El juego de la red de Charlotte

La red de Charlotte es un ritual con la finalidad de invocar al espíritu de una niña, la cual vivió alrededor de los años 1400, y cuya madre fue quemada en la hoguera por ser acusada de brujería.

Antes de llevar a cabo este juego, debes de tener en cuenta que es bastante fácil, pero eso no significa que no pueda hacerte pasar una experiencia traumática.

Oferta-de-trabajo-como-ninera-que-es-rechazada-por-fantasmagorica

Este juego se debe de llevar a cabo por dos personas, las cuales deben disponer de los siguientes materiales: una habitación en la cual no entre un solo rastro de luz, dos sillas, un espejo, una linterna, una mesa y por último; un muñeco de niña.

Cuando ambos participantes, tengan los materiales requeridos, deben ir al cuarto, y si tiene ventanas o algún espacio por donde entre luz, debe de ser sellado, así la oscuridad es total. El espejo debe ser colgado en la pared, después pongan las sillas delante del espejo y coloquen una mesa detrás de éstas. Acto seguido; coloquen el juguete encima de la mesa en medio de las sillas, de tal forma que se refleje en el espejo.

Es muy importante que no entre luz externa y que el juguete se refleje en el espejo, después de eso, deberán decir: “Queremos jugar a la red de Charlotte”.

Si hicieron todo bien, deberán prepararse para lo que viene, pues lo siguiente es que verán a la niña tomar el juguete a través del espejo y es entonces cuando el juego comienza.

Cabe aclarar que la niña solo se podrá ver en el espejo interactuando con el cuarto, viéndolos, pero no estará con ustedes los participantes, o no será visible por ustedes, solo a través del espejo, eso sí, no se debe quitar la mirada del reflejo y deben estar siempre en contacto con el espectro.

Fntsma.png 423682103

Aquí llega lo importante, si a la niña no le ha gustado la ofrenda (el muñeco), entonces se molestará bastante, se volverá agresiva, su expresión cambiará de una dulce y tierna a una de espanto y horror imposible en una niña de su edad, y acompañado con esto la pasarán verdaderamente mal. Por el contrario, si a la chica le gusta el muñeco, esta se mantendrá tierna y amigable.

Aquí es cuando se le pueden preguntar cosas, y cuando hayan quedado satisfechos sólo digan: “Adiós Charlotte” y la niña se despedirá y se irá, desapareciendo a un costado del espejo. Tal vez parezca inocente, pero cuentan que si ella se enoja por las preguntas, te arrepentirás de haberla llamado.


Via Creepypastas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Ghost Boy

Hace años existía un abandonado hospital psiquiátrico para niños dementes y suicidas, hoy en día fue demolido o…

SCP-1904

Ítem #: SCP-1904 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-1094 está actualmente desmantelado y almacenado en…

La sayona

Cuenta la historia que hace mucho tiempo vivía una mujer muy hermosa llamada Melissa. Desde muy joven Melissa…