Trastornos Psicológicos de Alteración de la Realidad

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

_ Trastornos Psicológicos de Alteración de la Realidad o “T.P.A.R.” _

Así lo llamaban ellos. Yo lo veía de otra forma. Para ellos la realidad era lo que veían, para mi la realidad era lo que sentía, y yo la sentía. Ella era hermosa, pero nunca vi su rostro. Me dijo que me amaba pero nunca escuché su voz. Su aroma cuando estaba cerca mío era hipnótico, pero nunca pude olerla. Aún así se sentaba a mi lado cuando yo estaba sentado en mi cama. Me hacía de comer, pero nunca pude probar ninguna de sus comidas. Era un paraíso en un laberinto, pero el laberinto no tenía salidas y el paraíso era un infierno. Mi infierno era una realidad, pero ellos me dijeron que la realidad no era lo que yo sentía, sino lo que yo veía, ellos lo dijeron, ¿Y yo era el loco?

¿Qué quiénes son ellos? Los doctores, psicólogos, familiares, amigos, las noticias, la policía, los bomberos.

¿Por qué todos ellos? Pues porque su historia fue más allá de lo que todos pensaron.

¿Qué si se trata de mi historia? No, yo sólo soy un médium, se trata de su historia. Es ella la que importa, es a ella la que buscan.

¿Quién es ella? Bueno, lo mismo me pregunto yo.

Ella era un ángel, alguien quien estaba siempre conmigo, el blanco de las paredes hacían que se viera aún más hermosa. Ella quería librarme de mi prisión, ella sabía que yo no pertenecía a ese lugar. Nadie me creía, y nadie la veía, pero yo la sentía.

Se burlaban de mi cuando era un niño, pero nadie se burlaba de ella, se sentaba cerca mío pero aún así a nadie le importaba. ¿Por qué le importo tanto ahora? Algo hice en mi camino hasta acá para poder ganar su corazón, ella quería que yo fuera libre, tal y como lo era esa tarde mientras jugábamos en su casa.

Ella estaba hermosa, tenía 21 y lo que me daba me hacía verla de diferentes formas, pero no de las formas en las que yo la sentía cuando estaba en el cuarto, sino de formas en las que ella y yo podíamos volar, navegar en los mares de los corazones, yo estaba enamorado, pero ella tuvo un corazón roto. Me pidió que nos uniéramos, pero en ese entonces la alteración de la realidad era ella. No existía para mi, ella no era nadie, yo no la veía. Las llamas me empezaron a consumir, hasta que un día la volví a ver, toqué su hombro y las llamas de mi interior la hicieron arder en llamas.

Pude ver cómo gritaba en silencio, pude ver cómo la vista en sus ojos dejaba de ver mientras su cara se tornaba color carbón por el fuego. Las llamas de mi amor la consumieron de a poco, pero yo la seguía viendo. Ese era mi trastorno de la realidad.

Hoy sigue conmigo después de que la maté, ella es hermosa, ella me va a ayudar a alternar la realidad.

Quemaré a todo el que vea, pero no al que sienta.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Una noche lluviosa

Era una noche cualquiera, simplemente, llovía un poco, yo estaba mirando por mi ventana hacia fuera, estaba aburrido,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La casa Matusita

Muchas son las leyendas urbanas que relatan sucesos macabros ocurridos en casas abandonadas o deshabitadas. Viviendas que se…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Baal

Baal, cuyo nombre significa literalmente “Señor”, es uno de los demonios más extraños que habitan en el Infierno.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Fear garden

Muchos deben de conocer la famosa y tétrica canción “Fear Garden” (Jardín del miedo) de Rin Kagamine, pero…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Dulce gótico

Sentado en un ajado banco de una oscura plaza, al fin de ésta ciudad tan oscura y devoradora…
Read More