Dios no hace chicas solitarias

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Mi mamá siempre solía decirme que “Dios no hace chicas solitarias”, pero estaba empezando a preguntarme cuando me había hecho a mí. Incluso desde la guardería, todas las chicas se reían y hacían bromas sobre mí. No era bonita, o lista, o encantadora como ellas. Luego, cuando empecé a hacerme mayor, ellas empezaron a salir con chicos.

Yo también quería un novio. No pensaba que nunca sería capaz de encontrar uno, pero luego mamá me dijo que tenía que empezar a usar los regalos que Dios me había dado. Fue entonces cuando decidió que no solamente tendría un novio para mí, sino que se lo robaría a una de esas chicas guapas que habían sido crueles conmigo.

Mi primer intento fue Angela Howard. Su novio era Alan Martín. Era el quarterback del equipo y el chico más guapo de todo el instinto de Pickens County. Lo llevé detrás del edificio donde tocaba la banda después de clase un día y puse mi mano en sus pantalones. No le gustó eso. Así que le clave un punzón de hielo a través de su ojo hasta alcanzar su cerebro. Angela estaba realmente triste y se pasó todo el funeral llorando. Ahora pasa sus fines de semana sola en su habitación.

Seguí al novio de Sharla Newman, Chad, a su casa una noche de sábado y me colé en su habitación. Me besó de forma muy desagradable y las otras cosas que me hizo me hirieron.

Después simplemente se quedó dormido. Así que empapé su cama de líquido inflamable y le quemé mientras dormía. Estoy segura de que él también había hecho cosas que han dañado a Sharla, porque no se la veía triste en su funeral. La policía la arrestó unos días después. Está ahora en la cárcel.

Josh Hatcher fue muy dulce conmigo. Era el novio de Cassie Granger. Habían sido pareja desde el tercer año. Sus besos eran realmente agradables, y cada vez que me tocaba me sentía muy bien. Pasamos todo un fin de semana juntos haciendo cosas de novios y novias. Luego descubrí que me había hecho un vídeo y que lo había estado mostrando a los otros chicos del instituto. Eso no fue muy bonito, he hizo que todas las chicas se enfadaran aún más conmigo. Corté sus frenos.

Murió de inmediato cuando se saltó un semáforo en rojo y fue arrollado por un camión de ocho ruedas. Cassie Granger estaba tan triste que se borró del equipo de softball. Oí que empezó a tomar píldoras para dormir y que intentó tomar tantas como para no volver a despertarse, pero que su padre la descubrió antes.

Tras eso, mamá decidió que debía ir a otra escuela. Las chicos tampoco me quieren aquí. Me dicen cosas como “zorra” o “puta”. Solo tuve tres novios en mi antiguo instituto, pero tengo planes de tener muchos más aquí.

Tal vez mamá tenga razón después de todo. Puede que Dios no haga chicas solitarias… Pero yo sí.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Castigo divino

Esta historia cuenta qué, hace muchos años atrás en la localidad de Paria —en la ciudad de Oruro,…
Read More
Allá afuera

Aguja e hilo

Durante al menos la última década antes de su clausura, las salas, los pasillos y las celdas del…
Read More
Allá afuera

SCP-189

Ítem #: SCP-189 Clasificación del Objeto : Seguro Procedimientos Especiales de Contención : Las muestras de SCP-189 deben…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Baila bailarina, baila

Baila bailarina, vamos, haz tus increíbles piruetas, el pequeño nonato de mamá… La marioneta perfecta, sin imperfecciones y…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Mi peluche

Hace mucho, cuando era pequeño, me gustaban los peluches; resultaba muy divertido jugar con ellos, pero mi preferido…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El señor conejo

La maldad puede encontrarse en cosas aparentemente inofensivas o animales que pueden verse tiernos a simple vista, pero…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Épiphanie

epifanía nombre femenino Manifestación de una cosa 2.Festividad religiosa que se celebra el día 6 de enero, en…
Read More
Asesinos del Zodiaco

The jorsey

The Jersey Un monstruo mítico que existe entre el mundo de la verdad y las leyendas, sus avistamientos…
Read More