Muñeca de Trapo

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Una noche fría y sombría era notable en la cuidad de Argentina, una mujer rubia con una vestimenta muy provocadora se encontraba caminando tranquila por las calles, ella sabía todo lo que pasaba en esa ciudad, era peligrosa, llena de ladrones, llena de violadores, llena de secuestradores, llena de gente falsa, engañosa y traidora, llena de borrachos, llena de prostitutas y prostíbulos. Por su mala suerte ella se entrega a varios hombres solo por su supervivencia, perdió muchas cosas y con ellos sus seres, le gustaría a ella saber, que se sentiría estar con ellos, felices en el cielo, pero estaba lejos de eso, y lo sabe por sus pecados. Mientras ella seguía sumergida en sus pensamientos, no se percató de que un hombre la estaba persiguiendo y no tenía buenas intenciones a su parecer

Ella, se cansó de caminar y se sentó en una banca, de la nada sintió un frío recorrer todo su cuerpo, el ambiente para ella se volvió pesado pero todo eso se fue cuando el hombre decide estar enfrente de la chica. Este le saludo amablemente pero ella no le devolvió el saludo, sabía que era lo que quería ese hombre pero estaba adolorida y cansada. El hombre le volvió a saludarla pero ella le volvió a ignorar, el hombre se estaba irritando y cansando del comportamiento de la mujer asi que por última vez la saludó pero cuando se dio cuenta de que ella no tenía intención de hacerlo la tomó del brazo con fuerza, la mujer intentó zafarse utilizando su fuerza pero era inútil en el, ya que era mas fuerte, el hombre… este soltó una carcajada y con su mano libre empezó a estrangular a la mujer, esta dejó de hacer fuerza para intentar zafarse de la del hombre

Su vista poco a poco se ponía oscura pero antes de caer inconsciente pudo sentir devuelta el frío en todo su cuerpo, el ambiente pesado y una niebla grande venirse hacia ambos…..

(. . .)

La mujer despertó en un lugar extraño, no estaba en su casa o en la calle así que se decidió levantarse de la cama en la que se encontraba y camino un poco pero calló al suelo, confundida se levantó otra vez pero no calló al suelo esta vez, camino hasta una puerta de madera y salió dejándola abierta la puerta. Camino por un pasillo casi sin fin, cuando vio unas escaleras bajo con cuidado en estas, cuando bajo se sorprendió al ver comida, un pastel de chocolate, arriba de una mesada, pronto su pansa sonó y sin permiso de alguien o algo… fue y se comió un pedazo del pastel. Cuando terminó se lavo las manos y se las secó, sin darse cuenta que una niña de pelo negro y ojos completamente negros la estaba mirando

-¡Hola! -dijo la niña dulcemente-

La mujer dio un sobresalto y pego un pequeño grito, se dio la vuelta para encontrarse con una niña de pelo negro, piel clara, vestía de un vestido negro con mangas largas a rayas de negro y blanco que sobresalían de esta y con unas botas negras, le extraño fue ver que parte de su flequillo tapaban sus ojos y que sostenía una muñeca de trapo idéntico a ella solo que sus ojos eran botones negros, la pequeña era acompañada por una sonrisa dulce y linda

-Hola? ¿Sabes en donde estoy?-le pregunto confundida-

-asiente con la cabeza- estas en mi casa de muñecas

-Casa de muñecas? -repitio lo último confundida-

-Así es y tú serás la siguiente muñeca-dijo la menor-

Como era una pequeña niña de nomas 10 años pensó que solo era una cosa de pequeños, lastima que lo que le decía la pequeña, era verdad

-Como te llamas? -le pregunto la chica-

-Me llamo lucy, la niña de las muñecas de trapo -extiende su muñeca idéntica a ella- ella es lucy!! Mi segunda amiga!

La rubia quería reírse enfrente de la pequeña pero no podía, su sonrisa era lo que la hacía reír y ni hablar de su comportamiento pero cuando vio la muelca de trapo no resistió y se enpez a reír fuerte, la niña no se lo tomó nada bien porque sabía que significaba esa carcajada fuerte enfrente de ella, no le agradaba que se rieran de ella y mucho menos de su muñeca de trapo, soltó un suspiro de cansancio y dijo

-No le veo lo divertido a nada de lo que hiciste rubia oxigenada… -dijo con una mirada seria-

La mujer se sorprendió por el cambio repentino se actitud de la menor, pero se enojó al recordar el cómo le dijo

-Quien te crees tú para decirme eso maleducada sin valor! -le gritó la mujer-

Maleducada tu, saliste sin mi permiso de la habitación en la que te dejaron mis hermanos y comiste de MI pastel de chocolate y la sin valor eres tú, al no ponerte algo a ti misma por lo que haces, humana insolente -dijo fría la niña mientra amparaba con frialdad a la mayor- me equivoqué mal al dejarte viva

-No necesito de la ayuda de nadie para defenderme, se hacerlo yo sola! -le grito sun más fuerte-

La niña soltó una carcajada psicópata causando miedo en la rubia, podía sentir que algo andaba mal con esa niña

-Pongamos aprueba eso y tu resistencia -dijo para acercarse y tomarla de la muñeca con fuerza-

La pequeña arrastró a la mujer hasta un pasillo, cada paso que daban el lugar de ponía turbio, las paredes se desgastaban solas, el techo rechinaba y el piso se ponía de igual modo, en medio camino tiro la pequeña su muñeca de trapo sin importancia. Llegaron a una puerta de metal la cual sola se abrió, entraron pero la niña por enojo tiró a la rubia por estas, y siguió bajando estas, cuando terminó de bajarlas tomó a la chica del pelo y la arastro hasta una camilla de metal ahora, le dejó hay y cadenas empezaron a tomar de las muñecas piernas y cuello de esta y por último le pusieron un bozal. La niña buscó un muñeco de trapo que había echo antes, mucho antes de que la mujer estuviera hay y en las calles, al encontrar fue a por una repisa en donde habían paradas miles de cosas: cuchillos, hachas, navajas, tijeras, sierras y más cosas, todas ellas estaban ensangrentadas pero la sangre estaba seca

-Intente ser buena contigo pero tu conmigo no, pagarás por tu insolencia perra… -dijo para tomar un cuchillo y acercarse a la mujer peligrosamente- no te preocupes, al menos vas a sentirte y estarás con tus seres queridos, en forma de muñecos de trapo obviamente

La mujer estaba demasiado asustada, nunca había creído que hasta niños podían ser capaces de cometer un asesinato y una tortura

-Ves esto -le muestra un muñeco de trapo idéntica a la mujer rubia- eres tú, ¡te ves tan linda! ¿y sabes algo mas? yo lo hice y sola, y sola, lo voy a torturar… -lentamente paso el cuchillo por la mejilla de la muñeca-

La mujer extraña y asustada sintió como un metal frío era pasado por su mejilla

-veras, con cada victima mía hago casi lo mismo, hablo con ella sobre vi y me comparo con ella mientras la torturó por medio del muñeco pareció a el o ella -dijo para pinchar el brazo de la muñeca-

La mujer sintió el pinchazo y solto un quejido pero no se escuchó muy bien

-Mi vida no fue fácil ¿sabias?-dijo para pinchar otra vez la muñeca pero esta vez con un poco de más fuerza-

La rubia lo volvió a sentir

-Desde que tengo memoria, mi infancia fue dura, recuerdos sin sentido, orfanato maltratador, adoptada y devuelta maltratada… y-yo pasé por momentos trágicos -deja de pinchar a la mujer- y-yo… f-fui violada, fui víctima de una violación empieza a llorar- s-se lo dije a ella pero… ¡¡¡ella solo se burló de mí y en mi cara!!! -dijo la niña parando de llorar y llenándose de odio- desde ese momento todo cambió para mi, ya no veía el mundo como antes y todavía sigo viendo el mundo de igual modo, inseguro, infeliz, patético, maldito y lleno de egoísmo!! Pero… si no hubiera sido por el juguetero…. yo no estaría cumpliendo mi misión… y es acabar con todos ustedes humanos infelices!! -grito llena furia y psicopatía-

Grito por último antes de clavarle miles de veces por todo el cuerpo de la muñeca, la mujer podía sentir cada apuñalada y cada gota de sangre salir de ella, la niña siguió apuñalandola hasta que se cansó y tiró a la muñeca de trapo tomó con fuerza el cuchillo y empezó a apuñalar las piernas de la mujer con ira, dejó de apuñalar sus pierna y empezó a hacer cortes grandes en todo su cuerpo, lágrimas de dolor caían por el rostro de la rubia. La niña dejó de hacer lo que hacía y empezó a abrir parte de sus brazos piernas, desgarraba cada pequeña piel de la joven sin detenerse, le hizo varios cortes en el cuello y le clavó el cuchillo en ambos ojos varias veces y luego le enpezo a abrir lentamente desde los pechos hasta el estómago, cuando lo hizo con sus manos abrió por completo estirando cada parte, con su cuchillo empezó a cortar su intestino delgado y después su intestino grueso, siguio haci hasta que tiró el cuchillo al suelo, tomó sus intestinos y los empezó a tirar y estirar, luego sus brazos se volvieron garras negras y su flequillo se lo colocó de lado dejando ver unos ojos totalmente negros y venas negras, la sonrisa que tenía la niña en su rostro le causaria miedo a cualquiera, empezó a desgarrar a la mujer sin piedad alguna hasta que llegó al corazón que fue en donde introducio su manoboor dentro de ella y tomó su corazón arrancandoleso… su vista de volvió oscura y antes de dormir… escucho un “nos veremos pronto” de parte de ese monstruo

La niña estaba terminando de hacer y reconstruir a la chica, tendría modificaciones nuevas, cuando terminó de lo que hacía se felicito ella misma, pronto lo que terminó cobraría vida, y haci sucedió, la joven abrió sus ojos y se miró haci misma para luego mirar la pequeña

-bienvenida a la familia hermana mayor! Mírate en el espejo -le dijo sonriente la niña mientras apuntaba con su dedo índice a un espejo de cuerpo completo-

La chica obedeció y al verse se vio a sí misma, tenía puesto un vestido lila corto con mangas largas y unas botas negras, miró sus manos que eran garras de puro hierro, miró sus ojos y vio que no los tenía, miró a la pequeña y le preguntó

-¿Quien soy? -pregunto tranquila-

-La nueva integrante de la familia, hermana mayor, allie, la chica rubia de antes -le extiende un cubre ojos lila para dormir-

-Bienvenida a la familia hermana -dijeron tres chicos detrás de ella apareciendo-

-A la familia Myers…-dijeron al mismo tiempo varios muñecos de trapo

Varios muñecos de trapo aparecieron, eran miles a decir verdad, de diferentes tipos y de diferentes habilidades. Los tres muchachos, el primero era castaño, llevaba puesto un cubrebocas negro, una camisa blanca, con un Jean negro y unas converse negras, tenía también unas garras de hierro. El segundo tenía el pelo rubio, llevaba una apariencia similar a allie, llevaba el cubre ojos lila, una remera mangas cortas de igual color, un puleron negro con un pantalón mezclilla y unas botas negras y por último, un chico de pelo negro, sin ojos, con la misma vestimenta que lucy tenía solo que tenis un jean y una campera fina negra y el adifrrrncia de los demás era de totalmente metal

-Solo espera a que el juguetero te vea, espero que todos se llevan bien…-dijo antes de irse a otra parte-

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Alma en pena

Vanessa, es una joven de Gijón que estudia Terapia ocupacional en la Universidad de Talavera. Junto con otras…
Read More
Las Secuelas

Mario

NOTA : Esta es una historia real y resumí mis pensamientos mientras jugaba esto. No tenía ni idea…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Juega con Lala

Siempre he visto muchos juegos terroríficos, en donde hay un ente malvado que trata de matarte o te…
Read More
El Puente Negro

Nora Doll

Emily Lewis, es una joven de 20 años, estudia la carrera de medico cirujano, y tiene una obsesión…
Read More