El convento del diablo

Hola, hoy te contaré una de mis historias favoritas que me contaban de pequeño, esta historia se llama “El convento del diablo”.

Esta historia empieza en Francia, 1871 en la ciudad de París. Este convento era reconocido por corregir a  todos los jóvenes que entraban a él.

Pero las personas no sabían cómo ni por qué los jóvenes eran los más incorregibles de toda Francia, pero ellos creían que era por obra de Dios, pero estaban confundidos porque no sabían que lo que hacían en ese lugar, solo hubo alguien que pudo entrar a ese convento, era un joven pastor cristiano que quería investigar alrededor de ese lugar.

Él entro como unos de los jóvenes mas indisciplinados de todos los otros jóvenes después de todo el logro de entrar a ese convento siniestro. Él llevaba dos cosas para su investigación, una libreta y su biblia por que él decía que su vida iba estar vigilada por dios, él empezó hacer sus anotaciones una noche después de que había llegado oía gritos en los pasillos, él tenia contactos de otros  pastores mayores que él fuera de ese convento que el joven le enviaba todos los días de esa semana que iba estar pero no sabia que esa semana iba hacer de sufrimiento físico.

172621496 7915b53ffd

Él fue investigar de noche esos ruidos de lamentos horribles como si estuvieran matando a alguien. Él se guiaba por los gritos, él oía de que los gritos se iban oyendo más y más fuerte los gritos, pero paso algo raro, se dejaron de escuchar por una puerta de color negro, él se asomo por la puerta y veía como los torturaban, después sintió como si alguien lo empujara y lo tumbaron dentro de la sala donde torturaban a los jóvenes.

Después una de esas monjas lo tomó con fuerza y lo metieron en un  sarcófago lleno de clavos pero le paso algo antes de esa noche se le presentó un hombre que brillaba, una luz de paz y el hombre le dijo que tuviera cuidado con lo que hacía, porque podía encontrar la muerte pero el joven le dijo hacen hombre cómo te llamas el hombre le respondió: después de esta noches lo sabrás y el joven le dijo “si me llega a pasar algo esta noche hazme el favor de enviarle esto a los pastores mayores, que lo dirijan” el hombre se fue sin dejar rastro, ustedes saben quien habrá sido ese hombre, ustedes mismos se responderán eso.

El joven se fue esa noche, se asomo a la puerta y lo empujaron, esa monja lo encerró en ese sarcófago con clavo y ahí termino la vida de ese pobre joven y después de su muerte un hombre muy feo le dijo “le hubieras hecho caso a ese hombre por que el te iba a salvar de este loco lugar.”

Pero después una luz ilumino el cuerpo de ese hombre y le dijo “ya hice  lo que me pediste y te responderé quién, soy yo, soy tu dios y te irás  conmigo a mi palacio porque es lo que te mereces y este convento maldito sera castigado por lo que se hace aquí.”

Ahora si no quieres que te pase nada malo en tu casa o fuera de tu casa hazle caso a tus mayores por que ellos saben que tú eres lo mas precioso o preciosa para ellos, hazles caso a tus padres y pídele perdón por haber hecho algo malo, toma este consejo porque si no lo tomas encontraras tu muerte como lo encontró ese joven.

Pero eso si no solo por no haber  hecho caso tendrás una buena recompensa, lo único que tendrás es la muerte.

Pero si haces cosas buenas él te guardara como cuando tu madre te abraza por estar con ella todo los días de su vida.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

La dama tapada

Hace más de doscientos años en las calles apartadas de Guayaquil, los trasnochadores veían a la Dama Tapada. …

El Dabon

Recién andaba con mi amigo Felipe un día en la carretera, ya eran aproximadamente las 9:00 pm y…