La leyenda del maíz

Se dice que el pueblo azteca quienes tenían sus chozas cerca de unas colinas de Tenochtitlán. Vivían cómodamente de sus tierras agrícolas en donde cultivab

Se dice que el pueblo azteca quienes tenían sus chozas cerca de unas colinas de Tenochtitlán. Vivían cómodamente de sus tierras agrícolas en donde cultivaban tabaco, chiles, maguey, etc.. Sin embargo, esto no era suficiente para satisfacer sus necesidades alimenticias, así que se comenzaron a buscar más variedad de vegetales y frutas.

Pasaron los días y entre sus habitantes se corrió un rumor que atrás de las colinas había cultivos de maíz y rápidamente un pequeño grupo emprendió la ida, cruzaron senderos, se enfrentaron con terrenos escarpados y una densa vegetación, pero en medio del camino se dieron cuenta que era muy peligroso y regresaron.

No sabían que hacer para llegar sanos y salvos a ese lugar, por eso le pidieron ayuda al dios Quetzalcóatl, quién acepto ir. El, se convirtió en hormiga negra y acompañado de una hormiga roja, camino hacia las colinas. Eran tan pequeñas que pasaron desapercibidas por los hambrientos animales que allí habitaban, treparon rocas, ramas y todo lo que encontraban a su paso.

Después de un largo tiempo, llegaron al anhelado lugar y en un dos por tres Quetzalcóatl tomo una semilla de maíz madura y la cargo de regreso entre sus mandíbulas.

Todos esperaban ansiosos su llegada y al paso de las horas, al fin en aquel horizonte se veía la pequeña hormiga negra acompañada de una hormiga roja.

El poderoso diós les entrego a los habitantes la valiosa semilla, quienes se apresuraron rápidamente para plantarla entre sus sembradíos.

Desde ese día, Quetzalcóatl fue venerado por ser quien trajo vida al gran pueblo azteca con el cultivo de maíz.

También te pueden interesar

Gusanos de Seda

Luis era un tipo solitario, a pesar de que el trabajo de sus padres exigía mucho contacto social, el se negaba por completo y permanecía todo el tiempo pos

Leyenda de la Ciguapa

La Ciguapa es una criatura mítica femenina parte del folklore de la República Dominicana. Un país donde habitan muchos entes desconocidos. Esta criatura es