Solía ser un acosador

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Nos conocimos en un antro. No fue el típico «bebe demasiado y liga con una desconocida con la esperanza de que termine en tu cama». En realidad conectamos. Intercambiamos números, salimos durante unas semanas, pero al final… ella perdió el interés. Yo no, aunque ahora me gustaría haberlo hecho.

Estaba literalmente loco por ella, no podía sacarla de mi cabeza y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para verla de nuevo. El único problema era que ella no quería verme. No la seguí físicamente al principio. Estaba contentamente revisando sus sitios de redes sociales que actualizaba muchas veces al día. Cuando las actualizaciones de estado dejaron de ser suficientes, comencé a usar sus “check-ins” para averiguar sus lugares favoritos y empezar a frecuentar con la esperanza de encontrarme con ella.

Funcionó un par de veces, fue entonces cuando empecé a seguirla por completo, y mi mundo se convirtió en una pesadilla. Inicialmente hice la regla de no ir a los alrededores de su casa. Lo último que quería era que un vecino sospechara y llamara a la policía. Rompí mi regla una noche cuando vi como ella llevo a un chico cualquiera de un bar.

Estaba furioso y tenía toda la intención de decirle al chico que se alejara de ella cuando saliera de su casa. Me quedé en mi coche toda la noche, pero él no se fue. El sol comenzó a salir cuando perdí completamente la cabeza y entré en su casa para enfrentarlos a ambos.

Subí por una ventana de la planta baja y me arrastré hasta su dormitorio en el segundo piso. Estaba sola en su cama. Estaba seguro de que no se había ido, así que lo busqué por toda la casa. Estaba en el sótano, colgado de una cuerda y un sistema de poleas al revés con la garganta cortada. Salí corriendo de la casa y llamé a la policía. Confesé mis delitos de acoso y de morada mientras arrestaban a mi ahora exobsesión por un delito mucho mas grave.

No creí que la situación pudiera estar más jodida. Estaba equivocado.

Ella comía personas. Confesó casi de inmediato, y fueron capaces de confirmar que estaba diciendo la verdad probando la carne en su congelador. Ella conocía a un chico, lo llevaba a casa, lo drogaba y lo mataba. Cuatro pobres almas siguieron a su casa como pobres y terminaron en su menú. Cuando me dieron esta información, se me ocurrió que no podía recordar nunca verla comprar carne, cuando la seguía en el supermercado.

Entonces recordé que una de nuestras citas estaba en su casa, donde sirvió un poco de carne para cenar.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
El Puente Negro

Las hermanas Fox

Las hermanas Fox fueron tres mujeres de Nueva York que, de algún modo, revolucionaron el estudio de lo…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-016

Ítem: SCP-016 Clase de Objeto: Keter Procedimientos Especiales de Contención: SCP-016 debe mantenerse confinado todo el tiempo en…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Wonderland

La maldad no nace porque sí. Viene de algún lado, todo tiene su origen. Algunas veces el dolor…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-2095

Ítem #: SCP-2095 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: Se ha construido el Sitio-26 Relicario alrededor…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Muerte en el metro

Arturo, un trabajador del metro, como cada tercer día citó a su novia Angélica en una estación subterránea…
Read More
La Verdadera Historia de la Llorona

Deep Dark Fears

¡Hola! Hace poco encontré en Tumblr un blog muy curioso llamado deep dark fears. Frank Krause, el artista,…
Read More
Allá afuera

SCP-510

Articulo #: SCP-510 Clase: Keter. Procedimiento de Contencion Especial: Las instancias del Scp-510 deben ser tratadas como una…
Read More
Historia:

La hija del castigo

En 1810, vivía en Saint-Maló una joven de diecisiete años, cuyo verdadero nombre era Margarita Breuilh. Era hija…
Read More
El Puente Negro

Faceless

Era una oscura noche de invierno. Yo me dirigía a mi hogar después de las clases de la…
Read More