El cuarto piso

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Era una ventosa noche de otoño. Le tocaba vigilar a las personas del manicomio.

Mario le abre la puerta.

-Buenas noches, señorita Melina. Horrible tiempo ¿No?

-Buenas noches, Mario, sí, horrible.

-Hoy le toca hacer guardia en el 4º piso.

-Bueno,gracias Mario. Quizás mas tarde venga acá abajo así tomamos un café.

-Por supuesto, con mucho gusto.

Melina sube al 4º piso.Vigila cada una de las 28 celdas y se detiene en la nº 27. Dentro de ella, había una niña de mas o menos 14 años, era pelirroja y tenía rulos. Melina le sonrió y ella hizo lo mismo. Pasaron más o menos 2 horas, y Melina bajó al 1º piso para tomar el café que le había prometido a Mario.

-Mario, ¿quién es la nena que está en la celda 27? Me llamó mucho la atención.

-Es una niña nueva, no lo sé, vino hace unos días.

-Ah, bueno, me tengo que ir a seguir haciendo guardia en el 4º piso.

-Bueno, muchas gracias por su invitación a tomar café.

-De nada, Mario.

Al llegar al 4º piso, Melina sigue revisando las celdas, hasta que cuando se detiene en la 27, un helado abrazo la envuelve haciendo que no pueda respirar.

Luego de este comportamiento extraño, Melina se pregunta porqué había sucedido eso. No le da mucha importancia a eso y camina hacia la celda 27, ya que la niña que estaba allí le hacia señas para que entrara. Cuando la niña comienza a hablar, 2 voces juntas se unen, y comienzan a decir cosas espantosas:

-Melina… ¿Quieres ir a jugar conmigo? Nos vamos a divertir mucho desnudando a mis muñecas…

-¡No! ¡En el nombre de Cristo! ¡MÁRCHATE!

La voz horrenda hace una última carcajada, y la niña vuelve a su estado normal.

Melina cierra rápidamente la celda y cuando va caminando hacia el ascensor,un viento fuerte la eleva hacia el techo, haciendo que Melina se golpee.

Mario, al escuchar estos gritos, se va alarmado hasta el 4º piso y encuentra a Melina ensangrentada y tiritando por la baja temperatura del lugar.

Mario agarra su crucifijo, pero un calor ardiente hace que lo suelte. Cuando acaba todo, Mario trata de sacar a Melina de ese horrendo lugar, pero un aspecto de nube gris les arroja vidrios en la cara, y en el resto del cuerpo. Tirados en el suelo, se quedan allí, mirando el techo todavía inconscientes por lo que acababa de suceder. La niña se les acerca y les dice en el oído a cada uno:

-¿Vieron? Eso les pasó por encerrarme el esa estúpida celda…- Con sus últimas fuerzas, Melina agarra el crucifijo de Mario y se lo coloca en la cara a la niña, obligando a esta a derretirse por completo y formar un charco de sangre.

Melina y Mario murieron allí, pero la policía los sacó. Las almas de Melina y Mario todavía siguen allí, esperando a que otros empleados vayan al 4º piso, para lograr su venganza.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

La dama tapada

Hace más de doscientos años en las calles apartadas de Guayaquil, los trasnochadores veían a la Dama Tapada.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Cine Nocturno

Este joven acostumbraba a ir continuamente al cine nocturno de la ciudad. Solo había uno en la ciudad…
Read More
Allá afuera

SCP-092

Ítem #: SCP-092 Clasificación del Objeto : Seguro , y deben ser almacenadas en casilleros estándar de objetos…
Read More