The Silencer: Shh!! Tienes que hacer Silencio.

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Ojala y les guste XD

Iba caminando de Camino a casa después de un largo día de Colegio, estaba sumida en mis pensamientos mientras caminaba viendo solo el suelo y cada paso que daba, Siempre era así en mi Casa todos días mis padres discutían sobre cualquier cosa eso me preocupaba un poco ya que a veces era conmigo y mi hermana con quienes mi padre pasaba su rabia y eso enojaba a mi mama la cual intentaba defenderse sin conseguir éxito. Mi vida era lo que yo podía decir una basura, no tenia amigos ya que mi actitud era un poco rara, no hablaba nada en clases a no ser que de preguntas escolares se tratara, los chicos en el colegio me molestaban por ser de baja estatura y era débil, en sí nunca encaje ni siquiera en las clases de baile que tuve hace unos años, pero prefería hacer silencio ante todo y que todo mi mundo estuviera en silencio.

Después de unas cuantas calles llegué a mi casa, pero antes de abrir la puerta solté un suspiro y en mi mente decía “¿Que pasara Hoy?” y entre, vi a mi hermana en el sillón a mi madre en la cocina y mi padre al parecer no estaba.

Hola Poché – Dijo mi Hermana Vale al verme entrar.

Hola Vale ¡Mama llegue! – Grité a mi madre mientras guindaba mis llaves en una repisa al lado de la puerta.

Hola Hija – Dijo Madre caminando hacía mi para darme un beso en la cabeza al ya estar cerca -¿Como te fue?

Igual que siempre – Dije en tono frustrado mientras subía las escaleras para ir a mi habitación.

Ya en mi habitación, dejé el bolso en un gancho que estaba en la pared y me lancé de espaldas en la cama soltando un suspiro mientras caía caía encima de la misma, saqué mi celular de mi bolsillo y entré en mi Instagram, veía vídeos e imágenes que me hicieran reír, pero no me sacaban ni la más mínima sonrisa, era como si fuera incapaz de sonreír, solté el teléfono y cerré los ojos y me preguntaba ¿porque soy así? ¿porque me convertí en esto? ¿yo era así? y en fin y al cabo terminé dormida con esas preguntas rondándome en la cabeza.

En el Sueño de Poché:

Todo estaba oscuro no había nadie ni nada, era un vació en donde no se oía ningún sonido, me encantaba, me quede flotando en el vació un rato hasta que de pronto algo susurro a mi oído con voz ronca ” Te encanta esto ¿no?” yo me alarme y busqué con la mirada la causa de esas palabras.

¿Quien eres? – Dije asustada.

No querrás saberlo – Dijo entre risas pero con voz ronca – Pero yo lo sé todo de ti – Dijo Aquella voz mostrándose en el vació, un Chico de piel negra, ojos rojos al igual que el cabello con cuernos y vistiendo un traje de Esmoquin negro con la camisa roja.

¿¡Que… eres!? – Dije aun más asustada.

Soy un ser dimensional – Dijo Aquel Chico – Pero no estas preparada para esa conversación – Dijo acercándose a mi lentamente mientras que detrás de el salían pequeñas llamaradas de fuego – Ya sabrás quien soy, solo quería decirte lo que pasara – Dijo Aquel chico mostrando una sonrisa de lado.

¿Que… Pasara? – Dije intentando retroceder, pero estaba paralizada.

Serásla que hará este Silencio posible – Dijo elevando las manos definiendo al vació en donde estábamos – ya que eres la única que sabe escuchar al silencio – Dijo extendiendo su mano.

Quéquieres decir? – Dije un poco más tranquila.

Ya lo sabrás – Dijo dedicándome una sonrisa macabra – el tiempo de tu despertar se acerca – Dijo y puso la mano en mi pecho y algo me atravesó como si me hubieran golpeado en el pecho con mucha fuerza.

Ya Despierta:

Me senté de golpe, Desperté con la respiración agitada y la cabeza me daba vueltas, vi a mi alrededor y estaba todo oscuro, levante mi teléfono que estaba a mi lado y vi la hora, eran las 3:33 de la mañana volví a acostarme y me puse a pensar en ese sueño ¿que era ese chico? ¿que pasara? solo logre hacer que no durmiera por el resto de la madrugada.

8:00 de la mañana:

No pude seguir durmiendo después de aquel sueño, sonó la alarma de mi teléfono y en sí quise ignorarla pero el sonido era muy irritable así que molesta la apague y a duras penas y sin ánimos de nada me levante de la cama, bostecé mientras me estiraba y casi que me caigo, me dirigí al baño y me vi en el espejo, tenia ojeras y algo raro había en mis ojos estaban de un verde más fuerte que lo habitual, pero lo ignore y me quite la ropa para entrar a la ducha tenia que prepararme para ir al colegio.

5 Minutos más tarde:

Salí del Baño y entre en el closet para elegir mi ropa del día de hoy, la ducha me activó un poco, pero aun estaba Somnolienta y con las ojeras así que necesitaba algo para que no se notara tanto, Escogí una sudadera con capucha negra, unos jeans del mismo color y mis converse negras, salí ya vestida del closet y me senté en frente del espejo tenia que tapar de alguna manera las ojeras.

10 minutos más tarde:

Ya iba de camino al colegio ya que no me quedaba lejos no preocupaba por el tiempo ya que me quedaba de sobra, no pude tapar bien las ojeras pero al menos no se notaban tanto, me sentía rara veía a las personas con una cara de molesta así no las conociera, Llegue al colegio y aun no comenzaban las clases, pero entré directo al salón de mi primera clase y me senté en mi puesto, me puse la capucha y baje la cabeza, de pronto una escena se me vino a la cabeza una escena de mi cubierta de sangre y sonreí por alguna razón me gustaba esa escena, Después de unos minutos llegaron los demás alumnos y la profesora a todos los veía con cara de odio.

Señorita Garzón quítese la capucha – Dijo la profesora viéndome fijamente y yo de mala gana me la quite – ¡¡SILENCIO!! – Grito la Profesora ya que unos chicos atrás estaban haciendo mucho ruido.

Esa Palabra “Silencio” me hiso recordar el sueño y por segunda vez sonreí al escuchar al silencio que hubo en el Salón.

En el Receso:

Iba Caminando por el pasillo con mochila al hombro, la capucha puesta y la cabeza abajo, quería evitar ver a la gente, de pronto alguien me jalo la mochila y me la quito, yo voltee rápidamente y por instinto le metí un puñetazo en el estomago con toda mi fuerza sin saber quien era o que quería, pero la persona que golpeé se callo de espaldas sin aire y mi mochila con el, yo tome la mochila y seguí caminando como si nada pero en mi mente me preguntaba ¿quien era? pero no le tome importancia porque se sintió bien hacerlo, de pronto alguien se puso en mi camino tropezándome con el.

Te crees muy ruda ¿no? – Dijo el Chico Quitándome la capucha a lo cual yo respondí tomándolo de la camiseta y pegándolo contra la pared a punta de golpes, lo golpeaba frenética y directamente a la cara sin pensar en quien era, mis puños se llenaban de sangre con cada puñetazo y yo solamente sonreía al ver el rostro del chico llenándose de sangre era una sensación increíble, hasta que dos personas me tomaron por la espalda agarrando mis brazos separándome del chico el cual callo al suelo inconsciente, forcejee con la personas que me agarraron pero no pude librarme de su agarre.

Ya de Camino a Casa:

Después de aquella golpisa que le di al chico me sacaron del colegio quede suspendida por unos días pero no me importo para nada, iba caminando a casa pensando en la sensación que sentí cuando golpeaba con frenesí la cara de aquel chico y esboce una sonrisa. Llegue a la puerta de mi casa más calmada y pues normal, pero al abrirla algo me golpeo en la cabeza quedando desmayada por completo.

Desperté lentamente, pero inmóvil no me podía mover y algo tapaba mi boca, lentamente abrí los ojos y vi a mi mama amordazada y amarrada a una silla con lagrimas brotando de sus ojos viéndome haciendo intentos de gritar, revise la habitación en la que estaba con la mirada y vi a mi hermana en el mismo estado que yo a un lado de mi, estaba nerviosa y asustada ¿quien habría echo esto?, intente quitarme las cuerdas que me apresaban o quitarme la venda de la boca pero era inútil, De pronto mi padre entro a la habitación con una mirada de psicópata y de furia.

No te preocupes mi amor no te aré nada malo – Dijo acercándose lentamente hacia la silla en donde estaba mi mama.

Um… hm… am -Intento hablar mi mama pero la mordaza no la dejaba y como mi papa no entendía se la quito – Por Favor Juan Carlos… deja a las niñas en paz – Dijo mi madre entre sollozos.

Tranquila yo no les voy a hacer nada – Dijo Con una sonrisa psicópata sacando un cuchillo de casería de su pantalón, yo al ver el cuchillo intente quitarme las cuerdas pero era imposible por más fuerza que hiciera no podía quitármelas, veía a mi hermana la cual estaba echa un mar de lagrimas haciendo lo mismo que yo.

Por favor no – Dijo mi madre viendo el cuchillo horrorizada mientras hacia lo posible por liberarse.

Quédate ¡¡QUIETA!! – dijo mi padre dándole una cachetada muy fuerte a mi madre a lo cual nosotras nos asustamos más.

Por favor *sollozo* Juan Carlos… no – Dijo Mi Madre y a mi me hirvió la sangre y seguía esforzándome por zafarme de las cuerdas.

Cállate… Cállate… ¡¡CÁLLATE!! – Grito mi Padre clavando le el cuchillo a mi madre en el estomago quien ahogó un grito en sangre, mi padre sacó el cuchillo del cuerpo de mi madre y se quedo mirándola, mientras nosotras veíamos la escena asustadas.

Ahora voy por ti – Dijo señalando a mi hermana con el cuchillo con una sonrisa malévola, se acerco a ella y le quito la mordaza la cual gritó hundida en llanto – Tienes que hacer silencio – Dijo y le agarro la lengua apretándola con fuerza – No puedes Hablar – Dijo antes de pasar el cuchillo velozmente por la lengua de mi hermana, cortándose la y quedando en la mano de lo que era mi padre y mi hermana se moría lentamente.

Un mar de lagrimas salieron de mis ojos, algo en mi se rompió y una furia incontrolable nació de mi y hice un ultimo esfuerzo y logre quitarme la mordaza.

¡¡Nooooooo!! – Grite al ver a mi madre muerta en frente de mi y mi hermana desangrándose, pero mi padre se me acerco con furia.

¡¡Has Silencio!!- Dijo corriendo hacia mi, metiendo el cuchillo en mi boca y jalándolo hacia un lado cortándome el cachete.

La sangre caía abundantemente por la herida causándome un dolor muy fuerte mientras el se alejaba de mi y aproximándose lentamente hacia Vale, pero con las fuerzas que me quedaban me solté de las cuerdas y me abalance sobre el haciéndolo caer al suelo, comencé a golpearlo con furia mientras lagrimas y sangre caían de mi rostro, el de un golpe me lanzó hacia la pared y caí al suelo, me levante enojada y corrí hacia el, mi corazón latía a mil por segundo, mi mirada se nubló y el dolor se fue, la adrenalina comenzó a correr por mi cuerpo y mis ganas de matar a aquel hombre crecieron, el intento apuñalarme pero esquivé el ataque y lo golpee en la cara, lanzó otra cuchillada y logro hacerme un corte en el brazo el cual no sentí y lo golpeé en el brazo haciendo que se le cayera el cuchillo, lo volví a golpear en la cara haciéndolo retroceder, yo tomé el cuchillo y me abalancé sobre el haciéndolo caer al suelo, ya teniéndolo allí le dije – Tienes que hacer Silencio – y le pase el cuchillo de lado a lado de su garganta muriendo al instante.

Me levante de en cima de el y vi toda la habitación riéndome como una maniática ya no era la misma Poché, con lagrimas en los ojos fui a una mesa que había en la habitación y tome otro cuchillo que era idéntico al que tenia en manos y los metí en los bolsillos de mi pantalón, subí las escaleras de la habitación, Entré en el baño y me vi en el espejo, Mis ojos Eran verdes intensos y por encima de uno de ellos caía sangre, era el golpe que había recibido, vi la herida que me hiso mi padre en la boca y tome un hilo y una aguja que habían en un gabinete detrás del espejo y comencé a coser la herida, Sentía un dolor agudo tras cada piquete de aguja pero termine de cocerla tenia una sonrisa de lado dibujada en el rostro, mi ropa estaba llena de sangre pero no me importó, algo me llamo la atención en el baño una mascarilla negro con una “X” roja me gusto y me la puse y dije con voz ronca casi en un susurro – Ahora todo sera silencio… The Silencer… se ocupara de que así sea – Dije poniéndome la capucha, ahora no era María José Garzón ni Poché era The Silencer y salí del baño para luego salir de la casa, Salí Corriendo hacía un Bosque Oscuro que estaba cerca de mi casa, pero afuera de la ciudad, corrí por todo el bosque hasta que me quede sin aliento y me detuve a recuperar el aliento y a pensar, Esas Ganas de Matar quesentí despertaron una Sed de Sangre en mi y un deseo de matar incontrolable esto me hacía feliz y escuchar el silencio era mi especialidad, Después de unos minutos un horrible sonido sonó, un sonido Ensordecedor como una radiofrecuencia, saqué los cuchillos y empece a buscar con la mirada la causa de ese sonido, entre los arboles había una figura muy alta y delgada con unos tentáculos saliendo de su espada, llevaba un esmoquin negro y se acercaba a mi lentamente.

¿¡Que Eres!? – Grite Al verlo.

Que Haces aquí? – Dijo la alta figura al estar a unos metros de mi y pude apreciar lo que debía ser su rostro pero no tenia – No deberías estar aquí.

A ¿sí?… tienes que hacer silencio – Dije con una sonrisa corriendo hacia el, pero me tomo con uno de sus tentáculos y con otro me desmayo…

Esta Creepy esta inspirada en la Youtuber colombiana Poché del Dúo Calle y Poché.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Allá afuera

SCP-222

Ítem #: SCP-222 Clasificación del Objeto: Euclid ESTE DOCUMENTOO NO DEBE SER USADO POR PERSONAL BAJO NIVEL DE…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Tinta roja

En los pueblos o ciudades pequeñas abunda el arte urbano, rondando las paredes durante la noche. Esos pueblos,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Blancanieves

¿Os acordáis de la historia de Blancanieves? Claro, es la historia de una malvada reina que quiere ser…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Piso 11

El edificio donde se mudó Miguel solo poseía un ascensor. Esto habría podido ser un inconveniente, considerando los…
Read More
Allá afuera

Dread Keeper

Un ser demoníacorecorre las calles de la ciudad, armado con un par de navajas y siempre carga una…
Read More