Llamado a Verónica

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Ana era una chica de la edad de Verónica que conoció la leyenda en la escuela. Sus amigos la retaron, diciéndole que no se atrevía a decir Verónica nueve veces ante el espejo. La chica tenía bastante miedo, pero era más la vergüenza antes sus compañeros, pues a causa de ello sería molestada por todos a diario. Venciendo su miedo, en compañía de una de sus amigas, frente a los espejos de los sanitarios, con la voz algo temblorosa, dijo nueve veces Verónica mientras su acompañante reía. El silencio fue total, pero después de unos segundos, las dos rompieron en risas, pues no había pasado nada. Los demás lo olvidaron enseguida.

Pero a Ana le esperaba una pesadilla que había dado comienzo con aquella invocación a la presencia de Verónica. Esa misma noche estaba en la cama, cuando un sonido la despertó, parecía que alguien le susurraba directo en la nuca, podía sentir la respiración que le hacía cosquillas en el cuello.

Aterrada, se levantó a encender la luz. Volteando hacia cada rincón, se dio cuenta de que estaba completamente sola. A pesar de haber comprobado que en su habitación no había nadie, no pudo dormir en toda la noche.

Al día siguiente, no se atrevió a contárselo a nadie. Estaba muerta de miedo, nerviosa e inquieta, así que fue a los sanitarios, para mojarse un poco la cara. Cuando entro al baño, hacia mucho frio, estando a mita de invierno no parecía tener importancia. Los espejos estaban empanados, Ana lo limpió con la mano, apenas unos tallones, vio entre ellos el reflejo de una chica que no conocía, limpiando un poco más la superficie, se llenó de terror al descubrir que tenía una herida sangrante en la cabeza. Se volvió de prisa, pero detrás d ella no había nadie…

Fue solo un instante fugaz, pero al voltear de nuevo al espejo, en la parte que aun no había limpiado, apareció una frase que decía: -Soy Verónica. No debiste invitarme a volver-.

Ana no pudo soportarlo. Hoy pasa sus días encerrada en un manicomio, y solo habla para jurar y perjurar que el fantasma de Verónica la sigue atormentando.

Más relatos interesantes en: cuentosdeterror.mx

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

El Puente Negro

Existían dos comunidades en la sierra, separadas por un puente negro, construido desde hacía ya mucho tiempo, era…
Read More
Allá afuera

La leyenda del maíz

Se dice que el pueblo azteca quienesteníansus chozas cerca de unas colinas de Tenochtitlán.Vivían cómodamente de sustierrasagrícolas en…
Read More
El Puente Negro

Leyenda de la Siguanaba

Siguanaba : Del nahuat, Siguan: barranco, abismo, Waná: Hermana y B’a: Espectro. Es conocida también como: Sihuanaba, Siguamonta,…
Read More
El Puente Negro

La excursión

Recuerdo que estaba muy emocionado, aquella fría mañana de abril. Era la primera vez que la escuela nos…
Read More