The Button Girl Creepypasta

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Era un simple otoño, la madre de Michelle había terminado de fabricar el último juguete del día. Michelle se encontraba en su habitación jugando con su osito de peluche “Teddy”, su única compañía.

(…)

Al día siguiente Michelle se estaba preparando para ir a la escuela. Su madre le dio un beso en la mejilla y le dijo:

“Que te vaya bien en la escuela y aprendes mucho mi amor,¿ok?

“Ok mami” le dijo con una sonrisa.

Ya al tomar el último bocado de su plato, le dio un beso a su madre y salió corriendo por la puerta ya que el autobús había llegado.

Michelle era una niña muy educada y obediente, dulce y tierna, nadie se le resistía a la pequeña de 10 años. Su madre, era la más famosa fabricadora de juguetes del pueblo, la única que mandaba sonrisas a los niños y jóvenes.

Un día la madre se encontraba en su oficina, revisando lo necesario para poder seguir bien en su economía, ya sabes, lo que hacen los trabajadores para seguir manteniendo su empleo y ese tipo de cosas. En ese inesperado momento, uno de los empleados del lugar vino con noticias importantes de los cuales la dueña estaría muy interesada.

“Disculpe señora, hay buenas y…” se detuvo en ese momento

“¿Aha?” se le dirigió con un gesto confuso

“Bu-bueno…”

“¿Sabe una cosa?” le dijo con seriedad

“S-si señora…”

“Yo no estoy aquí para “jueguitos” estúpidos como este joven, así que, ¡HABLE YA!

El joven como de unos 20 años, trago saliva por el susto, pero en ese momento, dijo la última palabra.

“Hay buenas y malas noticias” dijo el chico

“Bueno entonces…diga la buena noticia” dijo la madre

“La buena es que…tenemos el dinero esperado del año”

La madre casi y saltaba de un brinco, ya que con ese dinero, podía alcanzar el sueño de darle el paraíso a su dulce hija.

“Pe-pero”

En ese momento su felicidad fue interrumpida.

“¿Si?”

“Recuerda que hace uno meses, tendríamos competencia” dijo el joven “Pues esa competencia, acabara con nosotros, en la RUINA…”

La madre se detuvo, se paralizo, tantos años de fama, haciendo su pasatiempo favorito, no lo podía creer.

“Como que…RUINA…”

“Bueno, no le quisimos decir la noticia hace unas cuantas semanas…”

“¿¡QUÉ!? Se sorprendió

(…)

Ya al pasar 1 mes, los trabajadores habían renunciado de la empresa, tenía razón el joven ,la ruina había comenzado, hasta la juguetería iba a ser cerrada por no tener clientes y el dinero, había sido gastado en lujos innecesarios.

Michelle no sabía que su madre estaba viviendo un gran infierno, al PERDER…

Un día, Michelle seguía jugando con Teddy a la fiesta de té, su juego preferido. Cuando de repente, una voz susurraba su nombre desde el taller de su madre. A Michelle se le hizo muy raro que alguien le susurrara, pero pensó que sería una urgencia. Ya al llegar al taller, encontró a su madre en un rincón oscuro en el que alumbraba un pedazo de luz las cortinas. Michelle se acercó diciéndole:

“Mami… ¿estás bien?” le pregunto con una voz un poco temblorosa

Su madre se volteo mientras su cuello hacia movimientos extraños, así que Michelle se había asustado un poco.

“¿Bien? le pregunto

“Mami… ¿¡ESE ES EL SEÑOR SONRISAS!? El Señor sonrisas era otro de los peluches favoritos de Michelle

“S-si… ¿te gusta? le pregunto con una sonrisa macabra

“Mamá… ¡TU SONRISA!”

Su madre ya no podía borrarse esa sonrisa de la cara.

“¿Por qué traes esa navaja? le pregunto aterrada

La madre de Michelle le había perforado el estómago al Señor Sonrisas

“Bueno…pensé que…querrías que le hiciera algunos ajustes…jeje” se rio

Michelle retrocedió unos pasos.

“¿Qué pasa cariño?”

De repente, su madre la tomo del brazo arrastrándola en el piso, llevándola a la cocina, sentando la en una de las sillas. Mientras tomaba la navaja.

“Mami ¿qué haces? le dijo aterrada

“No te preocupes querida” le dijo mientras le puso la navaja en su ojo derecho

Después de todo, lo inesperado era que la madre le sacara el ojo, para luego así reemplazarlo con un botón color rosa-purpura, el color preferido de su hija. Sus gritos eran profundos, que se oían por todo el vecindario. Uno de los vecinos despertó del susto, entonces al oír los gritos de la pequeña, tomo el teléfono y llamo a la policía, después se puso sus zapatos y salió corriendo.

Ya era muy tarde, la niña ya había muerto en su último respiro.

(…)

Ya al llegar los oficiales, se llevaron a la madre, la ambulancia cubrió el cuerpo de la difunta niña. Entonces… ¿Qué paso después de todo? a la madre la mandaron a un sanatorio, en el cual se arrepintió de sus pecados y se suicidó, y Michelle…jaja, Michelle…bueno no se supo más de ella, misteriosamente, su cuerpo de niña inocente, DESAPARECIÓ…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

La Quintrala

La Quintrala, seudónimo de Catalina de los Ríos y Lisperguer, fue una aristócrata chilena del siglo XVII, especie…
Read More
El Puente Negro

El lobo-hombre

En el Bois des Fausses-Reposes, al pie de la costa de Picardía, vivía un muy agraciado lobo adulto…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Chessmaster

Mi nombre es William Dwight y voy a contarles mi historia… Recuerdo que desde chico, siempre había querido…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Los seres de luz

En la cultura popular y en laufología, se denomina_ **extraterrestre** _a todoser vivooriginario de algún sitio del Cosmos…
Read More