Los blood howlers invaden Tinder

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Desde ya hace un tiempo he visto un comportamiento extraño con usuarios de Tinder, una aplicación de citas. En mi investigación, el primer dato que saltó a la luz, fue el de personas que vociferaban a todo pulmón sobre que en este espacio, no estamos solos.

Lo siguiente que descubrí, fue sobre los que decían que estábamos en peligro de ponernos expuestos en la aplicación al vernos con otros que no conocíamos, y no tanto por el hecho de que pueda ser alguien fingiendo su identidad, sino, por encontrarnos con alguien que simplemente estaba fuera de nuestros entendimientos.

Es así como me puse en contacto con unos de estos usuarios, quien me dijo una vez y cito tal cual: “Finalmente en el momento más esperado por ambos, la cena, es que vi sus ojos envueltos en un color rojizo incandescente, además de un hambre incontrolable no por la comida, por mí. Obviamente ese no era el momento más esperado para ambos, es claro que ese momento era para cuando yo la llevara a mi casa, ¿pero tú crees que me aventuré a hacer eso?, claro que no, esa tipa no era normal”.

Esto me ayudó a recobrar mi sentido de razón, al saber que estaba yendo por buen camino, pero…, me dejó también envuelto en muchas dudas. Por otra parte, debo de reconocer que varios de mis conejillos de indias no tuvieron la misma suerte…, o la misma destreza, eso no importa, desaparecieron justo después de agendar sus citas.

Mas sin embargo, ¿Qué puedes obtener de verdaderamente valioso cuando no te pones en situación y contexto real como para poder anexar tus teorías tratando de convertirlas en verdades o quizás en doctrinas?

Sí, lo intenté por mí mismo, y mi pellejo sufrió las consecuencias, esto acompañado por la absoluta conclusión, de que entre nosotros, hay entes buscándonos en Tinder, ¿suena loco no lo crees? Yo diría que no son tan malévolos y fríos, pero cuando el hambre llama, nos podemos convertir en verdaderos monstruos. Esa noche, recuerdo, solo fui salvado por el tren del subterráneo, quizás confundí a mi perseguidora entre mezclándome entre tanta gente.

Pero por haberme salvado a mí, herido, supe como un cuerpo muy cerca de donde la dejé, más precisamente en un callejón cercano al subterráneo de trenes, fue encontrado totalmente devorado por lo que parecía ser…, un humano, pues los patrones de dentaduras humanas no se ocultaron. Pienso que mi cita; o mejor dicho mi blood howler, no pudo soportar que su presa se escapara así que decidió irse por otra carnada.

De ser así, deseo en no haberme convertido en un blanco para estas criaturas.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Allá afuera

Absorbido

Felizmente casado, Richard espera su primer hijo con su esposa Sara, una buena mujer que conoció en unas…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-096

**Ítem #:**SCP-096 Clase de Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-096 debe contenerse en su celda, un cubo…
Read More
El Puente Negro

Grinny Cat

Recuerdo la primera vez que lo vi. Salí a dar una vuelta nocturna, como normalmente suelo hacer. No…
Read More
El Puente Negro

Los Holders

En cualquier ciudad, en cualquier país, hay una institución mental o un centro de reinserción social donde puedes…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Elska ruth

El exterior. No estaba bien para salir a la calle. Como un niño, nacido en un bungalow gobernado…
Read More
Allá afuera

La marioneta

Eran las dos de la mañana cuando las chicas volvían a prisa de la fiesta, no obtuvieron el…
Read More