre por todas partes, mucha violencia. Se despertó pronto, por la mañana,empapada de sudor y creía haber tenido una fiebre muy alta, aunque ahora se encontraba bastante bien.

Sin embargo,el silencio de la casa le asustó. Llamó a sus padres, a su hermana, pero nadie contestaba. Fue al dormitorio de sus padres y se quedó helada de miedo. Sus padres habían sido devorados y yacían en la cama sin vida. ¡Estaba segura de que había sido ella! Los sueños no eran mentira, sino la realidad que veía como si estuviera soñando.

Salió de la casa corriendo en busca de su hermana Laura, perono la encontraba por ningún sitio. Por un momento pensó en entregarse a la policía, pero decidió volver a casa y comprobar si encontraba a su hermana por fin, viva o muerta.

Cuando llegó, sorprendentementesu hermana estaba en la cocina tomando café. Clara le preguntó si estaba bien y si había visto a sus padres y ella le contestó que sí a las dos cosas. Clara, todavía sin comprender nada, le preguntó por qué estaba allí tan tranquila y Laura le miró muy fijamente. Algo en sus ojos cambió. Se levantó de la silla y se quitó la camiseta, mostrando una profunda herida que la fiera, sin que nadie lo hubiera sabido, le había hecho mientras su hermana había caído inconsciente. Y Laura le dijo mientras se transformaba:

– Te estaba esperando. Me he quedado con hambre.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Teddy: … (versión no oficial)

El número telefónico

Señor: “¿Hola sí, quién habla?”. Número desconocido: -ruidos extraños- Señor: “Oiga, no se haga el de llamada extraña.…
Read More
Allá afuera

SCP-342

Ítem #: SCP-342 Clasificación del Objeto : Euclid Procedimientos Especiales de Contención : SCP-342 puede ser guardado en…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Sola en casa

Cuando yo tenía 14 años, un día, mi madre salió de fiesta, dejándome sola porque mis hermanos estaban…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-525

Ítem #: SCP-525 Clasificación del objeto: Euclid Procedimientos especiales de contención: Fuera de situaciones de experimentación, los componentes…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Black-White

Desde muy pequeña, Blanca había sido molestada por muchas razones, pero las mas usuales eran: Sus ojos de…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Cupcakes

La historia de Cupcakes. El aire era cálido y el sol brillaba, todo los ponies en Ponyville estaban…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Silencio Eterno

…No sé cómo comenzo todo esto…pero sé como terminará…pensé que debería contarlo…pero…debí quedarme en silencio… Un día,como cualquier…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Solo un dibujo

¿Nunca has sentido un aliento en el cuello? Una presencia a tu alrededor… O más de una? Una…
Read More
Allá afuera

Liz Smith

me llamo liz smith soy de Inglaterra mi papa muria cuando yo apenas teni 5 años mi mama…
Read More