Semyazza y los Grigori ángeles caídos

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Nephilim angel caido
En el libro de Enoc (libro intertestamentario que forma parte de la biblia y de la iglesia ortodoxa etíope pero rechazado por las otras iglesias cristianas) se narra acerca de los “Hijos de Elohim” (Elohim = Señor) que se enamoraron de las mujeres humanas y que por tal acto fueron castigados por Yahweh.

Los ángeles Grigori, que, traducido del griego, sería observadores o vigilantes, fueron un grupo de ángeles que siguieron a su líder Samyazza, en busca del afecto de las mujeres humanas según la mitología judeocristiana. Al parecer Samyazza sintió lujuria al ver a las mujeres y les dijo: “Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado”. Pero ellos le respondieron: “Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente”. Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros bajo anatema, bajaron hacia Hermón. (Libro de Enoc, 6, 3-5).

Este monte Hermon fue nombrado en muchos parajes de la biblia con diferentes nombres como Senir, Sirión, Monte Baál Hermon o el monte Sion, de ahí sea por amor o lujuria probaron unirse con las mujeres y bestias del campo, de estas uniones salieron los Nephilim, que fueron mitad humanos mitad ángeles los cuales dominaron en los días de Enoc.

Según la biblia, la ira del señor se encendió por todos estos actos pues los Grigori también enseñaron al hombre diferentes clases de artes creativas, entre ellas el arte de la guerra, Azazel fue quien les otorgó este secreto del cielo. Pero según estos libros, lo que realmente enfureció al Señor fue que su espíritu permaneciera con los hombres pues se escribe también en el Génesis 6 – 1- 4: “No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años”; los lectores de la biblia entienden que el Señor no estaba de acuerdo que su espíritu permaneciera con el hombre pues así serían más longevos de lo que él deseaba o tal vez serían eternos.

Sea cual fuere el caso, el Señor mandó al ángel Gabriel a castigar a estos ángeles caídos empezando por sus hijos los Nephilim pues no estaba de acuerdo con su increíble longevidad y menciona que los hombres pertenecen a la tierra y los ángeles al cielo y mando desapareceros.

Para Semyazza y los Gregori, por contaminarse con humanos los consideró impuros y declaró que verían a sus hijos perecer para luego ser encadenados durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el día de su juicio, donde serían enviados al abismo de fuego y encerrados en la prisión eterna.

Así terminó este arranque de lujuria, después de la destrucción aparente de los Nephilim, el Señor mandó el diluvio universal, para purgar la tierra y a los humanos corrompidos, al parecer no le resultó bien porque aún se conoció el arte de la guerra y en parajes muchos años después aún fueron visto Nephilim en la biblia véase el ejemplo de Goliat el que peleó contra David.

Fallen Angel.0

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Masked

Masked Mitch Walker, fue un niño como cualquiera, pues era sencillo y simpático, así fue hasta parte de…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Bloody angel

La gente se acomodaba entre las oxidadas gradas de aquel fúnebre lugar, esperando con ansias aquella última función…
Read More
Allá afuera

Mi-go

Los Mi-go son una especie extraterrestre]ficticia de los Mitos de Cthulhu creada por el escritor H.P. Lovecraft]. Aparecen…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Borroso

Cuando era joven, siempre me gustó escuchar historias de terror. Recuerdo que mis amigos y yo, nos juntábamos…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Nobita con cáncer

Todos o la mayoría conoce una serie animada llamada “Doraemonpopopooel gato cósmico”,que ha sido muy popular en todo…
Read More
El Puente Negro

La orilla triste

—¿Así, tú crees que un hombre puede engañar a la muerte y burlar al destino? —preguntó el hombrecillo…
Read More