No estás invitado

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Mónica y Ángel dijeron de quedar en un instituto de mi ciudad, y a mí pues me pareció bien. Ahora mismo no recuerdo el nombre del instituto, puede que me acuerde luego.

Ahora que lo pienso, ¿celebrar un cumpleaños en un instituto? hay que ser masoquista para querer ir a la escuela en navidades. Y perdóname Ángel por decir esto pero es la verdad.

A lo que voy, Mónica llegó la primera (cómo no, ella era súper, súper, súper puntual), después llegó Ángel y por último yo.

Mónica le regaló un perfume de Chanel nº 5 (lo típico), que por cierto le faltó tiempo para estrenarlo (ironía).

Ángel me conocía de hace mucho tiempo y sabía que yo era muy despistado, recuerdo perfectamente que él y yo nos mirábamos sonrientes. No se me olvidará jamás en la vida ese momento.

Después soltó una carcajada y me dijo lo siguiente:

“Como hayas venido sin regalo te cuelgo en la canasta aquella de allí”

Como ví que iba completamente en serio me acerqué a él y le dí su regalo (un anillo de plata de primera ley), todo esto te parecerá de lo más normal de eso estoy seguro pero es aquí cuando las cosas se ponen feas.

No estábamos solos en aquel instituto. Ángel y yo estábamos de espaldas y la única que se dio cuenta fue Mónica , hablábamos de los nuevos perfumes que habían salido al mercado cuando de repente, un tipo que no conocíamos de nada se nos acercó.

Llevaba una máscara casera muy mal hecha en la que ponía ” I’m a Monster” (soy un monstruo al español).

Me asusté tanto que por poco pierdo el equilibrio, por unos segundos todo se quedó en silencio, fue algo de lo más extraño. El tipo no habló simplemente se quedó ahí, mirándonos.

Mi amiga creyó que yo estaba involucrado que solo se trataba de una broma mía y no, no lo era… Yo ahí no tenía nada que ver. Yo me quedé como ellos, es decir, de piedra.

Mónica me miró y me dijo:

“Esto no tiene gracia, ¿sabes…?”

Yo no sabía qué hacer pero tenía que hacer algo, así que me acerqué a aquel tipo y le dije con toda la amabilidad del mundo que se fuera, que no estaba invitado y que era una “fiesta VIP” .

Aquel tipo misterioso me miró intensamente sin decir palabra, si yo no lo invité y los chicos tampoco lo invitaron ¿Quién era ése tipo…? y lo más importante, ¿qué quería de nosotros…?

Al ver que no reaccionaba saqué una botella de ginebra y llegué incluso a amenazarle, le dije que si no se iba iba a tener serios problemas. Mis dos amigos trataron de calmarme pero yo estaba demasiado nervioso.

El tipo no me quitaba el ojo de encima y eso me ponía más nervioso. Mónica que parecía no tenerle miedo, se acercó cuidadosamente y le quitó la máscara. Lo que vimos nos dejó boquiabiertos.

Mónica comenzó a gritar despavoridamente, el miedo se fue contagiando, Ángel no sabía qué hacer y yo… Bueno… Yo salí a correr. Lo siento de veras… Es lo primero que se me pasó por la mente, es lo único que puedo decir.

Supongo que es el instinto de supervivencia… Después me arrepentí. Cuando volví al instituto ya no estaban, Mónica y Ángel habían desaparecido… A día de hoy sigo sin saber nada de ellos. Lo único que sé es que he perdido a mis amigos para siempre…

Por cierto… ¿Quieres saber lo que había debajo de aquella máscara? MEJOR NO QUIERAS SABERLO… HAZME CASO…

P.D: El colegio se llama I.E.S Francisco Ayala y se encuentra en la ciudad de Granada, España.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Allá afuera

SCP-1588

Ítem: SCP-1588 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: Debido a su tamaño, composición y ubicación, SCP-1588…
Read More
Allá afuera

Aokigahara

No tenía de qué quejarse. Apenas lo habían ascendido en el trabajo y su novia era de las…
Read More
El Puente Negro

Popsy

Sheridan conducía con lentitud frente a la larga fachada lisa del centro comercial cuando vio al chiquillo salir…
Read More
Asesinos del Zodiaco

William Hope

fue tal vez el primer fotógrafo de lo paranormal, y sin dudas el más polémico de todos. William…
Read More