Te estan esperando

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Era una tarde de verano… Hacía calor y me daban ganas de comprar helado… Así que le pedí a mi padre que me acompañe… (Vivimos en un lugar descampado y alejado, el vecino mas cercano esta a 2 kilómetros) salimos y ya que no había ninguna tienda cerca ,nos fuimos a la ciudad… Dejando a cargo la casa a mi madre y mi hermana.

Ya vamos a llegar, cuando veo un sombra veloz… Tan rápida que fue muy difícilpercibirla, iba con dirección a mi casa, no le tomé importancia ya que tenía más hambre que preocupación pero algo dentro de mí decía que no podía irme… Pero el hambre me ganaba.

Cuando llegué a la tienda sentía que andaba mal… Fui con mi padre a pagar el helado pero pensé en llevarle algo mas a mi madre “_ **Papá, ¿puedo llevarle algo a mi mami?**” Y_me dijo que sí… Entonces fui a donde estaban los bocaditos… Y entonces encuentro a un señor que me queda viendo fijamente y me dice…

_ -¿Tú eres el niño que vive en aquella casa apartada? _

_ -Sí, ¿lo conozco? -_ Se quedó en silencio unos segundos.

Tú a mí no. pero yo a ti sí… Tienes que irte de tu casa y de este lugar _-_Me dijo desesperado.

_ -¿Por qué?, ¿hice algo malo? _ – Pregunté asustado.

_ -No, todo lo contrario… Él va a venir a buscarte, eres la pieza faltante para que sea liberado, ¡TIENES QUE IRTE! _ – Me dijo en voz alta haciendo que mi padre se de cuenta y se acerque a ese lugar y me aparte de aquel señor.

Ya en el auto nos pusimos a hablar sobre lo ocurrido… Me pareció que mi padre me estaba interrogando por ese incidente, pero no le tomé importancia y le dije que no pasaba nada y que era un viejo loco, aunque me preocupaba por mi madre y mi hermana porque había visto esa sombra ir hacia la dirección de mi casa, sólo me relaje y pensé las cosas… Y mientras más pensaba más me preocupaba, al extremo de que al llegar a mi casa no quería bajar del taxi, pero mi padre me convenció de bajar y que nada malo pasaría… Ya desconfiado y con el señor que manejaba el taxi molesto, me armé de valor y baje del taxi con dirección a mi casa.

Lentamente entre en aquella casa que había vivido toda mi vida, pero que en ese momento se sentía como un lugar desconocido, como si nunca hubiera estado ahí, pasaron los minutos y no encontraba a mi madre, me desesperé y le pregunte a mi papá…

_ -Papá, ¿sabes donde esta mi mamá? _ – Pregunté algo alarmado

_ -No hijo, pero busca bien _ – Me dijo tratando de calmarme

Me puse a dar vuelta y media a toda mi casa buscándola, hasta que fui a los alrededores… Ya estaba oscureciendo así que regrese a mi casa con la esperanza de encontrarlas ahí.

Cuando llegue ellas aún no estaban… Y aún peor… Mi padre salió a esa hora a trabajar porque era médico. Me encontraba solo en esa inmensa casa hasta que fui al cuarto de mi mama y vi una nota en la cama que decía: _ “Hijo, tu hermana y yo vamos a ir a visitar a tu tía, si se nos hace tarde regresaremos mañana. Dile a tu padre que te cuide mientras no estoy”. _

Al leer eso me vino una tranquilidad inmensa al alma, pero… Me acordé que estaba solo en casa… Y las palabras de aquel señor que decía _ “Él va a venir a buscarte eres la pieza para que sea liberado, ¡TIENES QUE IRTE!”. _ Esas palabras sonaban una y otra vez en mi cabeza hasta que decidí ir al único lugar en el que me sentía seguro… Mi cuarto, hasta que mi padre llegue las 2 a.m.

Sentía mucho tormento, pero escuché algo en el primer piso… Me llené de alegría al pensar que podría ser mi padre, salí corriendo del cuarto para recibirlo pensando que iba a abrir la puerta y saltar en sus brazos… Pero cometí un grave error al pensar que pudo ser mi padre.

Cuando bajé al primer piso todo estaba apagado, me sentí extrañado, ya que yo dejé todas las luces de mi casa encendidas, pensé que era mi padre que pensaba que me había dormido y quería dejar todo listo para descansar… Así que cuando estaba a un escalón de llegar al primer piso, sentí címo un aire frió recorría mi espalda… Quitando de mi toda sensación de seguridad…

Pisé ese último escalón… Y sentí que no estaba solo, pero que esa persona… O cosa, no tenía buenas intenciones. Así que con mucho temor fui a investigar que pasaba, cogiendo un cuchillo de la cocina para sentirme más seguro… Llegué a mi sala, pensando en que la televisión iba a estar encendida como una típica película de horror. Pero no, era mucho peor.

Al ver la televisión y acercarme veo que en la ventana estaba parada una silueta, que era casi imperceptible en aquel reflejo… Volteo para ver que era lo que me observaba pensando que mi mente me estaba pasado una mala jugada por el miedo que tenía… Pero… ¿Y si era verdad lo que mis ojos veían? No, pensé… Mientras volteaba la mirada hacia aquella ventana.

Al girar la cabeza en la oscuridad, noté que aquella sobra no estaba, relajado subí las escaleras con dirección a mi habitación… Pensando que todo lo que había ocurrido tenía alguna clase de explicación, inventando teorías locas de cómo se apagaron todas las luces. Mientras me acercaba la puerta algo dentro de mi presentía que no estaba seguro en aquel lugar que era mi hogar…

De pie frente a la puerta de mi habitación, lentamente acerco mi mano al pestillo, deseando entrar a aquel lugar que pensaba que era el más seguro para mí… De repente escucho murmullos dentro de mi habitación, que con el pasar de los segundos se convirtieron en llantos, lamentos y risas…. Lentamente y llenándome de valor abrí la puerta sin hacer ningún ruido.

Pero… no había nada, muchos menos alguien. Con un gran sentimiento de tranquilidad entre a la habitación, pero a los pocos segundos escucho una voz corroída que decía:

-_ **Te estábamos esperando** _

Al escuchar aquella voz me quede paralizado, saliendo del trance con la ayuda de la puerta, que se azoto con fuerza después de escuchar esa voz.

  • _ ¿Quién eres? _ – Pregunte con la voz entrecortada y sin mirar atrás.

-_ **Soy alguien que te necesita** _ – Respondió mientras tocaba mi hombro.

  • _ ¿Qué quieres de mí? _ – Pregunte entre lágrimas sin poder contenerme, dejándome llevar por todo el miedo y terror que recorría cada parte de mi cuerpo.

  • Tienes algo que nos ayudara a salir de aquí – Dijo con voz burlona

Pero de repente escuche como se la puerta de la casa se abría, sin pensarlo dos veces y con el miedo absoluto grite muy fuerte – _ ¡PAPAAA! _ – cerré los ojos al voltear e intente de todas las maneras posibles de llegar hacia la puerta, lo hice sin poder creerlo, casi temblando abrí la puerta y baje a toda velocidad. Era mi padre que había regresado a la tienda ya que había olvidado comprar algo de la cena.

Con todo el terror en mi rostro intento explicarle todo lo que paso, pero era inútil ya que solo podía emitir balbuceos y llantos, mi padre fue a investigar pensando que podíamos estar en peligro, por un ladrón o algún animal salvaje… Casi al llegar al último escalón mi padre también pega un grito de horror, que hace que caiga al suelo golpeándose la cabeza y aturdiéndose por unos instantes.

Intente llegar hacia él, pero… pero… estaba en frente mío, bajando los escalones uno por uno. Lentamente alce la mirada… mientras observaba un cuerpo putrefacto, hasta llegar al rostro. Jamás olvidare aquella mirada, los ojos totalmente rojos. Mi única reacción fue salir huyendo de ahí, mientras corría recordé que mi padre aún estaba inocente…

Estando afuera quizá entrar a rescatarlo, pero el miedo era más fuerte que yo… vi como esta cosa lentamente lo levantaba agarrándolo de la cabeza, con sus uñas largas, sonriendo con ese rostro que me llenaba de terror. Antes de irse solo dijo una cosa -_ **Te… Estaré esperando** _ – llevándose a mi padre el, subía lentamente las escaleras hasta desaparecer.

No hice nada y me lamenté mucho por eso… Quizá si yo hubiera ido, jamás se hubiera llevado a mi padre. Llegaste al amanecer, me viste parado en la puerta y con una inexpresividad total solo te dije que se llevaron a papa, simplemente rompí en llanto y llamaste a la policía. Yo no pude narrar mucho de lo que ocurrió simplemente que se lo habían llevado, a tan corta edad no pude decir mucho, el trauma me duro hasta el día de hoy. Muchos años después de todo lo ocurrido por fin puedo contarte todo lo que paso

Después de tantos años pude armarme de valor para enfrentarme a aquello que se llevó a mi padre de niño, espero que puedas compartir esto que te dije, que es mi testimonio, si lo llegan a ver… aléjense del cadáver de ojos rojos. En cuanto a mí, tengo que regresar a aquel lugar a rescatar a mi padre y porque…

ME ESTAN ESPERANDO,

Te quiere Dani.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

SCP-062

Ítem#: SCP-062 Clase de Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: EL SCP-062 se encuentra almacenado en una celda…
Read More
Simbolismo en el cementerio

Abigor

Abigor, también llamado Eligos o Eligor, según el diccionario demonológico que consultemos, es uno de los habitantes más…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Una noche de espanto

Palideciendo, Iván Ivanovitch Panihidin empezó la historia con emoción: -Densa niebla cubría el pueblo, cuando, en la Noche…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-Nivel Taumiel

Muchas veces se cree en cosas inventadas por otras personas como creepypastas, sin ofender es cierto que aveces…
Read More
Allá afuera

Ghost Boy

Hace años existía un abandonado hospital psiquiátrico para niños dementes y suicidas, hoy en día fue demolido o…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Codex Gigas

El Codex Gigas, la Biblia del Diablo, es uno de los libros malditos más antiguos que existen. La…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-591

Ítem #: SCP-591 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: Instancias del SCP-591 deben estar guardadas por…
Read More