El carretón fantasma

Allá afuera
Allá afuera

En la soleada ciudad de Puerto Cabello, los ancianos cuentan, a veces, una leyenda fantasmal, con la cual muchos todavía amenazan a los niños desobedientes. Se trata de El Carretón Fantasma una aparición que en la época colonial, durante las noches más oscuras, recorrían las principales calles de la ciudad y luego se alejaban hacia el Fortín. El Carretón Fantasma era una especie de carreta o carruaje en llamas, tirado por cuatro briosos caballos, también de fuego, que relinchaban y corcoveaban aterradoramente. Se decía que le cochero de aquel horrible carruaje era el mismísimo Lucifer (diablo), y los pasajeros, las almas condenadas al fuego eterno. El Carretón Fantasma era la carroza de infierno, el vehículo donde el diablo se llevaba a los que vivían en el pecado y la maldad.

También se creía que la visión de ese carruaje anunciaba muertes y catástrofes. Por eso, al anochecer, las personas se iban temprano a sus casas, y si escuchaban rechinar de ruedas o relinchos de caballos, cerraban bien las puertas y ventanas, para que aquel fuego fantasmal no pudiera afectarlos.

Para librarse del maligno influjo de El Carretón Fantasma y alejar la horrenda aparición, era necesario santiguarse con agua bendita y rezar un Credo.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

El chico gato

Mi nombre es Aquiles y necesito contarles algo que les podría salvar. Un día lluvioso encontré a un…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Crosshatch

Como de costumbre, me decidí a realizar mi trabajo. Eran las 8:00 PM aproximadamente. Mis padres no regresarían…
Read More
Allá afuera

Sandías

¿Sabían ustedes, queridos amigos, que los callejones son lo que queda de alguna antigua red de calles medievales,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Eyeless Angel

Todos hemos visto a ese ángel, ese supuesto “Ángel Guardián”… ¿Acaso es bueno? No lo sigas creyendo, él…
Read More
Berenice

Golpes a mi puerta

Cuando cerré el libro, estaba profundamente impresionado. Los cuentos de horrorque había leído en él eran realmente aterradores,…
Read More