.:Anel The Psychopath:.

Los asesinatos empesaron esactamente hace un mes, la policia pudo extraer una pequeña grabacion de una de la supuesta victima de la nueva asesina (Anonimo) De una victima:Yo había regresado de mi trabajo por la noche, estaba cansada, como siempre le había dado de comer a mi gatito, fui a mi habitación y me quede dormida. Paso una hora y desperté, comencé a leer un libro cuando de repente escuche un pequeño ruido en la cocina, supuse que era mi gato así que no le di mucha importancia.
.:Anel The Psychopath:.

Los asesinatos empesaron esactamente hace un mes, la policia pudo extraer una pequeña grabacion de una de la supuesta victima de la nueva asesina
(Anonimo)

De una victima:

Yo había regresado de mi trabajo por la noche, estaba cansada, como siempre le había dado de comer a mi gatito, fui a mi habitación y me quede dormida. Paso una hora y desperté, comencé a leer un libro cuando de repente escuche un pequeño ruido en la cocina, supuse que era mi gato así que no le di mucha importancia. El ruido comenzó a hacerse cada vez mas fuerte así que fui a averiguar, toda la casa estaba con las luces apagadas, iba casi llegando a la cocina hasta que comenzó a escucharse un ruido como de un niño llorando. Desde la entrada de la puerta vi a una chica parada de espaldas, estaba husmeando en la alacena; vi que saco un cuchillo. Tenia miedo así que le pregunte con mi voz temerosa. -¿que haces aquí?, esta no es tu casa-. No me respondió, solo se dio la vuelta y me vio fijamente a los ojos. Vestía con un mini vestido, la falda estaba algo quemada, tenia unas medias desgarradas color rojo sangre con puntitos negros, zapatos negros con manchas rojas. Lo que mas me llamo la atención de ella fue su piel totalmente pálida, y sus ojos negros, sus pupilas eran rojas y las lagrimas las sustituían por sangre. Comencé a correr, trate de alcanzar el teléfono pero sentí que me jalo del cabello y me tiro al suelo, puso su pie en mi espalda para tratar de que no me parara, hice un movimiento rápido y tome su tobillo haciéndola caer, quise pararme de nuevo pero me tomo del cuello y me apuñalo en el estomago, y lo ultimo que escuche fue -¿Qué se siente tener miedo?-.

En el hospital mi novio me comento que había recibido una nota con la frase “No juegues con los sentimientos de tu chica, porque iré por ti”. A los dos días el me confesó que tenia una amante, lo cual yo si me puse triste, pero al día siguiente en las noticias salió que una pareja falleció con múltiples apuñaladas en el hotel Williams, y exactamente era el; Marco y su amante, Taylor. Y en la noche me llego en un sobre algo rasgado; una carta

“No te preocupes por el, ya pago las consecuencias de sus actos, ya no jugara mas con tus sentimientos, y ella, también lo hiso. Quiero que sepas en claro que yo no hago esto por petición propia, NO, yo solo asesino a los que lastiman los sentimientos en el amor, así de sencillo. Pero no te la acabaras, algún día yo iré por ti

ATT: Anelly”

ORIGEN

Anel Gussi, una chica de tan solo 14 años de edad, se encontraba en su habitación con la laptop en las piernas escuchando“Farewell–Apocalyptica” y como todos los días en Facebook.

Anel era algo timida,pero amaba las historias de terror, le llamaba la atencion las Creepypastas pero a la que mas le temia ó se sentia incomoda era con la de Jeff the killer, apesar de que fuera famosa en la red, Anel nunca entendio porque la admiracion hacia un asesino por parte de otras chicas, se le hacia absurdo.

La madre de Anel (Paulett) entró a su habitación con una caja forrada con papel negro y varias Kittys.

-Anel ya tienes que dormir, recuerda que mañana es tu primer día de escuela-

Alego Paulett con mirada cansada.

-Ya voy, lo siento-

Anuncio Anel cerrando la laptop.

-Mira lo que compró papá para ti, dijo que como mañana era tu primer día de clases, quería que fuera especial-

Decía mientras se sentaba al lado suyo y ofreciéndole la caja con toda libertad.

Anel comenzó a abrir la caja, lo que saco de ella fue una mochila negra que decía “I <3 Creepypasta”.

-Papá sabe que te gustan esas historias y todo eso, así que la mando a hacer-

Decía con la mirada fija en esta.

-ay mamá, no tengo palabras para decir cuanto me gusta esta mochila-

Menciono alegremente

-solo disfrútala. Bueno ahora a dormir jovencita-

Paulette le dio un beso en la frente y se retiro de la habitación

Anel despertó con un gran bostezo, se dio una ducha, y se vistió con su blusa color coral, sus jeans negros y sus botas negras. Cuando estaba por tomar su nueva mochila, comenzó a marearse y a sentir un extraño jalón que la hiso sentarse y sostener su cabeza, se sentía como cuando te enfermas del estomago, no se sentía bien; empezó a reír de la nada, Anel comenzó a escuchar la voz de su madre que hacia eco en su cabeza asta que por fin hiso que la trajiera a la realidad. Miro unos segundos a su madre, le sonrió inocentemente, se puso de pie y se retiro del lugar.

Ya entrando a la escuela emprendió el paso, tenia una sensación de que alguien la seguía, apresuro el paso hasta que sintió que la tomaban del hombro se detuvo y miro impresionada hacia la mano.

-Valla… al parecer… caminas rápido-

Dijo un chico alto de cabello largo color café, piel güera y ojos verdes, su mirada hacia Anel fue inocente, y a la vez tierna. Anel se sonrojo por la pena y respondió amablemente .

-uy lo siento, no te vi-

-Bueno como sea, soy Abel, es un gusto-

Le sonrió amigablemente

-Anel, igual un gusto…-

Esta se sonrojo y rio

-¿Eres nueva verdad?-

Pregunto viendo sus hermosos ojos

-Si, si lo soy-

Menciono bajando la mirada.

-Bueno déjame presentarte la escuela-

Abel acompaño a Anel hasta su salón de clases que era el mismo donde el también iba. Las horas pasaron, y las clases como siempre algo largas pero no era problema para Anel.

La campana para recreo sonó. Anel se junto con Abel, por la misma razón de que no conocía a nadie. Anel tuvo de nuevo un presentimiento, pero esta vez de que alguien la observaba, busco con la mirada y lo encontró, era el típico trio de niñas fresas que criticaban a medio mundo. No presto mucha atención, pero sentía las miradas de las chicas invadiéndola, haciendo que se desesperara, y ella también fijo su mirada hacia las chicas.

-No te preocupes Anel, por mas que te critiquen no valen la pena, solo no les hagas caso y todo estará bien-

Abel le susurro, y enseguida ella tomo su brazo de una forma cariñosa pero a la vez tímida. Lo miro fijamente y asintió con la cabeza.

Por un momento Abel se despego de la chica para charlar con sus amigos. Anel tomo asiento en una de las jardineras mas cercana, las chicas del trio aprovecharon que Anel estaba sola y se dirigieron hacia ella.

-Hola chica nueva, te damos la mas cordial bienvenida a nuestra escuela y como en todas las escuelas aquí tenemos reglas, la primera y mas importante es…Nunca estés cerca de Abel mi chico ¿vale?… ella es Eiza y ella es Reachell ,y yo soy Allison-

Allison le extendió la mano en forma de saludo, Anel, nerviosa respondió con el apretón de manos, enseguida de recibir el apretón Allison retiro rápidamente su mano, viéndola de pies a cabeza, Anel le hiso un gesto, se paro enseguida y se fue directo con Abel.

-Estas advertida-

Le susurro al oído Allison. Anel simplemente le sonrió en forma de burla, las chicas solo emprendieron su camino sin hacer caso de Anel.

-Y ahora que te dijeron-

Comento Abel dirigido hacia Anel con un aspecto de preocupación

-Nada importante… solo me dijeron que eras el novio de Allison-

Abel se sonrojo todo, suspiro; bajó la mirada en forma de tristeza y de inmediato le contesto

-Mas bien es mi ex, siempre le dice eso a todas las chicas nuevas que son mis amigas… Como tu-

La campana sonó para el fin del receso, todos entraron a sus aulas. En la clase Allison hacia lo posible para que Abel y Anel no estuvieran juntos, lo cual lo logro. La maestra pidió que trabajaran la actividad en parejas, Allison aprovecho la oportunidad y escogió a Abel, haciendo que Anel se quedara sola.

En las ultimas 4 horas Allison no se despegaba de Abel y Anel no decía ninguna palabra hacia el. Las clases pasaron demasiado rápido que Anel ya no llevaba la cuenta; la campana sonó y Abel por fin se pudo despegar de Allison.

Anel salía de la escuela, la joven estaba pensando en Abel, ¿pues se había enamorado el primer día de clases?, que chica ¿no?. Escucho como si alguien se dirigiera corriendo hacia ella, era Abel que le pregunto.

-Oye ¿hasta donde vives?-

Decía tomando por accidente la mano de Anel.

-vivo unas cuantas calles después de la primera avenida-

Respondió bajando la mirada, fijándola en las manos

-Que bien, ¿quieres que te acompañe a tu casa?

El también la bajo y sonrió

-¿De verdad me acompañarías?-

Menciono sonrojada

-Claro, yo vivo un poco mas lejos, y pues, prefiero ir a dejarte a tu casa, ya sabes por los vándalos ¿no lo crees?-

Le guiño el ojo en forma amable

-Tienes razón, gracias-

Los dos jóvenes caminaron mientras platicaban sobre ellos, hasta que por fin llegaron a la casa de Anel.

-Bien y aquí es donde vivo-

Alego recargándose en una de las paredes.

-Valla, tu casa es muy bonita… y grande-

Decía con la vista arriba

-gracias, no es la gran cosa pero me conformo con eso-

Exclamo con una sonrisa tierna y dulce.

Los dos rieron y bajaron la mirada, Anel se enrojeció por lo cual Abel también, el chico tomo aire y dijo.

-Bueno, nos vemos Anel-

Se despidió tomándola del hombro.

-Nos vemos… y gracias por traerme-

Menciono sosteniendo el brazo del joven

-No es nada, adiós-

Anel vio partir al chico ,suspiro un par de veces y se adentro a su casa.

Las semanas pasaron rápido, y Anel cada día se enamoraba profundamente de Abel.

Ya habían pasado 15 minutos desde que Anel había llegado a la escuela, y ningún rastro de Abel, o incluso del trio. Siguió esperando y esperando hasta que sonó el timbre para la primera hora, Anel se metió al salón preocupada por Abel ¿Qué le abra pasado, o porque no vendrá?, se preguntaba.

En la segunda hora Abel y Alison pon fin habían llegado, Anel se sorprendió, pues nadie llega a esa hora.

En el receso Anel se acerco a Abel, tomando de la mano, ella le pregunto

-Abel, ¿en donde estabas?, te estaba buscando-

Anuncio la pelirroja.

-Lo siento linda, es que estaba arreglando un asunto con el director…-

Volteo a mirarle con una sonrisa.

-…¿Qué asunto?-

Los dos se vieron fijamente por segundos, de inmediato el contesto

-Lo siento, información clasificada. No ya enserio, es que antes tuve un pequeño problema con un maestro sobre un trabajo, y hasta ahora por fin lo arreglaron-

-ok..-

-amm Anel, se que tu y yo apenas nos conocemos y todo eso, pero me preguntaba… que si quieres ser algo mas que amigos-

Anel se enrojeció toda, su corazón latía demasiado rápido, pero tenia que actuar con madures.

-Sabes Abel, me gustaría conocerte mejor, y no llevar todo esto tan ra…-

Abel interrumpió la oración de Anel, para tomarla de la cintura y darle un beso; a lo lejos Allison los observaba, su mirada hacia Anel estaba llena de odio.

-Amm, Allison ¿no vas a hacer algo al respecto?-

Pregunto Eiza con una mirada confusa

-Eiza, recuerda que no hay que preguntarle nada a Allison cuando tiene esa mirada…-

Comento Reachell.

-Reachell, estas en lo cierto… y si Eiza, si hare algo al respecto.-

Allison se dirigió hacia Anel, con furia, tomo el pelo de la chica y tiro de el.

-Escúchame idiota, no quiero que vuelvas a besar a mi chico, ¿esta claro?-

Allison le dio una patada exactamente en el estomago, Anel comenzó a sentirse un tanto extraña, su mente solo se concentraba en lastimar a alguien, era la misma sensación del primer día de clases que ignoro. Tomo el cabello de Allison y lo jalo hacia el piso tan rápido como pudo enviándola al suelo. Anel trato de correr pero Allison la tomo del tobillo para hacerla caer a ella también, por alguna extraña razón Anel se encontró tirado un pequeño cuchillo de cocina, lo tomo y corto un poco de la mano de Allison, pero esta aguanto, hasta que Anel apuñalo la palma de su otra mano, Allison de inmediato la soltó y se puso de pie.

-Eres una estúpida, mira lo que hiciste-

-Tu te lo buscaste-

Allison la miro fijamente y soltó de nuevo otro golpe en su estomago. Anel cayo al suelo; Allison se le abalanzo encima para seguir golpeándola. Anel volvió a tomar el cuchillo, apuñalándola así por la espalda. Anel se paro de inmediato y se hecho a correr lejos del lugar en donde se encontraba Allison, llegando así a una pequeña área verde. Detrás de ella se encontraba Abel que la había seguido hasta ahí. Y Abel con una mirada de horror pregunto

-Anel… al parecer las apariencias engañan ¿no?-

-¡Abel! Lo siento pero es que ella se lo busco.-

-Me gustas, y me agrada que te defiendas sola.-

Anel bajo la mirada preguntándose ¿Qué me sucede, porque lo hice?, notó que sus manos estaban llenas de sangre, esta comenzó a llorar tirándose al suelo.

-Anel, no llores, no fue nada grave-

-¡¿Qué no lo fue?, que no te das cuenta que algo me pasa, yo no soy así y no entiendo porque lo hago… yo no quería lastimarla de esa forma, no quería NO!-

-Pero ella estará bien, tu no te preocupes por lo que paso, tranquila-

Anel termino de llorar parándose se dirigió a su aula. Las ultimas clases pasaron rápido, como el día siguiente también.

En la tercera hora Abel y Anel se mandaban papelitos en sentido de chat

-(Oye Anel mañana are una pequeña reunión “fiesta” en mi casa a las 8 crees poder ir?-

-(Claro solo mándame la dirección)-

-(#143 de Kensington)-

Al día siguiente Anel veía que se iba a poner en esa ocasión tan “especial”. En una caja rosa se encontraba un mini vestido extraple con franjas negras y blancas, y la falda era negra; también con unas medias color rojo sangre con puntos negros, y unos zapatos de tacón negros.

Anel se encontraba enfrente de la #143 de Kensington, la casa era algo grande, aun mas que la suya, tomo aire y se adentro en ella.

-Anel, que bueno que viniste-

Decía Abel dándole un abrazo caluroso.

-Así es como no perderme un momento tan especial?-

Comento respondiendo a su pregunta,

-si, así es…-

Dijo Abel con una voz tanto desafiante, Anel lo miro por un momento, Abel le sonrió y la llevo a un pequeño balcón patio trasero, el chico le dio una pequeña caja de terciopelo azul naval, era un collar de rubie.

-Anel, te quiero dar esto, porque sabes que te amo demasiado, nada cambiaria en el mundo… y es por eso que te compre este collar, representa amor, paz y tranquilidad hacia la mente de la chica o el chico al cual se sede.-

-Abel, es hermoso… gracias yo también te amo…-

Los dos jóvenes se dieron un beso, para representar su amor… o eso era lo que quería que sucediera.

Minutos después Anel y Abel salieron al patio trasero donde se encontraban los amigos de Abel, el trio y algunos chicos de otros grupos. En el centro del patio habían 7 palomas, 5 chirladores, 3 ollitas y 6 ratones, todos acomodados en forma de casa, uno de los chicos se acerco hacia los cohetes y cuando estaba a punto de encenderlo Abel grito.

-¡ESPEREN UN MOMENTO!, tengo algo que decir acerca de Anel…-

Le latía el corazón a Anel, sabia que diría algo especial hacia ella… o eso creía…

-Anel… lo siento mucho , pero yo no siento nada por ti, te quise hacer mi novia porque a Allison y a mi nos gusta jugar con las chicas nuevas, lo siento de verdad y es que ami no me gustan las pelirrojas espero que no te tomes tan fuerte…-

La vida de Anel se fue apagando poco a poco hasta que rompió en llanto. Pero algo estaba mal, aparte del dolor, sentía otra sensación que hiso que sonriera sin pensarlo, el eco de la voz de Abel, pasaba por la cabeza de Anel. Pero esta vez escucho otra frase que la hiso levantar la vista.

-¡AHORA!-

Grito Abel, enseguida todos los demás chicos sacaron botes de lejía y comenzaron a rosear a Anel, la chica gritaba, los cohetes comenzaron a prenderse , Abel la tomo de los hombros y la empujo hacia los coetes,haciendo que prendiera fuego Anel sentía como su piel se derritió dolía como un infierno, también sentía un ardor en sus ojos que empezó a ver borroso. pero lo que alcanzo a escuchar de Abel fue.

-¿Qué se siente tener miedo?-

Después de 4 días en el hospital, era hora de quitarle las vendas a Anel, sus padres se encontraban presentes, la doctora retiro poco a poco las vendas de su rostro.

-¡AHHHH!-

Grito con una fuerza Paulette

-Dios mío-

Dijo asombrado Víctor (el padre de Anel). Paulette y Víctor comenzaron a llorar desesperadamente.

-Que-que pasa?, porque lloran… díganme algo!-

Anel se paro de la cama y se dirigió al baño. Se miro en el espejo… ya no era ella. Su cabello rojo fuego y largo haza la cadera se había ido ahora solo era negro chamuscado y corto hasta la mitad de los brazos, su piel güera ahora era blanca pálida. Y lo mas aterrador sus ojos negros y su pupila roja, Anel comenzó a llorar, pero se dio cuenta que ahora las lagrimas las sustituían sangre.

-Doctora, ¿por que sus ojos son negros?-

-Al parecer tenia pólvora en sus ojos lo cual le causo un tipo de enfermedad, que… lamentablemente en este país no tenemos la cura…-

Anel levanto la vista, viendo al espejo susurró

-Me las pagaras gran hijo de puta, tu y tu estúpida novia, los dos morirán ¡ESO HARAN! Hahahahahha-.

Víctor y Paulette la vieron fijamente a los ojos preocupados por lo que le sucedía a su hija.

-amm hija tenemos que irnos ya..-

-Claro, mami…-

-muchas gracias doctora-

-De nada… que te mejores nena.-

-Gracias doctora.-

La familia se retiro del hospital. Llegando a su hogar Anel entro de inmediato a su habitación, pensando en todo lo que le haría a Abel y a Allison, ellos dos tenían toda, TODA la culpa de perder lo que mas amaba “su hermosura”, ella misma ahora se consideraba como “un monstro”, odiaba su rostro. Se vio una vez mas al espejo, con ira y dolor lo rompió de un puñetazo.

-Así nunca me veré, así nunca me veré, así nunca me veré…-

Algo pasaba con la mente de Anel, era como si se hubiera apoderado otra Anel malvada que ya no actuaba con madures, ni con compostura. haciendo que lo malo se apoderara de su mente. ya no pensaba bien las cosas, lo único que podía pensar era en vengarse de Abel. Anel por fin había enloquecido, lo que nunca pensó que le sucedería, hasta que por fin lo capto, después de tanto tiempo de criticar a Nina, ella había terminado igual.

Al día siguiente los padres de Anel no se encontraban, lo único que hayo fue una nota por parte de ellos que decía.

“Anelly, tu padre y yo fuimos a E.U para conseguirte un medicamento para lo de tus ojos, tienes comida suficiente. Regresaremos pasado mañana, lamentamos no poder llevarte

ATT: tu mami que te quiere .”

Anel comenzó a reír sicóticamente.

-HAHAHAHA, ay mami, me estas dando alas para asesinarlo, muchas gracias también te amo-

La noche cayo, y rápidamente Anel salió de su casa con un cuchillo de cocina y se dirigió hacia el #143 de Kensington.

Abel se encontraba con Allison muy cariñosos, hasta que escucharon un fuerte ruido en el patio trasero.

-Ve a ver quieres?-

-Porque tengo que ir yo?-

-anda… y cuando llegues te daré algo muy especial…-

Abel salió de la casa con una linterna, estaba alumbrando todo a su alrededor, pero no encontró nada. La puerta de la entrada se cerro, Abel giro en si rápidamente, se acerco para entrar pero algo atoraba el picaporte haciendo que no pudiera entrar, escucho algunos pasos detrás de el. Con gran temor volteo pero enseguida sintió un fuerte dolor en su estomago, bajo lentamente la mirada, un cuchillo de cocina lo había atravesado, de inmediato sintió como salía el arma de su estomago. Desangrando Abel cayo al suelo, todo veía borroso pero lo único que alcanzo a distinguir fue el rostro de Anel. Abel, luchando por hablar pregunto.

-¿Por qué Anel… porque?-

Anel se puso de rodillas mirándolo con una sonrisa sicótica

-hahaha, que porque lo ago.?, tu… tu pedazo de mierda destrozaste todo lo que quería, mataste mis sentimientos y mi rostro… y aun así lo preguntas… ¿Qué se siente tener miedo?-

Las lagrimas de sangre de la chica apenas tocaron su rostro y comenzó a apuñalar a Abel directo en el corazón, ella se sentía tan libre, en realidad se sentía muy bien. Seguía y seguía apuñalando asta que la muerte alcanzo a Abel. Viéndolo morir con tanta alegría.

-hahahahhahaha creo que ya te tenias que ir….y ahora sigue alguien mas J-

Decía mientras se acercaba a la entrada de la casa. Ya una vez dentro busco a Allison pero ya no estaba, escucho como la madera de las escaleras crujía, Anel se dirigió rápidamente ahí. De echo la encontró tratando de subir las escaleras, Allison pego un estruendoso grito siguió subiéndolas lo mas rápido que podía. Anel la alcanzo, la tomo de su hermoso cabello rubio rizado, tiro de ella, derrumbándola escalera abajo.

-¡No por favor no me lastimes are lo que sea pero no me hagas daño por favor!-

-hahaha, cariño, tu también pagaras… tal y como lo hiso Abel-

Anel presiono el cuchillo en su corazón causándole una muerte inmediata, pero ella quería mas. Comenzó a cortar su brazo, su pierna también comenzó a desgarrarle su estomago, sacándole los intestinos, y jugando con sus órganos ella reía, se sentía como una niña pequeña, de verdad lo gozaba.

Saliendo de la casa a lo lejos se escuchaba las sirenas de patrullas ha cercándose justo ahí, Anel comenzó a correr tan rápido así perdiendo se en la oscura noche.

ANel the psychopath

— Via Creepypastas