Lujuria… la deseo, la quiero, la necesito

El Puente Negro
El Puente Negro

Escribo esto mientras mis demonios me consumen; esos demonios que no quieres que nadie conozca, aquellos que dejas salir cuando la soledad te invade y se vuelve tu amiga, tu única opción…

Escúchame, porque sé que esto te gusta… Es más, te encanta.

Jeje, sí, es ese gran momento en el que piensas que eres todo un hombre y puedes llevar la situación, controlarte y dominar a tu bestia para hacer lo que te plazca cuando sientas eso… Esa excitación. Sí, adelante, hazlo; que tu alma se haga a un lado.

Pero… ¿Y tu conciencia? Esa la avientas a un vacío del que vuelve solo cuando ya has saciado ese repugnante deseo. ¿Sabes? Si crees que es maravilloso, puedes tocarlo. Pero tu locura posterior… Esa acaba hasta con el ángel más sano.

Pasa con esas criaturas, pasa con nosotros, asquerosos demonios en los que nos hemos convertido muchos. Piensa nada más en esas pobres jovencitas que sufren día a día la gracia de ser torturadas de esa forma por la Lujuria, ese maldito deseo. Oh, perdona, ¿crees que no ha llegado a suficiente? Esa lujuria no solo afecta físicamente, sino mentalmente. ¿Cómo hace una pobre mujer o un hombre al ver a su desgraciada pareja en otros brazos carnales? Como esperarás, eso no acaba como un cuento de hadas.

Yo lo he visto, he sido y seré eso que vi. Aquella sangre puede aparecer cuando menos te lo esperes… Al cometer el delito, la culpa te hunde en cualquier momento.

Exacto, sí, me has entendido. Te recuerda ese momento en el que eras un puberto estúpido que se abalanzaba a ver esas páginas raras; pero no te percataste nunca de que alguien te vigilaba… Jajaja, siempre cerrabas la puerta y las cortinas para ver eso que tanto te gustaba, pero yo estaba ahí, yo vi tu culpa.

Esa que tenías, y te hacía saber que la lujuria puede hacernos cometer varias cosas que nuestra total conciencia no nos dejaría.

Todo gracias a que yo me alimento de eso, pues soy el demonio. Soy tus deseos más oscuros, tu excitación, la fuerza que cobras para darte placer. Quien tanto te conoce, el hijo de la Lujuria.

F

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Pelota Azul

Durante los primeros días de febrero, al pequeño Timothy, de sólo 4 años, le regalaron muchos cosas por…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Titiritero

“¿Recuerdas?” No muy bien. Me encuentro caminando, creo que me dirijo a casa. Empiezo a escuchar pasos a…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-844

Ítem #: SCP-844 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: SCP-844 está actualmente contenido en el Sitio…
Read More
Allá afuera

SCP-1068

Ítem #: SCP-1068 Clasificación del Objeto: Seguro. Procedimientos Especiales de Contención: Los SCP-1068 empaquetados deberán mantenerse en un…
Read More
Allá afuera

Feliz Navidad

“¡Feliz navidad!”, se gritaba en las calles esa noche en víspera de Navidad, cantaban villancicos y los niños…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Obra maestra

Ya he estado acostado por horas. Son las 5:35 a.m. y no hay mucho que pueda hacer. ¿Saben…
Read More
=

Wire Wade

Capítulo I = Era una fría noche en el estado Michigan (E.E.U.U.). La oscuridad cubría casi todas las…
Read More