Leyenda de la monja sin cabeza

El Puente Negro
El Puente Negro

Resulta casi imposible encontrar un edificio utilizado como convento en el pasado, que no tenga una leyenda de terror propia. Estas construcciones por motivos diversos se convierten en un sitio idóneo para conservar intactas las impregnaciones fantasmales hasta nuestros días, aunque las construcciones tengan ahora otras funciones.

Generalmente, al tratarse de cedes de internamiento religiosas, son después utilizadas como dependencias de gobierno o escuelas, como en el caso de El antiguo Colegio y Liceo de Nuestra Señora de la Misericordia (hoy MONTE VI), ubicado en Pocitos, Uruguay.

Este lugar que fuera un humilde convento para unas cuantas monjas, y después un colegio de mujeres, tiene pasajes subterráneos , que conectan con el instituto de enfrente, el Colegio San Juan Bautista. Estos pasadizos fueron escenario de los amoríos entre en un joven cura y una monja, quienes desafiaban sin miramientos los mandatos de su religión y la moral de época.

Tuvieron muchos encuentros antes de ser descubiertos por la Superiora del Instituto, quien castigó a la monja, encerrándola en una pequeña habitación, lejos de su enamorado. Ya fuese por la vergüenza, o por el dolor de la separación, la pobre mujer religiosa se quitó la vida ahí en su aislamiento. Su cuerpo, al parecer, fue enterrado en el patio del lugar, debajo de un monumento a Artigas.

La escena de su suicidio no se conoce hoy en día, pero debió ser bastante aterradora, ya que su espíritu sin cabeza puede verse deambular por los pasillos del lugar, mientras que el piano del salón de actos comienza a tocar solo…gritando una tonada triste, que acompañando el macabro contoneo de la figura decapitada.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
El Puente Negro

El velorio

Joaquín era un malicioso, investigaba la muerte de una de las personas mas adineradas de la ciudad, esa…
Read More