Una tarde cualquiera

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Carlos era un hombre muy solitario y bastante lindo, pero no le gustaba salir y siempre estaba en su departamento, él vivía solo, esa tarde estaba lloviendo, la lluvia le tranquilizaba, se acostaba en su cama y empezaba a pensar sobre las cosas que tenía que hacer, esa tarde sería normal de no ser por los pasos que escuchaba por el largo pasillo de su casa, fue a fijarse qué era o quién era, no había nadie.

Ya de noche, se acostó y se tapó hasta la cabeza, él siempre tenía esa costumbre, mientras estaba a punto de caer dormido, despertó sobresaltado, escuchó claramente un ruido en su habitación, bajaba lentamente sus sábanas para poder ver que era lo que generó ese ruido, temeroso, vio una sombra en la esquina de su habitación, sintió un escalofrío helado recorriendo su cuerpo, vio una cara deformada, empezó a sudar, se tapó nuevamente hasta la cabeza, estaba muy asustado, se empezó a marear y sintió como si alguien o algo lo golpeara en la nuca.

A la mañana siguiente se despertó confuso, pensando en lo sucedido y pensando que tal vez fue su imaginación, se levantó y sintió una punzada en el estomago, había unas huellas en la esquina de su habitación, asustado, fue a llamar a la policía, pero el teléfono estaba destrozado… algo había estado dentro de su casa.

Salió de su departamento a llamar a su vecino, el portal estaba lleno de órganos humanos, perturbado, notó que la puerta estaba abierta. Lo llamó pero nadie respondía, decidió aventurarse y entró.

Había un olor nauseabundo, sin embargo siguió caminando, entró a la habitación y estaba todo lleno de sangre y el cuerpo sin vida de su vecino, se encontraba con el estomago abierto, sin órganos y brutalmente descuartizado, aterrorizado, huyó hacia la casa de su otro vecino, pero la puerta estaba cerrada y nadie respondía, quería irse de ese lugar, fue hasta el ascensor, y contempló horrorizado como el ascensor estaba lleno de sangre y vísceras, le faltaba la respiración, se mareó y se chocó fuertemente contra el espejo del ascensor, rompiéndolo…

Se observó la cara con un trozo de espejo esparcido por el suelo, y estaba ahí la cara de esa fatídica noche, era la cara deforme que vio, era él, estaba solo, en una tarde cualquiera…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

El árbol del vampiro

Se cuenta que en Guadalajara (Jalisco/México) existía un vampiro que se alimentaba de sangre humana. Inicialmente el hematófago…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Ojos rojos

Un hombre fue al hotel y se dirigió a la recepción para registrarse. La señora que atendía le…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El último pecado

—¿Papi? ¿Qué está sucediendo? El miedo impregnaba cada una de sus palabras en tanto su mente de cinco…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Dendrofobia

El camino se siente inestable. La carretera se tambalea con cada paso que doy, y es como si…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Marca de brujas

La marca de las brujas —también conocida como la marca del diablo— refiere a la evidencia de iniciación…
Read More
Allá afuera

SCP-1584

Ítem #: SCP-1584 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: El dominio de SCP-1584 debe ser bloqueado…
Read More