Obra maestra

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Ya he estado acostado por horas. Son las 5:35 a.m. y no hay mucho que pueda hacer. ¿Saben cuál es la peor parte de mi situación? Estoy en el mismo cuarto que mis padres. Aún me ven, y no puedo hacer más que devolverles la mirada y tratar de no gritar. Sus ojos están concentrados en mí y sus bocas totalmente abiertas. Hay un fuerte hedor a sangre y me siento paralizado por el terror.

Aquí está el problema. A la primera sugerencia de que no sigo dormido, estaré completamente perdido. Será mi muerte y no habrá nadie para salvarme de ello. He intentado pensar en alguna salida, pero la única idea que tengo es correr a la puerta y huir gritando por ayuda con la esperanza de que algún vecino me oiga. Es riesgoso, pero si me quedo aquí, es seguro que moriré. Él está esperando a que despierte y vea su obra maestra.

De seguro se preguntan qué está sucediendo, algunas veces tiendo a adelantarme a los hechos.

Hace alrededor de tres horas escuché un grito del otro lado de la casa. Me levanté y fui a revisar de dónde provenía, cuando me di cuenta de que tenía que ir al baño. En vez de hacer lo inteligente y continuar investigando, fui al baño. Había sangre en la alfombra. Me preocupé mucho y corrí de vuelta a mi cuarto, escondiéndome bajo las sábanas como el cobarde que era. Traté de obligarme a volver a dormir, repitiéndome que aquello solo era un sueño muy vívido.

Pero escuché la puerta de mi cuarto abrirse. Como un niño aterrorizado, di un vistazo por debajo de las sábanas. Pude distinguir algo que arrastraba los cuerpos de mis padres dentro de la habitación. No era humano, eso se los puedo asegurar. No tenía pelo. Sin ojos y sin ropa, se paseaba como un cavernario, con su espalda encorvada en tanto movía a mis padres. Pero esa cosa era más inteligente que cualquier cavernícola. Estaba consciente de lo que hacía.

Dejó a mi padre al pie de la cama con su cabeza sobresaliendo de una orilla, viendo en dirección mía. Después sentó a mi madre en una silla apuntando de igual manera hacia mí. Empezó a frotar sus manos contra la pared manchándola de sangre y luego trazó un círculo con el pentagrama del demonio en él. Esta cosa había hecho lo que probablemente llamarían una pieza de arte. Para terminarla, dejó un mensaje en la pared que no podía leer en la oscuridad.

Se colocó debajo de la cama esperando hacer su siguiente movimiento; ha estado ahí desde entonces.

Lo que más me aterra en estos momentos, es que mis ojos se han ajustado a la oscuridad y puedo leer el mensaje en la pared. No quiero verlo, porque es atemorizante pensar en ello. Pero siento la necesidad hacerlo, antes de morir.

Echo un vistazo a la obra maestra de la criatura…

«Sé que estás despierto».


Fuente: http://creepypasta.wikia.com/wiki/Masterpiece

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Abejita

Eras una abejita, te llamaban avecita, volabas junto a mí, juntos recorríamos esas imaginaciones de luchar en batallas…
Read More
El Puente Negro

El mico brujo

En todo El Salvador se conoce la leyenda del “Mico Brujo”. En algunas partes también lo relacionan con…
Read More
Allá afuera

SCP-1454

Ítem #: SCP-1454 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: Cada miembro de SCP-1454 debe ser alojado…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Noroko

Información sobre Noroko Noroko es un fantasma encerrado en una muñeca japonesa de tamaño real, como el de…
Read More
Allá afuera

Noche roja en un parque

Noche de soledad oscurecida y brillantes estrellas. Un inmenso pasillo se deslizaba hasta una puerta entreabierta. Calles solitarias.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Paredes blancas

Vaya, que sorpresa, usted otra vez. ¿Quién lo ha mandado? ¿Su superior? ¿O quién? No importa, pase usted…
Read More