No soy un pokémon malo, solo quiero amigos

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

_ No soy un pokémon malo, sólo quiero amigos. _

Yo era un pokémon salvaje y débil. Muchos entrenadores me usaban para practicar: no me atrapaban, sólo me debilitaban y me abandonaban. Algunos pokémon me decían que lo sentían, pero no era su culpa; a otros, ni les importaba.

Hasta que un niño pequeño, de alrededor de 9 años, robó a su hermano una pokéball, y fue al bosque en el que yo vivía. Fui el primer pokémon que vio. Ya que yo no poseía ataques fuertes, no podía defenderme. Al ver esa pokéball en su mano, pensé que me golpearía, pero grande fue mi sorpresa cuando me la lanzó. No opuse resistencia, quería mucho tener un entrenador.

Al comienzo, me sentía incómodo; poco a poco me encariñé con Todd. Era muy inquieto, pero muy bueno. Él me ocultaba de su madre, quien le decía que aún no podía tener algún pokémon, ya que era muy joven. A mí no me importaba, ¡era su primer pokémon, era especial para él!

Al pasar el tiempo, con prácticas intensivas en los prados contra otros pokémon salvajesevolucionados, ¡ya era un hypno! Todd y yo estábamos muy felices, ¡era el más fuerte!

Un día, Todd llegó triste. Me dijo que había un niño que lo golpeaba, yo le dije: “Llévame, te tendrá respeto al ver que eres un entrenador”. Él me abrazó y me dijo : “Quéinteligente eres, gracias. ¡Te quiero!”.Me sentí muy bien cuando me abrazó. Me sentía útil y querido.

Al día siguiente, nos reunimos en un callejón. Algo me sorprendió, ese niño acosador tenía otro pokémon, un Gliscor que, con risa burlona, me dijo: “No podrás contra mí”.

Su dueño le ordenó que atacara a Todd. Voló por encima de mí e hirió con su cola venenosa a mi niño. Me enojé muchísimo. Usé mi hipnosis para que se asesinara a sí mismo. En eso llegó un adulto, que creyó que había matado a Todd, de modo que me persiguió, pero yo escapé.

Me oculté en una cueva y viví ahí. Al poco tiempo, se construyó un parque de atracciones muy cerca: veía a los niños y quería jugar. Recordé cómo hipnoticé a Gliscor ypensé: “¿Por qué no puedo jugar? Quiero jugar con ellos, los hipnotizo y juego hasta que se cansen y duerman y no se despierten más, luego hipnotizo a otrospara jugar.”

Soy un pokémon bueno, sólo quiero jugar. Seguiré así, hasta que alguien quiera jugar conmigo por su propia voluntad, hasta entonces… ¡A JUGAR!

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
El Puente Negro

Las Duchas

Parte 1 Cada lugar en todas partes del mundo tiene una leyenda urbana específica que simplemente se niega…
Read More
Allá afuera

SCP-919

Ítem #: SCP-919 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: [REVISADO] a partir de // debido a…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Sueños!

La familia Suarez, estaba compuesta por la Sra. Maria, el Sr. Alberto, y sus hijos Darryl de 10…
Read More
Giuseppe Tartini (1692-1770)

Encuadrado

Es curioso cómo el tiempo puede cambiar las percepciones de una persona, ¿no crees? Me refiero, antes la…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La Casa del Jues

Próxima la época de exámenes, Malcolm Malcolmson decidió ir a algún lugar solitario donde poder estudiar sin ser…
Read More