Perro blanco

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Al principio pensé que era solo un animal común y corriente, pero estaba equivocado…

Un día estaba merodeando un campo, en las cercanías del pueblo donde vivo. Estaba con mi padre y ya estaba por atardecer. Ya nos estábamos yendo a casa, no sin antes ver a un animal con aspecto muy particular: Se trataba de un perro de pelaje blanco. Estaba a unos cuantos metros de nosotros. No se por qué, pero me dio la curiosidad de acercarme al animal, pero mi padre ya sabía lo que iba a hacer; así que solo se dirigió a mi:

¿No crees que ya tenemos suficientes perros en nuestra casa?.

Bajé la mirada y junto con mi padre, nos dirigimos a casa. En la noche antes de dormir, me fijé en la ventana de mi habitación por una sensación que sentí antes: pensaba que alguien se acercaba a mi hogar; solo para ver a un perro. Era el mismo animal que estaba en aquel campo hace unas horas. Nunca pensé que sería tan grande; la altura superaba a la de un Pastor alemán. Estaba sentado en la entrada principal de mi hogar…parece que estaba esperando a alguien.

Cuando pasó un auto, a los pocos minutos de pasar el vehículo, salió corriendo en dirección del antes mencionado. Luego de eso, me dispuse a dormir. A la noche siguiente, el mismo animal se presenta en la entrada de nuestra casa, lo veía desde la ventana de mi habitación, pero noté que el hocico del animal estaba manchado con algo de color negro. Luego de unos segundos, vi que esa cosa negra se tornaba de un color rojizo…

E-E-Eso no es…¿sangre?…

No estaba equivocado, estaba manchado con sangre. Lo primero que pensé es que su dueño lo había maltratado y en esos instantes, el perro sale corriendo de nuevo, ya que escuchaba que había otros perros ladrando en un lugar cerca de mi hogar. Nuevamente me dispuse a dormir. Y así pasaban los días: cada noche ese animal merodeaba en mi casa. Llegó un día en que mi padre abría la puerta principal para ver al perro, seguramente para ahuyentarlo. Pero lo que sucedió después, me dejaría aterrorizado de por vida: ni bien el animal vio mi padre, el animal se dispuso a atacarlo…

Mi padre yacía en el suelo, y yo mirando como ese animal lo mordía en la cabeza y en la panza. Gritaba de dolor…mi padre tenia la panza abierta luego de unos mordiscos. Recuerdo que reaccioné al momento y me dirigí a donde estaba pasando el ataque. Pero con la imagen de ver a mi padre siendo atacado por el perro y la angustia del momento, caí en las escaleras. Estaba en el suelo, no sentía una de mis piernas: estaba adolorido. Y de pronto escucho unos pasos y cuando me doy cuenta, ese perro me muerde uno de mis brazos. Gritaba de dolor; sacudía mi brazo una y otra vez…estaba tratando de arrancarme el brazo y luego se dispuso a morder mi cara y es ahí donde mi visión se puso oscura…

Desperté y me di cuenta que estaba en un hospital. Tenía vendada la cara y luego un médico llega a la habitación en la que estaba y me dijo lo siguiente:

Tuviste mucha suerte, muchacho. Tus heridas se veían muy severas. Estarás mucho tiempo aquí.

¿Y mi padre?. ¿Donde está él?.

El médico bajó la mirada. Con solo verlo, me dí cuenta lo que le pasó a mi padre. Estaba devastado porque mi padre era el único con quien vivía en el hogar y sin él, no sería lo mismo…en ese preciso momento solo quería estar con mi padre otra vez. Y me doy cuenta de las veces que ese perro tenía el hocico manchado con sangre, seguramente era por haber matado a personas que se les cruzaba en el camino.

Luego de unos meses, me dieron el alta y uno de mis tíos se ofreció a darme un hogar. No podía creer el hecho que mi padre no estuviera jamás en mi vida, la de nuestra familia y amigos.

Ahora bien, les cuento esto para que supieran mi experiencia con ese perro, porque seguramente no saldré vivo en esta situación: estoy escuchando ladridos y al ver una de las ventanas de la casa, esta ese animal, mirándome y ladrando sin parar. Lo peor de todo es que veo a mi tío…tirado en el suelo…en el patio de la casa…en un gran charco de sangre.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Autobús

Mi nombre es Alicia, tengo 17 años de edad, hace poco estudiaba la preparatoria en la ciudad de…
Read More
Allá afuera

SCP-1093

Ítem #: SCP-1093 Clasificación del objeto: Seguro Procedimientos especiales de contención: SCP-1093 debe ser mantenido dentro de una…
Read More
Allá afuera

Invierno

Qué esplendida vista tengo del Sol, dándome este sus potentes rayos en todo mi ser, calentando mi cuerpo…
Read More