La sayona

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Cuenta la historia que hace mucho tiempo vivía una mujer muy hermosa llamada Melissa. Desde muy joven Melissa había tenido la peculiaridad de ser celosa. Ella creció y se casó con un hombre muy bueno, que era incapaz de herir a nadie. Poco tiempo después tuvieron un hermoso hijo.

Pero en su pueblo, que está en la región de Los Llanos, había un hombre de mala fe: mentiroso y mujeriego que se enloquecía por ella. Este la espiaba cada día mientras ella nadaba desnuda en el río. Un día este no fue cauteloso y la mujer termino por descubrirlo.

— ¿Qué haces aquí? ¿Acaso… me espías? … Aunque de ti me lo podía esperar. — Le dijo Melissa con cierta molestia.

—No te estoy espiando, vine a advertirte, mujer. — Mintió este sin remordimiento. — Tu hombre te está cambiando por otra… Tu marido te está traicionando con tu propia madre.

La fémina palideció y salió corriendo hacia su casa. Al llegar allí encontró a su esposo, pero la mujer, en un estado de furia, prendió fuego en su propia casa en la cual se encontraban su esposo y su bebé de 9 meses. Desde lejos se podían escuchaban los llantos del bebé y los gritos desesperados del esposo, pero para cuando llegaron los vecinos, ya era demasiado tarde.

Mientras los vecinos se lamentaban, Melissa había llegado a casa de su mamá, a la cual le contó lo que había hecho y por qué lo hizo. La madre estaba horrorizada y le dijo que ella no la había traicionado. Pero su hija no le creyó; la madre huyó hacia el patio, pero ella la atacó con un machete, perforándole el vientre. Esta, antes de morir, la maldijo:

—Jamás te mentí, hija. Pero tu… tú cometiste el peor pecado, matar a tu propia madre… Hoy te condeno, sayona.

Desde entonces, se cuenta en el pueblo que a los hombres mujeriegos se les aparece una hermosa mujer, quien les pide que le enciendan un cigarro.

Pero no lo hagan, porque al hacerlo verán su espectral rostro… El rostro de la propia muerte y si no mueren del susto al ver esta horrenda cara, ella los acosará tomando diversas formas hasta producirles un infarto, hacer que se caigan por un barranco, mueran en un accidente o cualquier otra muerte horrorosa, ella es, La Sayona.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

No soy un caníbal

La carne humana es sorprendentemente sabrosa. Por favor, no me juzguen. Fue una situación crítica. Me estaba muriendo…
Read More
El Puente Negro

Las ratas

-Si tu caminaste a través del dormitorio, has visto las andrajosas y húmedas colchas revueltas como el mar.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Una noche oscura

Las noches son oscuras. Los faroles están prendidos, pero no hay gente. Nunca puedes encontrar el camino a…
Read More
Creepypasta alternativa: Strider

Escondete

El reloj me miró fijamente con sus ojos rojos, señalándome que él vendría pronto. Siempre viene a la…
Read More
Allá afuera

SCP-1192

Ítem # : SCP-1192 Clasificación del Objeto : Euclid Procedimientos Especiales de Contención : SCP-1192 está contenido en…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Monotonía

Son las 6 de la mañana, te despiertas como cualquier otro día, te dispones a desayunar, cambiarte y…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Dame la mano

Dos amigas que duermen en la misma habitación se asustan a media noche por una tormenta, por lo…
Read More