Sé que estás ahí

Mi amigo Juan y yo somos muy fans de Batman, aunque lo que nos gusta son los villanos, mi favorito es “El Sombrerero Loco” y el de mi amigo, “El Espantapájaros”. Ese era mi segundo personaje favorito. Un día, Juan llegó como siempre a la escuela, y lo primero que hizo fue buscarme porque dijo que me quería mostrar algo, me imaginaba que tenía un cómic nuevo o algo pero me mostró un ratón. Él llevaba algo en la mano que no pude ver. Fuimos al salón de química, ya que ese día a la primera hora no lo usaban, entonces puso al ratón en una mesa y le lanzó una especie de gas.

-Tápate la nariz- me dijo, así que me la tape y el ratón empezó a correr de un lado para el otro, como si lo estuviera persiguiendo algo.

-¿Qué le pasa?

-¿No ves lo que finalmente he creado? Es un gas del miedo, el mismo que utiliza “el espantapájaros”.

Me puse nervioso por un momento.

-¿Quieres que te lance un poco?

Me asusté y luego se empezó a reír, me dijo que solo estaba bromeando y que me tranquilizara.

-¿En qué vas a utilizar eso?

Me dijo que pensaba hacer ley a su manera. Me quedé confundido, pensé en varias cosas, pero después.

-¿Te refieres a que harás justicia como Batman?

Me dijo que sí, pero que él iba a usar el gas del miedo con los criminales y que después los mataría. Me asuste y luego se volvió a reír, dijo que estaba bromeando.

En la noche, cuando finalmente me estoy durmiendo, tengo unos sueños muy extraños: veo a Juan disfrazado del espantapájaros de la serie animada de batman, el de 1997, así que me levanté un poco asustado, de repente escuche que tocaban afuera y eran las 12:00. Nadie en mi casa escuchaba así que fui. Mientras más me acercaba más miedo tenía, entonces miré por la ventana y lo vi, era el espantapájaros, como en mis sueños, solo que este llevaba una guadaña en la espalda, un machete entre su túnica y un cuchillo en el bolsillo. Pensé que era un sueño, así que le abrí la puerta y de repente se quitó la máscara.

-¡Juan!… ¿Qué haces vestido así?! ¡Casi me matas del susto!

Me dijo que ese iba a ser el disfraz que usaría para defender a los inocentes.

-¿Y por qué me lo muestras a esta hora?

Me dijo que él no podía aguantar más para mostrármelo.

2 Días después, mi padre está leyendo entre los periódicos y veo que entre los encabezados decía: “Chico de 15 años muerto por disparo”. Le dije a mi papá que quería leer esa noticia, entonces me dio el periódico y me puse a leerla. Estaba llorando por dentro, decía que un policía al ver que mi amigo estaba torturando a un criminal, le disparó, pensando que era un ser sobrenatural. Después de quitarle la máscara, lo condujo a un hospital, donde murió. Fui a su funeral y estuve llorando horas y horas, ya que él era mi mejor amigo.

Días después vi que en el periódico decía que los criminales de la ciudad aparecían afuera de la estación de policías misteriosamente.

-Alguien más logró hacer el gas del miedo, espero que a esa persona le vaya mejor que a Juan.

Semanas después, todos los criminales estaban encerrados, pero empezaron a ocurrir muertes de manera extraña: junto a cada persona asesinada que la policía encontraba, en las paredes siempre estaba escrito con sangre: “Espantapájaros”. Pensé que alguien estaba haciéndose pasar por Juan, hasta que esa noche lo vi, estaba parado frente a mí y me dijo:

-No tengas miedo, soy yo, hice lo que me prometí, encerré a todos los criminales, pero me he aburrido, me he dado cuenta que matar es divertido, y lo mejor es poner que fui yo, y nadie puede capturarme. Quiero que seas mi compañero, así que te doy 3 días para que no le tengas miedo a nada. Todo lo que hago es por el miedo, y el miedo es poder, así que te veo en 3 días.

Y luego desapareció. Me puse a pensar en qué hacer, y no supe qué. Ya han pasado los 3 días, y me he escondido debajo de mi cama, arriba en la cama le dejé una nota en la que le decía que estaba loco, que jamás seré su compañero. Ha matado a mis padres. Está dando vueltas en mi cuarto, tengo mucho miedo, me está buscando, ha lanzado muchas cosas al suelo y se la pasa diciendo que salga.

Se ha sentado en la cama, parece ser que está cansado. Ya no aguanto, tengo mucho miedo, ya no aguanto más esta pesadilla. Ha salido del cuarto, pero dijo: “Yo sé que estás debajo de tu cama, y si no quieres salir, te sacaré por las malas.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

The Crazy

| | MORADOR DEL LIMBO “Se estremece la tierra, ruge la espuma de los mares sobre las montañas,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Casa abandonada

Una noche, cuatro amigos estábamos reunidos en la casa de otro. Claudio, el dueño de la casa, Emanuel,…
Read More
Allá afuera

El exorcista

Supongo que todo el mundo ha recibido la ya clásica broma de la chica de “El exorcista”. Para…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Alimac

Imaginense estar solos todo el dia, que desde que despiertan hasta que se van a dormir solos por…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Eyeless Jack

Hola, mi nombre es Mitch. Estoy aquí para hablarles de una experiencia que tuve. No sé si fue…
Read More