La casa de la montaña

Allá afuera
Allá afuera

Esta historia ocurre en un pequeño poblado de Venezuela; en realidad no me acuerdo del nombre, solo si les digo que aquel que empiece a leer esta terrorífica historia RECE antes de dormir.

Sebastiana era una chiquilla de 13 años de edad, no era muy agraciada que digamos, pero tenía algo en su mirar que algunas veces la hacían parecer bonita.
Ella no tenía ninguna amiguita, por su apariencia las demás niñas del pueblo la rechazaban. Y una vez en que aquella indefensas criaturas la rechazaron la pobre Sebastiana huyo llorando por un largo camino, hasta que llego a un recodo donde se encontraba una casa vieja y deshabitada, ella llego llorando y se escondió para que nadie más la encontrara, ella rezaba todas las noches hasta que dejo de rezar.

Así pasaron los días y estaba sola; hasta que una noche, muy terrorífica, que el viento golpeaba con aquella inmensa fuerza las ventanas que hacían latir más de lo normal a cualquier corazón que tuviera sentimientos. Sebastiana se despertó asustada y miro a su alrededor y no vio a nadie luego miro hacia la puerta vio una larga figura que se acercaba, cerró los ojos con una fuerza inimaginable, con un miedo espantador, su corazón latía rápido, sentía los pasos de aquella extraña figura, en un momento todo se dejó caer en un silencio tenebroso, la niña abrió los ojos y al abrirlos se encontró con un rostro pálido y huesudo con ojos saltones y toda su cara llena de sangre, ella aterrorizada por aquella traumática visión empezó a gritar, luego no se escuchó nada solo el impetuoso viento que rodeaba aquella casa.

Al día siguiente las pequeñas niñas que se burlaban de Sebastiana, por alguna casualidad de la vida llegaron hasta la pequeña casa y hallaron el cuerpo de Sebastiana ensangrentado con ojos llenos de locura, y una risa que no tenía ninguna gracia. Las niñas salieron huyendo despavoridas por aquella imagen tan desagradable. Las autoridades del pueblo hicieron una investigación, buscaron aquí y revisaron allá, la niña en un momento muy mínimo de lucidez lo único que pudo decir fue: “No dejen de rezar nunca” con una voz que apenas era un murmullo y murió. Los pueblerinos dicen que después del atardecer en aquella casa tenebrosa se ve una figura y los gritos aterradores de Sebastiana al morir.

Algunos pueblerinos se han vuelto tan creyentes que dicen: “Ahora yo rezo antes de dormir”. No sabemos porque esta historia es así, solo se que es verdad. No me crean si quieren es razonamiento de cada uno de ustedes, solo escribo lo que un viejo anciano me contó una vez….

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

El Titiritero

“¿Recuerdas?” No muy bien. Me encuentro caminando, creo que me dirijo a casa. Empiezo a escuchar pasos a…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Ojos de gato

Desde que era una cría no aguanto la oscuridad, pero poco a poco me he hecho más inmune.…
Read More
Allá afuera

SCP-1040

Ítem #: SCP-1040 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: SCP-1040 se encuentra almacenado en la bóveda…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Un mendigo

Hay un mendigo que vive en nuestra vecindad, en Queens. El antes pedía dinero, pero un día empezó…
Read More
Allá afuera

SCP-503

Artículo #: SCP-503 Clase de Objecto: Euclid Procedimiento de Contención Especial: SCP-503 debe ser mantenido dentro de una…
Read More