Los amantes tragicos

“Día a día somos sorprendidos por historias de amores…amores entre amados, entre padres que sacrifican todo por sus hijos, por mascotas que duermen a los pies de la tumba donde descansa su dueño. En éstas y varias historias más, rodeadas casi siempre por la tragedia, hay un item en común: el dar todo por el otro.

Las películas y libros actuales se encargaron de darle un toque cursi y absurdo al tema, basándose casi siempre en la celebre creación de William Shakespeare: Romeo y Julieta: la pareja destinada a la tragedia. Es en éste punto que comienza mi historia…de pequeño mi abuelo solía contarme una historia que a él se la contaba su abuelo. La historia de Antonio y Violeta.

El abuelo solía contarla sentado en su silla- hamaca, que crujía cuando el depositaba su cuerpo. El juraba que era verdad pero yo siempre pensé que lo decía para adentrarme en la historia….Esto es lo que recuerdo del relato:

En el año 1499, en un pequeño pueblo en Italia, vivían Antonio y Violeta, “la pareja más enamorada del mundo” como era llamada por los habitantes. Ellos no eran poseedores de sangre noble, ni de grandes fortunas ni de gran valentía, ni siquiera eran considerados bellos, pero poseían un amor tan fuerte el uno por el otro que todo lo demás no importaba. La gente que se encontraba cerca de ellos, afirmaba que era tal la fuerza de su afecto, que irradiaban un magnetismo casi adictivo, por lo que todos los enamorados del pueblo eran atraídos hacia ellos como si tuviesen la flauta de Hamelín. Pero, como ocurre siempre en la vida real, la felicidad dura poco y un trágico día, mientras Violeta salía del hogar para ir al trabajo, una piedra, del tamaño de una caja de zapatos, cayo del techo de un hogar e impacto sobre su cabeza, dándole una muerte instantánea…Antonio fue alertado por sus amigos pero él no quiso creerlo hasta que tuvo el cuerpo en sus manos. La angustia que transmitía hacía llorar hasta al más fuerte y el hermoso día de verano que había, fue cubierto por las más oscuras nubes y una lluvia cuyas gotas, se decía, eran las lagrimas de un ser superior. El dolor de Antonio fue tal, que su corazón no lo soporto y cayo al suelo, junto al cuerpo de su amada y, con lo ultimo de sus fuerzas, se arrastro hasta la cara de Violeta y juro que iban a reencontrarse…

El pueblo nunca se recupero de esa tragedia. Se dice que las plantas y animales fueron invadidos por la tristeza que quedo impregnada en el pueblo y se dejaron morir, rehusándose a comer. Las parejas del pueblo se separaron y reino la desgracia hasta varias décadas después, cuando todos los presentes en ese trágico día, murieron por la vejez.

Pero aquí no termina la historia…se dice que el mal encarnado; El señor de las Tinieblas, estaba al tanto de ésta historia y quería demostrarle su punto a la gente buena: el dolor siempre va a superar al amor. Por lo que libero a los espíritus de Antonio y Violeta del limbo en el que se encontraban, separados el uno del otro, ya que no habían asumido la idea de morir.

El señor de las Tinieblas les ofreció un suculento trato: conseguir cuerpos terrenales, poseyendo a “almas gemelas” con un grado de amor parecido al de ellos dos, pero tras pasar 24 horas, estos tendrían una muerte trágica y Antonio y Violeta tendrían que cargar con la culpa de matar a las personas inocentes poseídas por ellos. También había otro “pero”, una de las dos “almas gemelas” tendrían que invocarlos, ya que éstas “almas gemelas” tendrían timidez, miedo u otro motivo, que no les permitiría acercarse el uno al otro y preferirían ser poseídos y vivir 24 horas a vivir una vida solos. Violeta dudo pero Antonio acepto y tras sellar el pacto de sangre, ambos volvieron al limbo, hasta el momento en que sean llamados por un “alma gemela”….se dice que durante 500 años fueron llamados cientos de veces, y que la culpa y el dolor no lograron reducir su amor a cenizas, sino que lo fortaleció.

Notaran que nunca describí físicamente a Antonio y Violeta, ya que adoptaron tantos cuerpos que hasta ellos mismos olvidaron sus aspectos físicos, ya que su amor se movía en un plano superior a ese. Lamentablemente mi abuelo falleció años atrás y nunca pude saber más sobre ésta historia o su veracidad. Solo se que para invocar a Antonio se debe creer firmemente en que tu “alma gemela” murió y emular un grito de dolor como el de Antonio, haciendo que el te posea. Desconozco el método para ser poseído por Violeta, en caso de las mujeres. Queda en ustedes creerlo o no.

Historia redactada por: @Fred2043 “

Lucas termino de leer la historia de “Fred”, emulando una mueca de asco. Estaba por comentar lo cursi que le parecía la historia para ser un “Creepypasta”, pero llegaba tarde a su trabajo, por lo que cogió su bicicleta y salió a la calle…Odiaba con toda su alma ver parejas felices en la calle mientras trabajaba como repartidor. Además, la lluvia hacía más depresivo el día. Lo único que lo alentaba a seguir era conseguir bastante plata para que, Diana, su vecina, sea su novia…ya que él sabía que las mujeres solo se fijan en uno si éste es un cretino o tiene plata.

Mientras cruzaba una esquina, Lucas recordaba con burla la historia de “Fred”, pensando en que sería mejor si estuviesen alguno de los famosos personajes de las creepypastas y que ahora seguramente harán creepypastas afeminados, como los libros de “Crepúsculo”.

Al terminar su horario de trabajo, Lucas pasó con su bicicleta por su casa, cuando vio en el lugar a Diana saliendo con un chico, ambos abrazados y llevando un paraguas. Lucas sintió que se le rompía su corazón y entró lleno de odio y bronca a su cuarto. Allí se despojo de su ropa mojada y se tiro sobre la cama, mientras imaginaba la muerte de Diana de mil formas distintas, siendo orquestada con los truenos que se escuchaban.

Un grito estremecedor en la calle hizo que Lucas se vistiera rápido y corriera a ver que ocurría. El corazón le latía a mil por hora y al salir de su casa vio a un tumulto de gente reunida en la acera del lugar. Lucas se hizo lugar entre ellos y vio una escena impactante y desalmada: el cuerpo de Diana yacía muerto en la acerca, repleto de sangre y con los ojos abiertos, mientras que, el joven que la llevaba abrazada minutos antes, se arrastraba, con la mandíbula desencajada , hacia el cuerpo de Diana. El joven dio un grito de dolor y cayo muerto al lado de Diana. La fuerte lluvia parecía querer revivir, en vano, el cuerpo de los dos.

El conductor, que había atropellado sin querer a la pareja, lloraba sentado en el piso. Un papel todo arrugado se escapo del cuerpo del joven pretendiente de Diana y, con ayuda del viento, llego a pies del conductor, éste leyó lo único legible del empapado texto: “creer firmemente en que tu “alma gemela” murió”. El conductor recordó a Lucy, la novia de su mejor amigo, a quien amaba en secreto y rompió en llanto…Poco sabía el conductor que Lucas se había jurado, como venganza, matarlo a él y a la mujer que ama en un plazo de 24 horas…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Hell bell

Mi hermano, tras llevarse una gran decepción con la cuarta generación de Pokémon, me regaló todas sus cosas…
Read More
Allá afuera

La monja blanca

María Luisa despertó confundida sobre el banco verde y no fue hasta entonces que cayó en cuenta de…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Yaoi

A ver, el yaoi. Sí, lo admito, soy fujoshi pero no con las creepys. 1.- Si de por…
Read More
Allá afuera

El moño negro

Ese día había sido aburrido como cualquier otro, salí del trabajo y aun que no era tan tarde…
Read More
Asesinos del Zodiaco

No abras la puerta

Es muy común encontrarnos en nuestra vida diaria con diversos letreros de advertencia, desde las típicas y conocidas…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Habitación Cero

Ha pasado un tiempo desde que he escrito algo relacionado con la corporación de Disney, y estoy seguro…
Read More