Locura Transitoria

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Yo soy normal. Soy una persona normal. Respiro, veo, siento, noto. Soy normal. Tengo una mentalidad técnicamente sana. Soy completamente lógica, sierva del camino que no ofrece duda. Soy, soy inconsciente. La inconsciencia es un estado cercano a la inmadurez, pero muy común entre las mentes consentidas. Inconstante… Sí, soy muy inconstante, soy realmente inconstante, pero la inconstancia es la base del esquivazo a la monotonía. Soy inconstantemente constante…, y es muy divertido.

Yo soy normal. Me relaciono con el resto del mundo. Soy normal, tengo amigos. Sí, tengo amigos, y están fatales de la cabeza. Están loquísimos. Ellos sí que no son normales. Yo camino, corro, salto, ruedo, me caigo, me levanto. Yo canto, yo brinco. Tengo por norma general no tener sentimientos que entrelacen lazos sentimentales entre dos personas por un tiempo indeterminado. Otros lo llamaran “enamorarse”. Dicen que es un sentimiento acogedor, pero yo lo veo retorcido y macabro.

El enamorarse es entregarse a la otra persona en cuerpo y alma poniendo la mano en el fuego por ella, pero en la mayor parte de los casos, uno acaba sin cuerpo, sin alma y con la mano ardiendo. Es mejor no enamorarse, yo no quiero enamorarme, no quiero tener cadenas de aire ni un amo de mis pasiones y fantasías que me retuerza. Yo quiero alas… Sí, siempre he querido volar. Tener alas grandes de plumas blancas y brillos dorados de fuerza inmensa… Sí, siempre he querido volar, ¿eh?

-…

Yo soy normal. ¿Eh? qué retorcido eres. Yo admiro la vida. Admiro las historias no narradas del cuaderno del alma. Admiro el paso del tiempo. Admiro la creación. Admiro el replanteamiento del mundo. Admiro lo trascendental de las cosas. ¿Eh? A ti no.

-…

¿He dicho ya que soy normal? La normalidad… ¿Qué es ser normal? Es algo tan sumamente relativo para cada perspectiva porque, yo, soy normal, pero en lo que cabe a ellos soy extraña y abstracta. ¿Se refieren a fea? Es común un insulto bien puesto en una carencia propia de halagos… muy común, lo común es monótono, la monotonía, adoro la monotonía. Odio la inconstancia, mi inconstancia. La inconstancia es compleja, y yo me quiero aferrar a la duda y a lo sencillo. Prefiero preguntar sin tener respuesta a obtenerla y hundirme más en la duda. La ignorancia es cortés. La ignorancia es pura felicidad pues el que no sabe, no tiene pegas ni problemas. El que no sabe no contesta y el que no contesta no se equivoca. Alabada la ignorancia. ¿Eh? Deja de gritar… me haces daño.

-…

Realmente, qué escarnecedor es el tiempo. Indiferente… avanzando, esquivando obstáculos inexistentes en cierto modo. El tiempo es conmovedor, el tiempo es impotencia y rabia… El tiempo es la prueba de cómo la raza humana a veces más que evolucionar retrocede en su propia evidencia. El tiempo es cruel, es inexperto. Qué ironía. El tiempo es inconstante y muy retorcido, inconstante… In-cons-tan-te.

¿Eh? Los errores son pruebas de aprendizaje. Retrocede…

— Querida, ¿podrías responder a la pregunta que te hice?

¿Eh? No… No es a mí. No puede verme… No puede vernos, carece de inteligencia.

— ¿Querida?

¿Eh?

— Respóndeme, por favor, ¿cómo te sientes?

¿Eh? Yo soy normal.

— ¿Querida?

— Normal… ¿Eh? Me siento normal. Es un estado neutral del cerebro. No sientes altibajos emocionales, ¿el no sentirlo me convierte en extraña? Definitivamente, yo soy normal. Yo… Soy normal.

— Bien, noto que hoy no te encuentras muy habladora, lo dejaremos aquí.

¿Eh? Sí, el picaporte. Pero no se dará cuenta. No lo ve ni me ve no nos ve. Carece de inteligencia. Ignorante, cómo odio la ignorancia.

_____________

— ¿Cómo se encuentra?

— Sus constantes “están bien”. no ha vuelto a sufrir autolesiones.

— ¿Pero está recuperándose?

— Venga conmigo, vea usted misma el cambio.

____________

— Yo, soy normal.

— Cielo, soy yo, mamá.

— …

— Tú tranquila, estoy aquí para que veas que te pondrás bien.

— ¿Eh? No… Ha dicho que me pondré bien por un resfriado. No, no, no.

— Cariño.

— No, no, no… Yo soy normal, yo soy normal, yo soy normal, ¡Yo soy normal!

______

Después de todo, ¿cuál es el sentido de la vida? Si yo soy normal y tú eres extraño, significa que yo soy extraño y tú eres normal. Yo noto que la realidad colisiona con el transcurso del tiempo. Noto como chocan la intrusión de lo desconocido contra y de lo descubierto. Soy normal, muy normal, demasiado normal, tanto que me llaman rara. ¿Loca yo?… Locos ellos. Yo no fui la que casi se suicida: fueron ellos los que casi me matan, fueron ellos lo que me empujaron. Yo no soy la que habla sola. Yo no hablo sola… Ellos… Yo.

¿Es fácil tener consciencia de la locura al pensar que es sencillo estar loco por que entre la locura y la cordura hay solo un paso y una fina línea?

Claro, yo soy normal; ellos, no.

Yo… soy… normal.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Allá afuera

SCP-2021

Ítem #: SCP-2021 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: SCP-2021 está contenido en el interior de…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Codex Gigas

El Codex Gigas, la Biblia del Diablo, es uno de los libros malditos más antiguos que existen. La…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Obedece a la morsa

![ class=“thumbimage ” data-video-key=“Obedece_a_la_morsa_(original)” data-video-name=“Obedece a la morsa (original)” width=“320” height=“179” itemprop=“thumbnail”](Obedece a la morsa (original)) Hace algunos…
Read More
Allá afuera

SCP-958

Artículo#: SCP-958 Clase de Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: SCP-958 está actualmente localizado en la Unidad de…
Read More