Viejo McDonald

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Estoy seguro que muchos de ustedes han estado en un recién remodelado McDonald.Posiblemente uno con un McCafé. Pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar por qué comenzaron la remodelación de los restaurantes en el primer lugar?

El primer McCafé en los Estados Unidos apareció en Chicago, en mayo de 2001. Y ese fue solo el comienzo.

Ahora en los últimos cinco años, McDonald ha remodelado todos sus restaurantes en América. La mayoría de ustedes podría incluso estarse preguntando cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que pusiste un pie en un viejo McDonald. Pregunta a alguien que sepa sobre marketing, escucharás algo extraño. McDonald ha perdido mucho dinero en esto. Es un hecho.El nuevo amueblado no está atrayendo más clientes y el MacCafé no puede vender café barato y sacar algún beneficio de eso. Tan solo echa un vistazo a los precios de Starbucks y sabrás de lo que habló.

Los interesados dicen que desean un ambiente más adulto. “Una imagen con más clase para la América con más clase.”

Respuesta incorrecta.Googlea ahora mismo: ¿cuál es el grupo de edad objetivo McDonalds?Los niños y adolescentes, por supuesto.Siempre han sido ellos.

Así que, ¿por qué empezar todas estas remodelaciones?¿Por qué una de las corporaciones más grandes de América gasta billones en una estrategia de marketing tan terrible?Ahí es donde las cosas se ponen interesantes.

Vamos a empezar con las áreas de juego. Si recuerdas bien, casi nunca había dos áreas de juego idénticos en dos McDonalds.Algunos de ellos eran muy divertidos. Yo lo sé, tenía algunos favoritos.

Algunos de ellos también eran realmente peligrosos.La primera joya que pude encontrar había sido un área de juegos con carrusel en Lancaster, Pennsylvania, en la década de 1980. El lugar consiguió ser cerrado pocos meses después de su apertura. Poca información fue dada acerca de por qué lo habían cerrado.El lote ha estado en venta desde entonces.

Si encuentras a los contactos adecuados en Lancaster, creo, puedes ser capaz de leer algún artículo que no fuera hecho para imprimirse.

Los niños jugaban en el carrusel, de la manera en que se supone deberían jugar, te imaginarás; son niños, así que por supuesto sabrían cómo hacerlo.Bueno, un día algunos cuantos niños lograron arrastrarse debajo de esa cosa, pero nunca lograron salir.

Todo el incidente fue tan fuertemente custodiado por el departamento de relaciones públicas de McDonald, por lo que tendrías problemas en encontrar a una sola de las personas que estuvo ahí durante toda esa tarde.El único testigo que alguien pudo hallar, dijo esto:

“Cuando se metieron debajo, algunos padres comenzaron a gritar por ayuda. Entonces sucedió algo a las luces.El carrusel era cada vez más brillante y la música se volvió ensordecedora.Salí corriendo del edificio cuando la máquina comenzó a humear, pero volví a mirar por la ventana para ver si los niños estaban bien y [los empleados]!estaban allí de pie, detrás las cajas registradoras!¡Parecía que estaban esperando clientes! “

Historias extrañas han salido de allí a través de los años. Informes de niños hundiéndose en piscinas de pelotas, que sólo deben tener un pie de profundidad.Madres que buscan en los juegos tubulares a sus hijos, y sólo encuentran un par solitario de calcetines.

Pero las áreas de juego tuvieron solo una fracción de todos los incidentes.

De vuelta en 1996, en Knoxville; Tennessee, había un hombre de negocios, alrededor de los 40 años de edad, quien entró a los sanitarios de un McDonalds y permaneció allí durante siete horas.Los clientes señalaron que se negó a abandonar el sitio.

Finalmente llamaron a la policía y se las arreglaron para romper la puerta. Él fue retenido por paramédicos ya que no dejaría de buena gana el sanitario.

A medida que lo sacaron de la cabina, comenzó a gritar “¡llévame de vuelta!¡Quiero volver!”, pero en el momento en que salió del restaurante se desmayó.No recordaba haber ido a un McDonalds el día del incidente.

El restaurante fue cerrado antes de que alguien pudiera inspeccionar el baño en que se había encerrado el sujeto, sin embargo, cualquiera de las personas que utilizaron el baño ese día, mencionaron escuchar varias voces susurrando cosas similares a:

“No era él.”

“Tenemos que regresar”

“Te vi sonreír.”

Luego hubo un freidor en algún lugar de Vermont en el 99′, quien entró en medio del restaurante y arrojó aceite hirviendo sobre sí mismo, no se inmutó ni dijo una sola palabra.Varios de los clientes comenzaron a reír y girar junto a él con el aceite ardiendo, todos fueron trasladados al hospital.Solo uno sobrevivió, pero se niega a hacer su declaración.No es que ella fácilmente pudiera hacerlo.Su garganta se había derretido hasta el esófago, tuvo que hacerse una reconstrucción completa mediante diversas cirugías.

El director del lugar dijo que no recordaba nunca haber contratado al freidor y que él no estaba en ningún documento oficial.“Su identificación ni siquiera tenía un nombre, simplemente tenía signos (####) escritos en él.” Una vez más, el McDonalds fue cerrado sin dejar rastro.

La mayor parte de las historias sonaban como leyendas urbanas para mí, esto nunca falló.Dondequiera que encontrara una historia, un McDonalds había sido cerrado.

A finales de la década del 2000, el número de encubrimientos se había vuelto tan frecuente que McDonald decidió echar a todos abajo y reconstruir.Cada uno de ellos.

Pero por supuesto que faltaron algunos de ellos.

Necesitaba ver uno en persona.Recuerdo ir a un viejo McDonald de niño, pero eso fue antes de que los incidentes fueran frecuentes.Eso fue cuando todavía eran seguros esos lugares.

Había un pequeño pueblo camino a casa de mis padres, junto a la autopista. Oroska era su nombre.Tal vez tenía un centenar de residentes.Completamente sin ser tocado por el mundo exterior, estaba prácticamente olvidado.Era inútil que parara allí por alguna razón normal, no había ni una gasolinera o área de descanso.Ni siquiera una señal para hacer saber que estabas cerca del lugar.

Digamos que tuve que investigar el camino alrededor de algunos edificios muy antiguos, solo para descubrir que tenían uno de los pocos viejos McDonald (aparte de algunos hitos atesorados) que aún tienen que pasar por remodelación, hechos desde la década de 1970. Qué suerte, ¿no?Me sorprendió que este lugar incluso tuviera un restaurante de comida rápida; sin embargo, no tenía una oficina de correos o un mercado.

Planeé un viaje a casa de mis padres para el fin de semana, con una parada en Oroska.Era ya de noche afuera, ya que era pleno invierno, y no he salido del trabajo sino hasta las 5. Tenía frío y mal humor por la situación de conducir de noche, pero sobre todo estaba decidido.

No creo que hubiera encontrado el lugar antes de que los teléfonos con GPS existieran, el desvío de la carretera era un camino de tierra, sin puntos de referencia ni nada. Cuando entré a la ciudad, ninguna de las casas tenía las luces encendidas.La mayor parte de las luces de la calle estaban apagadas también, como si nadie se acordara de cómo cambiar las bombillas, en años.Este lugar estaba realmente intacto.Me sorprendería si la mayoría (no todos) de los residentes no se hubiesen mudado o simplemente hubieran muerto ya.Definitivamente tenía todos los síntomas de un pueblo fantasma.

Estaba a punto de perder la esperanza cuando por fin lo vi.La nauseabunda luz amarilla de los arcos dorados iluminaba un estacionamiento vacío a lo lejos. Zumbaba y parpadeaba, como si fuera un mata moscas eléctrico que se queda sin baterías.El letrero más adelante decía “come los nuevos huevos mc-uffin.Nos gusta verte sonreír. ” el cual supuse, era trabajo de un adolescente perezoso. Entré en el lote y descuidadamente estacioné mi auto en el centro (no había nadie más allí de todos modos).

Cuando salí de mi auto, sentí algo pegajoso bajo mi pie. Había una hamburguesa cubierta de moho y un líquido oscuro saliendo de ella.El olor era absolutamente vomitivo, y lo ameritaba.Salté para quitar los restos de la hamburguesa de mi zapato, pero me di cuenta de que todo el aparcamiento estaba cubierto de basura.Había cajas de papas fritas a medio comer y juguetes infantiles derretidos por el sol y llenos de grasa ​de las bolsas de McDonald.Todo era una mezcla de suciedad y nieve, como si hubiese estado allí durante meses, posiblemente años.

Me apresuré a través del lote para tratar de evitar vomitar por todo el asfalto.Cuando me acerqué a la puerta, me di cuenta que las ventanas estaban cubiertas de polvo. Alguien había pegado un pedazo de papel en la puerta con la palabra “CERRADO” garabateado con marcador rojo, sin embargo, el letrero colgado desde el interior decía claramente abierto.Con cautela me acerqué a la puerta y la empujé.

Una campana artificial tarareó una vieja melodía de McDonalds que falló en las últimas notas cuando la puerta rechinó.Miré alrededor de la habitación fluorescente iluminándose y vi todo muerto.No había nadie sentado en alguna de las mesas y nadie detrás de las registradoras.Alguien había dejado una bandeja en una de las mesas en la parte de atrás, pero no había otra señal más que esa de que alguien hubiese estado ahí.

El interior era, al menos, un poco más limpio.Los juguetes en exhibición cerca del mostrador eran de personajes de los que nunca había oído hablar, probablemente eran desde antes de que yo naciera.Todo el lugar estaba cubierto de capas de pintura desvaneciéndose de color amarillo y rojo, las mesas tenían ese clásico acabado en madera característico de un McDonald.La madera parecía completamente podrida, pero cubiertas de capas de esmalte en un triste intento de mantener su aspecto a nuevo.Todo ello tenía una especie de tonalidad verde que yo atribuí a las viejas luces.El elemento más notable, creo, era un terrible olor a plástico quemado que picaba en mi nariz.

Me acerqué a la caja registradora.Como si alguien siquiera estuviera aquí, y sentí que debía ordenar algo; pero esperaba también que quizás, pudiera hacer algunas preguntas a alguien.

Esperé unos buenos 15 minutos en silencio.Grité hola, solamente un eco silencioso por una nula respuesta fue lo que obtuve.Yo había estado en unos cuantos McDonalds con un mal servicio en el pasado, pero esto era una locura.Con lo sucio de todo el lugar, no debería haber esperado tanto.

Justo cuando estaba a punto de dar la vuelta y darme por vencido, la caja registradora se abrió.Fue prácticamente como si me rogara que tomara una propina para mí.Además, ¿no merecía una ligera recompensa por hacerme perder el tiempo aquí?Casualmente me acerqué a ella y vi al menos una docena de 20’s apilados.

Miré a mí alrededor para asegurarme de que nadie estuviera mirando, me acerqué para tomar algunos billetes, de repente la caja se cerró sobre mis dedos.El metal se clavó profundamente en mi carne dejando un rastro oscuro de sangre por el lado de la barra.Grité de dolor.

Detrás del mostrador, en el otro extremo de la barra, estaba un botiquín de primeros auxilios colgando de la pared.Las luces estaban quemadas en el área de la cocina, pero necesitaba un vendaje, pronto.Salté sobre la barra y me dirigí a la parte posterior.El hedor a quemado se hacía más fuerte mientras caminaba.Me di cuenta de que la parrilla estaba cubierta de una gruesa capa de grasa, totalmente inútil para cocinar.Pasé por el área de freír y la freidora estaba llena hasta el tope con gusanos.

Apreté el paso para llegar al botiquín de primeros auxilios con la esperanza de conseguir una venda y salir de allí lo antes posible.Estaba empezando a darme cuenta de que este restaurante definitivamente no estaba en servicio y que probablemente, no debería haber entrado en primer lugar.Abrí el botiquín de primeros auxilios y tuve que tragar algo de mi vómito.

Una nube de moho emanó hacía todas direcciones cuando lo abrí, seguido por la misma lama negra burbujeante que estaba en la hamburguesa que pisé afuera.Empecé a toser y agité las manos en el aire para eliminar el polvo de moho flotando alrededor.

La misma campana que escuché tocar la melodía de McDonald al entrar, comenzó a sonar, por lo que tuve que tranquilizarme a mí mismo.Supuse que estaba averiada como el resto de este basurero.Miré de nuevo hacia el mostrador y noté que todo parecía estar más lejos.Debo haber estado desorientado por la pérdida de sangre y ese olor horrible.Miré mi mano para ver lo mal que estaba la herida y mis ojos se abrieron.No había ninguna herida en mí mano.

Corrí de pánico hacia el mostrador, pero algo debajo de la estufa capturó mi pie y caí.En la oscuridad mis ojos comenzaron a ajustarse y vi la silueta de un cuerpo.Alguien estaba ahí debajo.¡Tal vez era alguien inconsciente y necesitaban ayuda!Tiré del brazo de la persona y un cuerpo medio descompuesto se deslizó por el suelo.

Llevaba la camisa de empleado de McDonalds con un gafete que tenía signos (####).Su boca se retorcía en una sonrisa enfermiza, pero sus ojos estaban gritando.Intenté gritar, pero no salió ningún sonido, como cuando tratas de despertar de una pesadilla. Al intentar ponerme de pie e ir hacia el mostrador, las luces comenzaron a apagarse y la melodía de McDonalds fue cada vez más fuerte, las notas fueron sibilantes y distorsionadas mientras sonaban.

Una vez que había conseguido agarrarme para pasar por encima del mostrador, quedé helado.

Desde que entré, nunca miré al lado del restaurante opuesto al mostrador. Había un área de juegos.

El cristal que separaba al restaurante de la zona de juegos, tenía cientos de huellas de manos ensangrentadas que corrían hacia el suelo.El tobogán se hallaba repleto con trozos de líquido rojo saliendo a borbotones desde el pequeño agujero a la izquierda en la parte inferior.Había una fila de sogas atadas a las barras para colgarse, ropas para empleados colgaban de ellas, con los mismos signos (####) en sus gafetes.Las mesas alrededor del perímetro tenían esqueletos acompañados de comida podrida abandonada en bandejas, algunos de los alimentos colgaban de sus quijadas.Miré con horror, demasiado sorprendido para moverme.

Mientras el resto del restaurante se oscureció, una bombilla en el centro del área de juegos continuó brillando como un foco de carnaval.Debajo había una piscina repleta de pelotas, apenas capaz de contener todas las pelotas de plástico de colores.Humeaba bajo la brillante luz blanca, provocando ese horrible olor a plástico quemado.

Las pelotas comenzaron a vibrar y a caer por el borde cuando algo dentro lentamente se movía.Quería tanto correr, pero mi cuerpo se negó.Entonces, de repente la música se cortó y el movimiento se detuvo.

Un guante amarillo se deslizó lentamente desde la alberca de pelotas, retorciendo sus dedos.Una manga de color rojo y blanco salió después, colores alternándose lentamente aparecieron desde abajo.El brazo siguió emergiendo hacia el cielo, cada vez más y más, mientras sus articulaciones aparecían y crujían como ramas rompiéndose.Al final, ese brazo tenía por lo menos seis pies de largo.

Finalmente llegó a la bombilla iluminada en el techo con sus dedos enguantados y empezó a retorcerse hasta quedar holgado.

Rompí a correr, saltando sobre el mostrador y derribando sillas, me fui.Esa última luz se apagó justo cuando llegué a la salida.Golpeé la puerta, rompiendo el vidrio en el proceso.Mientras rodaba en el estacionamiento oí un grito a lo lejos, y luego algo susurró a mi oído entre el mortífero silencio.Tenía la misma distorsión que la melodía de McDonalds.

“Vuelve.Quiero verte sonreír.”

No he dicho a nadie lo que pasó esa noche.Había un artículo en línea diciendo que Oroska se había quemado hasta los cimientos pocos días después.No sé si fue un encubrimiento o alguna otra cosa, pero nunca volvería para descubrirlo.

Por cierto, no he compartido esto porque quisiera que te involucraras.Lo compartí para avisarte sobre lo que sucede cuando te involucras.

Puedes ir a un nuevo McDonalds, seguir comprando Big Macs, un McCafé, eso estaría bien.Ellos hicieron algo a las remodelaciones para que sea seguro estar allí, o al menos por ahora.

Pero ni se te ocurra ir a un viejo McDonald

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Neizan

Aquel chico de mirada triste, tez pálida y pelo negro, estaba sentado en una de las bancas del…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-290

Ítem #: SCP-290 Clasificación del Objeto : Seguro Procedimientos Especiales de Contención : SCP-290 debe estar mantenido en…
Read More
Allá afuera

SCP-2118

Ítem #: SCP-2118 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: Actualmente SCP-2118 se encuentra retenida en una…
Read More