SCP-2095

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Ítem #: SCP-2095

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: Se ha construido el Sitio-26 Relicario alrededor de SCP-2095, impidiendo el acceso y ocultándolo de vista. El Sitio-26 ha sido cubierto como un observatorio meteorológico y los agentes del gobierno griego se han asegurado que sea públicamente visto como tal.

Descripción: SCP-2095 es un complejo subterráneo similar a un templo ubicado en Gyaros, una isla griega árida y deshabitada en el Mar Egeo. La estructura precede a los sitios arqueológicos previamente conocidos de la isla. Las inscripciones halladas dentro incluyen jeroglíficos cretenses, Lineal A, Cuneiforme Hitita, y un sistema de escritura previamente desconocido de glifos con forma espiral de complejidad variada.

SCP-2095 está compuesto completamente a partir de material biológico y se cree que fue una vez un organismo vivo. Las muestras extraídas desde SCP-2095 han revelado tejidos óseos, quitinosos, musculosos, adiposos y viscerales. La datación por radiocarbono ha puesto la fecha de muerte del sujeto entre 1200–1000 a.C. (1σ) con sus tejidos blandos habiendo sido sometidos a una forma de embalsamamiento.

Las cámaras están conectadas por túneles los cuales son estructural y celularmente similares a la capa interna del tracto intestinal humano. Grandes esfínteres parecen haber servido como puertas y están relajados en forma permanente. Posiblemente esos portales pudieron haber sido abiertos y cerrados según fuera necesario pre-mortem.

La sala más grande contiene un altar compuesto de huesos, una componente del organismo SCP-2095. La evidencia forense sugiere que fue empleado para hacer sacrificios. Se cree posible que los sacrificios proveían a SCP-2095 con los nutrientes necesarios para su sobrevivencia y el piso muestra señales de corrosión por ácido. La base del altar ha sido tallada en un Uróboros, el cual se cree fue un símbolo de importancia religiosa para los creadores de SCP-2095.

Se han descubierto veintinueve pergaminos dentro de la cámara norte de SCP-2095. Solo cuatro de ellos estaban escritos en Cuneiforme Hitita, mientras el resto permanece indescifrable. De aquellos cuatro, tres se consideran de naturaleza espiritual/filosófica, mientras el otro parece ser un informe de inventario.

Los arqueólogos de la Fundación han encontrado evidencia de conflictos a través de la isla. Esto incluye restos esqueléticos que muestran causas de muerte anómalas como implosión, combustión interna, desintegración, envenenamiento radiactivo o reconfiguración física fatal.

La Fundación supo de la existencia de SCP-2095 luego de informes sobre una “catedral de huesos” siendo descubierta por un equipo de arqueólogos griegos que había estado estudiando un gran montículo sobre la isla de Gyaros. Se administraron amnésticos de Clase-B y los arqueólogos fueron regresados a la población general. SCP-2095 fue fácilmente asegurado y la construcción del Relicario del Sitio-26 se completó el 12/09/1949.

INVENTARIO:

Recursos:

[ilegible]

1340 esclavos – 10 rendidos al Altar de la Consunción cuando la Luna Negra mantenga el dominio sobre los Cielos

12 biltu de oro, puro

1200 cabras

300 cerdos

[fragmento perdido]

Nuestra Sagrada Legión:

1000 Wilusa

400 Sardos

250 Kaskas

100 conspiradores Caftorianos – ¿puede confiarse en su lealtad cuando fácilmente traicionaron la suya propia?

2000 Micenos

Arsenal:

2550 espadas y escudos óseos

2000 arcos óseos

10,000 flechas óseas, envenenadas con hellebora y veneno de víbora de la muerte

60 ánforas de [ilegible]

200 ánforas de “fuego líquido”

20 “tablas malditas” – puestas alrededor del perímetro de la isla

1 ánfora de “Muerte Carmesí”

PERGAMINO I:

He completado el descenso de los quince pasos y el ascenso de los pasos de [ilegible]. Y es que el sacerdote del sacrificio que me renueva, arrojando la tosquedad del cuerpo, y, consagrado por necesidad, me he vuelto un espíritu.

Aconsejo a todos aquellos en la mortificación que se calmen y que cada uno tome en su mano el [ilegible] y escriba con su propia letra y que cada uno lleve su ojos hacia arriba y abra la boca hasta que [ilegible]

Este hombre de [ilegible] a quien habéis atestiguado es el sacerdote sacrificado y quien vomitó su propia carne. A él se le dio autoridad sobre la sangre y sobre los hombres en la mortificación.

PERGAMINO II:

[muy manchado; párrafo ilegible]

Y así como él dijo estas cosas a mí y fui forzado a hablar, fue como si sus ojos se volvieran sangre y vomitara toda su carne. Y entonces vi una imagen mutilada de un hombre pequeño, y él estaba desgarrando su carne y [ilegible].

[muy manchado; párrafo ilegible]

Y otra vez conocía la teofanía y otra vez el altar profano, y vi a cierto sacerdote vestido de negro y rojo celebrando esos mismos terribles misterios y dije, “¿Quién es este?”

Le dije, “Estoy aquí porque yo [ilegible] y estoy perdido.”

Él respondió, “Sígueme”.

Y saliendo, le seguí. Y al estar cerca del lugar de las mortificaciones, vi al sacerdote guiarme y se arrojó al lugar de las mortificaciones y todo su cuerpo fue consumido por el fuego.

Viendo esto, corrí y temblaba del miedo y me desperté y me dije, “¿Qué es esto que acabo de vislumbrar?” Y otra vez tomó pensar y determiné que ese sacerdote es el hombre de la Carne Divina. Es necesario para dar el primer paso para arrojarlo al lugar de las mortificaciones. Mi alma una vez más desea ascender — el tercer paso también. Y otra vez, solo, voy por el camino, y mientras me acerco al lugar de las mortificaciones, nuevamente me pierdo, en el camino difuminado, y me detengo, fuera de mi mente.

PERGAMINO III:

Soy Ion, Gran Karcist de Adytum, y me he dado una fuerza intolerable. Pues alguien vino a mí de cabeza en la mañana y me desmembró con una espada y me hizo pedazos, de acuerdo al rigor de la armonía. Y, habiendo cortado mi cabeza con su espada, él rompió mi carne con mis huesos y las quemó en el incendio del tratamiento, hasta que mi cuerpo se transformó, debería aprender a convertirme en espíritu. Y sostengo la misma intolerable fuerza.

Apéndice: El 05/24/2014, ocurrió un terremoto en el Mar Egeo. El Relicario del Sitio-26 no sufrió daños, así como los objetos anómalos retenidos desde su construcción. No obstante, SCP-2095 sufrió daño estructural pero demostró ser un evento casual. Un esfínter hasta ahora desconocido, sellado y escondido a través de la calcificación, se abrió dentro de la cámara del altar.

La exploración de la cámara llevó al descubrimiento de un cuerpo de un ser humano masculino. El individuo no muestra señales de decaimiento y aunque carece de un latido del corazón detectable, los escáneres EEG revelan actividad cerebral baja. Se está llevando a cabo una investigación sobre el sujeto y su relación con SCP-2095.

Dentro se encontró un pergamino bien conservado, disperso descuidadamente y probablemente sin la intención de estar contenido dentro. Deducido como una carta, se cree que fue escrito por la autoridad reinante en SCP-2095 pero no fue enviada, posiblemente debido a los eventos directamente referenciados dentro. El documento ha sido traducido y es ahora accesible para ser visto por el personal de la Fundación

CARTA NO ENVIADA:

Gran Karcist Ion,

Quizá esta misiva te encuentre en Kythera, pues será mi última. Nuestros enemigos han comenzado su asalto a la isla pero hemos completado el Ritual de la Preservación. El Templo dormirá y esperará la Resurrección por los Niños de Adytum.

Los Reinos Caídos y los Seguidores de Mekhane se han unido contra nosotros, incluso aunque sus naciones se desmoronan. Aún así, han transmutado cada victoria nuestra en la región a una derrota., incluso aunque nuestros destinos estén sellados.

El Corazón Sangrante es nuestro último bastión en el Mar Egeo pero no hay duda de que nuestro Dominio Oriental permanece fuerte bajo tu eterna mirada. Las Heridas sostenidas hoy curarán – en los siglos de los siglos, seremos imperecederos.

Su victoria aquí será vacía. Karcist Meksa ha reclamado sus Instrumentos Profanos y va zarpando hacia Kythera mientras escribo esto.

Juro que ninguno dejará esta isla con vida. Que sus nombres sean destruidos y su carne consumida.

Invocamos a la Muerte Carmesí.

Por la sangre de los paganos, nos sacrificamos. Nos veremos de nuevo en Adytum.

Me mantengo,

Karcist Tundas

Fuentes

  • Página oficial: [1]
  • Autor: Metaphysician
  • Página traducida: [2]
  • Traductor: RevenantHeimdall

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Voces en mi Cabeza

El cuchillo cayó al suelo, junto a mis pies. Estaba manchado de sangre.Como mis manos.Observé durante breves instantes…
Read More
Allá afuera

Candy Pop

Érase una vez en un reino de hielo y nieve; el imperio estaba bajo una ola de frío,…
Read More
Allá afuera

SCP-414

Ítem #: SCP-414 Clasificación del Objeto: Keter Procedimientos Especiales de Contención: SCP-414 está actualmente sin contener; los esfuerzos…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El sádico

Les presento a Raúl Osiel Marroquín: “El Sádico”. Intro Le hice un bien a la sociedad, pues esa…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Los Ustachas

En la historia hemos visto las peores dictaduras del mundo unas más largas y otras las más cortas.…
Read More
Allá afuera

SCP-159

Ítem #: SCP-159 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención : SCP-159 está actualmente contenido en un…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Criacuervos

(LA SIGUIENTE HISTORIAQUE SE VA A CONTAR ES UN RESUMEN DE UNA ANTIGUA LEYENDA URBANA DEL S.XIX EN…
Read More
El Puente Negro

La niña del agujero

Ciertas casas en Japón ostentan agujeros y grietas que se extienden por todas las habitaciones. Furtivo, siniestro, los…
Read More