Leyenda de terror el llanto del bebe

Mayela Garcia, una mujer que había tenido la mala experiencia de casarse con un tipo que solo la embarazaba, y después la golpeaba hasta perder los bebes,

Mayela Garcia, una mujer que había tenido la mala experiencia de casarse con un tipo que solo la embarazaba, y después la golpeaba hasta perder los bebes, que tenia en gestación, esto paso en 3 ocasiones, hasta que se armo de valor y se fue de la vida de esa mala persona.

Adrian Jimenes, no podría quedarse solo, el estaba acostumbrado a tener la compañía de su mujer, a la cual solo castigaba, pero para el era la forma de demostrar su cariño.

Como todo loco, Adrian encontró a Mayela, recluida en un monasterio, y de ahí la saco, matando a varias monjas, que se interpusieron en su camino, ella ida, por los acontecimientos, decía que escuchaba los llantos de sus bebes no nacidos, y que le reclamarían tarde o temprano a el.

La llevo a unas cabañas, para escapar de las autoridades, y poder abusar libremente de la que fuera su mujer, ella no opuso resistencia, pero al terminar la violación, ella se suicido, con el arma que llevaba el en su mano.

El tipo que resulto ser un cobarde, planeo enterrarla en el bosque, y aun tibio el cuerpo de la que en un tiempo fue su esposa, se dispuso a enterrar su cuerpo.

Estaba haciendo el pozo en el bosque, cuando vio que algo a su alrededor se empezaba a mover, pensó que algún tipo de animal acechaba, pero empezó a escuchar el llanto de bebes y algunas risillas burlonas, pensó que eran sus nervios, por lo que le había sucedido con su esposa.

En ese momento claramente vio a los 3 bebes que el mismo había matado en el vientre de la que era su esposa, se le quedaron viendo y el tipo al verlos, se tropezó con la pala, con la que excavaba y se pego en la cabeza, cuando despertó, estaba enterrado vivo, así murió el que había hecho tanto daño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La Niebla

Pasaba un poco de las siete de la mañana cuando Erik saltó en la cama de sus padres gritando y haciendo alboroto, estos se negaban a despertar pues el domi

Leyenda del Autobús Fantasma

La antigua carretera de la ciudad de Toluca a la ciudad de Ixtapan de la Sal, era bastante peligrosa, rodeada por un precipicio sumamente profundo y de roc

La leyenda de Juan Ruiz

Cerca de la cueva de Alcalicán, allá en Amecameca, por el camino a Tlamacas. Existe una peña, en la cual los peregrinos que transitan rumbo a la Basílica d