El Terror de San Pedro

Lo siguiente es uno de los casos más extraordinarios de ocurrencias paranormales jamás documentados en la historia. Es llamado “El Incidente de San Pedro”, especialmente recordado no sólo por los resultados, que arrojó la investigación biológica de una sustancia, sino porque uno de los investigadores invitados a estudiar el caso casi acaba muerto.

Debido a que una de las teorías más aceptadas para explicar las cosas horrorosas que sucedieron versa sobre la colosal energía depresiva de una persona, lo que la llevó a somatizar toda clase de fenómenos; se dirime que todas las personas que se sugestionan son propensas a exteriorizar cosas extrañas.

Sea verdad lo que ocurrió en esta localidad californiana o no, se recomienda discreción a quienes suelen sentir que este tipo de cosas, les quitan el sueño. Antes de abordar las cosas monstruosas que ocurrieron durante los años 80, hay que hablar de Jackie Hernández. Se trata de una persona que sufrió una infancia miserable. Fue golpeada, maltratada, violada y tenía serios problemas emocionales. La Universidad de la Ucla, que es conocida por ser una de las más celebres del mundo por su considerable calidad académica, se involucró, realizando el análisis de una muestra obtenida dentro de la casa, y la sorpresa que se llevaron fue mayúscula.

Lo más llamativo del caso es que no sólo es la palabra de Jackie, no sólo es el testimonio de ella, sino de vecinos que escuchaban ruidos muy extraños, viniendo de su ático. Incluso cuando ella no estaba en la residencia. Una relación fue eclipsando en la comunidad. No tomaron con demasiada sorpresa que Jackie les confesase que Jackie estaba siendo víctima, de extraños fenómenos.

Afirmó que durante la noche, escuchaba pasos que venían del ático. Se convenció a si misma de que era algo serio cuando incluso, los sonidos llegaron a despertar a su bebita, su hija unica.

Cuando Jackie se animaba a abrir la compuerta para ver que estaba pasando, no vio nada, pero sintió una desazón horrible, un miedo muy profundo, y como si algo invisible y hostil, quisiera jugar con ella. Esa misma noche, en la cama, escuchaba ya no pasos, sino algo rasguñando con una fuerza inmensa, el suelo del ático, y lo peor, es que lo estaba haciendo justo encima de su habitación, como si algo intentara llegar a ella, desde arriba.

Pronto, los fenómenos empeoraron. Algo húmedo y viscoso emanaba a un bien de las paredes o de los objetos de la casa. Ella lo vio y no por accidente. A veces los muebles babeaban copiosamente, y es aquí donde la Ucla entra en acción. Cuando el investigador Larry Wheatcraft envió una muestra para ser analizada en la prestigiosa universidad, ésta arrojó que en humor viscoso, había sangre humana, y pertenecía a un hombre.

Eso por no contar desde luego, con diminutas esferas extrañas, una de las primeras cosas que las cámaras captaron cuando finalmente no Jackie, sino los vecinos, se tomaron el atrevimiento de llamar gente para que inspeccionara la casa. Ella no quería hacerlo, por miedo al ridículo, pero sus vecinos sí, en especial una señora, quien se puede ver en el material fílmico captado. Hablando de las esferas, en una toma especialmente famosa, se ve como una entre en la cabeza de Jackie, y sale del otro lado.

Un día que los rasguños sobre el cuarto de ella se hicieron especialmente insoportables, ésta, se atrevió a levantar la compuerta una vez más para mirar adentro, convencida de que tenía que conseguirse con algo. Tenía terror, pero porque se hallaba molesta, estaba envalentonada. Viviría largo tiempo para arrepentirse gravemente de haber hecho esto. Cuando asomó los ojos dentro, vio una cabeza enorme de un aspecto hórrido y según describe ella, sin cuerpo, acercándosele rápidamente.

Era fácil determinar que este ático era el epicentro del problema. De aquí venia esa horrenda energía, y aquí fue donde Larry Wheatcraft, tomando fotos, fue supuestamente estrangulado por el espectro, en sólo 15 segundos que sus ayudantes, le quitaron los ojos de encima.

El hombre se salvó, lo ayudaron. Si fue una farsa, el tipo se dejó una enorme marca alrededor del cuello. Y esa no fue la primera vez que la energía lo atacó especialmente a él. Esa misma noche, una marca roja apareció también sobre la frente de la bebita, y todo esto mientras el equipo de filmación, estaba presente.

Jackie Hernández, a pesar de su ajustado presupuesto, alquiló un lugar apartado, pero más temprano que tarde, comenzó a escuchar los rasguños otra vez, en esta ocasión, en una cabaña de herramientas al lado de su nueva residencia. Es lo que hace pensar a muchas personas, que quienes emiten una densa energía negativa, atraen problemas así, quizá un tema digno de reflexión para gente que, para su predisposición, les ocurren cosas raras o malas. Seguro que, en menor medida que Jackie, tú también conoces a alguien así.


Via Creepypastas


También te pueden interesar
Papá grande di magico

Abrahel

Descripción Abrahel, llamada la Reina de los súcubos, se dedica especialmente a seducir a hombres de ascetismo dudoso,…

El Voyeur

Es fácil conocer al Voyeur. Solo debes seguir los siguientes pasos: Asegúrate de estar solo en casa. Toma…

SCP-488

Ítem #: SCP-488 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: Dadas las dimensiones reducidas de los objetos…