El cuadro mentiroso

Los Mentoran son una familia feliz, conformada por Raúl, el padre, Andrea, la madre, Manuel con 14 años es el hijo mayor, Alice con 9 años, y Pedro con 2 años es el menor.

La familia se mudó a una casa muy antigua, pero grande, cuando ingresabas se podía ver el cuadro de una bruja que sonreía. Alice al fijarse en la bruja se veía enfadada y en su mano tenía cinco muñecos vudú.

Al pasar tres días sucedió una terrible tragedia, Raúl murió degollado, pero a pesar de eso la guardia civil no encontró ninguna pista, era imposible. Al siguiente día Alice se fijó otra vez en el cuadro, la bruja tenía cuatro muñecos vudú en la mano, pero no le dio importancia porque aún estaba triste por lo de su padre.

Dos días después, la madre se dirigió a la nevera para dar de comer a su familia, allí encontró muerto y congelado a Manuel. Andrea no podía soportar la carga de lágrimas. Alice como siempre volvió a fijarse en aquel cuadro, ¡ahora eran tres muñecos vudús! Empezó a tomarle importancia pero su madre no le creeria….

Al día siguiente a Andrea le cayó encima una lámpara, no se pudo hacer nada, y en el cuadro desapareció un muñeco vudú más. Al ver esto la niña preparó rápidamente una maleta con comida y ropa.

Salió corriendo de la casa y lo primero que vio fue una granja, dejó al bebé en la puerta, tocó el timbre y de repente la rama de un árbol la agarró brutalmente de la pierna y la hundió dentro de la tierra.

En ese mismo instante la dueña de la granja abrió la puerta, y allí se encontró a Pedro lo, acogió y nunca supo la razón de que aquel bebé esté en la puerta de su casa.

Lo que nadie vio es que en el cuadro de aquella casa la bruja volvió a sonreír.


Via Creepypastas


También te pueden interesar