La que se murió de amor

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Este mito tiene raíces en la historia del país de México. Cuenta la tradición que cuando la joven Felicitas Guerrero se
Cartadeamore
casó en 1862 con Martín de Álzaga, un hombre mayor y acaudalado, era una de las mujeres más bellas de la sociedad porteña. Al año siguiente de la boda y tras perder a su único hijo, Felicitas quedó viuda con apenas 26 años.

Los Guerrero mandaron construir, en homenaje a su hija, una capilla ubicada en la calle Isabel La Católica, entre Brandsen y Pinzón. Los vecinos del lugar sostienen que cada 30 de enero, fecha de la muerte de Felicitas, aparece su fantasma con el torso ensangrentado, vagando errante durante toda la noche hasta el amanecer. Es frecuente, agregan, que muchas mujeres se encomienden a ella para encontrar un gran amor o para conservar el que ya tienen.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Allá afuera

Adiós, mundo cruel

Mi pintoresco pueblo, visión universal de la calma, cuenta también con una imponente tasa de suicidio. Solíamos culpar…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Ojos de gato

Desde que era una cría no aguanto la oscuridad, pero poco a poco me he hecho más inmune.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La risa del duende

Cada día más personas afirman la existencia de seres sobrenaturales, como es el caso de por ejemplo,los duendes.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Moloch

Moloch o Moloch Baal fue un dios de origen canaanita que fue adorado por los fenicios, cartagineses y…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-012

Artículo#: SCP-012 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-012 debe permanecer en una sala oscura todo…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Untersberg

En agosto de 1987, tres personas ingresaron a una montaña del sur de Alemania para explorar varias cavernas.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Morella

El mismo, por si mismo únicamente, eternamente uno, y solo. Platón, Symposium. Consideraba yo a mi amiga Morella…
Read More
Allá afuera

Arcond Blomer

| | MORADOR DEL LIMBO “Se estremece la tierra, ruge la espuma de los mares sobre las montañas,…
Read More