La posesión de Lobsang Rampa

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Hay posesiones fraudulentas, o, para ser menos severos, posesiones que no responden a móviles genuinos.

, autor de un par de docenas de libros de esoterismo, ocultismo y fenómenos paranormales.

Su obra fue muy controvertida. En sus primeros tres libros: El tercer ojo (The Third Eye, 1956), El médico de Lhasa (Doctor From Lhasa, 1959), y El cordón de plata (The Silver Cord, 1960), brinda detalles autobiográficos apócrifos; por ejemplo, su infancia bajo la tutela de un monje en el monasterio de Chakpori, en el Tíbet, donde alcanzó el grado de lama y abad de su orden.

Los detalles autorreferenciales de su vida imaginaria explican sus viajes a la China previo a la invasión del Tíbet por el ejército popular en 1950. Allí se recibirá de médico cirujano en la Universidad de Chunking; se vuelve un piloto autodidacta, se desepeña como oficial médico durante la invasión japonesa; y finalmente es apresado y llevado al Japón, donde es torturado terriblemente.

Pero el audaz Lobsang Rampa logra escapar de sus captores durante el bombardeo de Hiroshima y huye a Moscú, Rusia, donde también es detenido y torturado. En un último acto de osadía, Lobsang Rampa escapa a Francia, luego a Inglaterra y por fin a los Estados Unidos, donde cruzará ilegalmente la frontera al Canadá.

No habría nada para objetar sobre una autobiografía apócrifa. Pero en el caso de Lobsang Rampa es problema se debía a que él mismo creía en su autenticidad.

El tercer ojo (The Third Eye) explica también que en aquel monasterio tibetano donde se crió fue sometido a un curioso procedimiento quirúrgico por el cual los monjes “abrieron” su tercer ojo, otorgándole el don de ver el aura de las personas.

Pero la vida prodigiosa de Lobsang Rampa no termina allí. El tercer ojo narra cómo conoció el reino perdido de Shambhala, sus encuentros esporádicos con el Yeti, y hasta el avistamiento de una momia que resultó ser él mismo en una vida pasada.

Ya al final del libro se cuenta como Lobsang Rampa participó en una ceremonia en la cual se le informa la historia secreta del planeta Tierra, golpeado en tiempos antiquísimos por un asteroide descomunal cuyo impacto tuvo como resultado la unión de la India con Asia, produciendo con ello el levantamiento de las grandes montañas del Tíbet.

A pesar de estas historias encantadoras El tercer ojo fue rechazado por las principales editoriales británicas. Finalmente fue aceptado por Secker and Warburg a cambio de un adelanto de 1000 libras. Antes de arriesgar su publicación, el editor Frederic Warburg se encontró con un tal Carl Kuon Suo, un médico que manifestaba estar ligado al autor del libro. Warburg envió el manuscrito a distintos eruditos, muchos de los cuales manifestaron dudas acerca de su autenticidad. A pesar de ello El tercer ojo fue publicado en 1956 y se convirtió inmediatamente en un gran éxito de ventas.

La popularidad del libro atrajo la atención Heinrich Harrer, un explorador y experto en el Tíbet, que contrató a un detective privado llamado Clifford Burgess para investigar a Lobsang Rampa. Los resultados de la investigación fueron publicados en la edición de febrero de 1958 del periódico Daily Mail. El autor del libro era en realidad un tal Cyril Henry Hoskin, nacido en Plympton, condado de Devon, hijo de un fontanero que nunca había viajado al Tíbet y que de hecho no hablaba ni una palabra de tibetano. En 1948 había cambiado legalmente su nombre por el de Carl Kuon Suo antes de adoptar el nombre de Lobsang Rampa.

Pronto se inició una cacería periodística que dio con el hallazgo físico del escritor. Este no negó haber nacido proverbialmente bajo el nombre de Cyril Hoskin, pero aclaró que su cuerpo ahora se hallaba ocupado por el espíritu de Lobsang Rampa y que para enterarse de los detalles habría que esperar un nuevo libro.

Aquel libro llegó en 1960. Se lo tituló La historia de Rampa (The Rampa Story). Allí se explica con lujo de detalles un accidente con consecuencias formidables.

El autor -promete- se había caído de un arbusto en su casa de Surrey mientras intentaba fotografiar un búho. Mientras su cuerpo permanecía inconsciente sobre la hierba vio la figura de un monje que caminaba hacia él. El hombre le habló sobre Rampa y la posbilidad de tomar posesión de su cuerpo. Hoskin aceptó, argumentando que después de todo su vida era una mierda.

Lobsang Rampa continuó escribiendo obsesivamente. El público, que conocía intimamente el fraude, siguió alimentándolo con el objeto de renovar su indignación. Lobsang Rampa, que también sabía que nadie creía en él, siguió subiendo la apuesta al tocar temas verdaderamente inadmisibles, pero que sin embargo fueron éxitos de venta, como por ejemplo su obra más oscura: Viviendo con el lama (Living With The Lama), sobre el cual declaró que había sido dictado telepáticamente por su gato siamés llamado Fifi Greywhiskers.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

SCP-280

Ítem #: SCP 280 Clasificación del Objeto: Ketter Procedimientos Especiales de Contención: SCP-280 debe estar en una celda…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Perro perdido

Era una fría mañana, el aire era húmedo, el cielo parecía que tenía intención de llover. Janine se…
Read More
Allá afuera

El toro de oro

**** **Aquí en la parte alta de la ciudad de Tacna (Perú) cuando alguien conduce de madrugada por…
Read More
Asesinos del Zodiaco

CANDLE COVE

NetNostalgia Forum – Televisión (local) Skyshale033 Subject: Candle Cove, show infantil local? ¿Donde ocurrió?que ocurrio entre 1971 y…
Read More
Allá afuera

SCP-1893

Usted está actualmente viendo la Iteración C de la documentación sobre esta entidad. Para visualizar otra iteración, recargue…
Read More
Allá afuera

Motaba

CUIDADO: VIRUS MOTABA IDENTIFICADO. Motaba era un virus artificial que había sido creado como arma bacteriológica. Lamentablemente, el…
Read More