En los ojos del conejo

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Un conejo apareció en el patio de mimi casa, parecía estar herido.

Se observaba tristeza en sus ojos, como si lo hubieran maltratado, parecía estar a punto de soltar una lagrima, decidí cuidarlo un tiempo.

Desperté a las 5:00, el conejo no estaba conmigo, escuché un ruido raro en la casa del vecino y vi por la ventana, había un sujeto acuchillando a un conejo, le quitosus órganos y los tiro al suelo, después empezó a decir palabras extrañas, como si fuera un ritual, el conejo abrió sus ojos con una mirada triste, como si no quisiera vivir, el conejo miró directamente a mi.

Me sentí algo observado así que voltee, el conejo que decidí quedarme estaba detrás de mi, acercándose lentamente, su mirada fue pasando de una mirada triste a la de un demonio, como la del mismísimodiablo, antes de hacer algo sentí una navaja atravesando mi cuerpo, se sentía fría y húmeda,lo ultimo que vi fue al conejo, y en el reflejo de sus ojos malignos a el hombre que le hizo eso a los pobres conejos, parado detrás de mi clavando su navaja en mi cuerpo.


Pikachu Amphibia ¿Y Cómo le hace sentir eso?

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Creepypasta alternativa: Strider

The strider

Los Striders son criaturas del bosque reportadas por un usuario texano en el foro /x/ de 4chan en…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Maimó

Maimó es uno de los demonios más escurridizos del infierno. Pocos grimorios y libros prohibidos de la Edad…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Esa luna mía

_ Nota del autor: Esta historia fue escrita paraelConcurso Werewolf Story 2017de HumboldtLycanthrope. Creede, Colorado es una ubicación…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Perra caliente

Una hermosa chica de cabello negro y corto despertaba de a poco, mareada y confundida; yacía atada a…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Lamidas

Como todas las mañanas, el hombre se despertó ante las insistentes lamidas del perro. Pero luego recordó: lo…
Read More