La muerte de Julia Astigan (un bebé en la ventana)

Berenice
Berenice

Deja ver si entiendo esto bien…

Porque la verdad es que me cuesta mucho trabajo hacer que entre en mi cerebro…

Julia Astigan era una muchacha de 26 años que vivía sola en una linda casa cerca la costa. Una hija ejemplar según sus desconsolados padres y una chica muy trabajadora y responsable según Cristian Kast, su jefe en la heladería donde trabajaba. No tenía motivos para cometer semejante suicidio pues todo parecía estar yendo bien en su vida… salvo, salvo hasta aquel singular día viernes 07 de Junio del año 2009.

La noche de aquel día Julia se encontraba en su habitación en el segundo piso de la casa buscando su teléfono móvil por todos lados, tratando de recordar donde diantres lo había dejado la última vez. Le urgía encontrarlo pronto ya que esa noche tenía planeado salir con sus amigas a un pub de la zona para distraerse y despejarse de la semana. De pronto… mientras buscaba su teléfono, algo le llamó poderosamente la atención en la ventana de aquel segundo piso… se trataba de un bebé. Un extraño y horrible bebé flotaba en el aire y le miraba por la ventana hacia adentro. El rostro de la criatura era de lo más bizarro, sus grandes ojos no pestañeaban solo observaban a Julia fijamente con gran fascinación, y su boca agrietada por líneas de sangre contenía una extraña mueca que distaba mucho de parecer una sonrisa. La muchacha estuvo a punto de desvanecerse por el horror que la tenebrosa aparición le ocasionó, pero se contuvo y logró correr hasta el cuarto de baño dando alaridos de terror. Permaneció allí por largos 30 minutos hasta que gracias a un titánico esfuerzo logró recuperar en algo la calma… luego, decidió volver a su cuarto.

Allí nuevamente le esperaba aquella demoniaca aparición, aquel bebé horrible y bizarro como él solo… con sus manitas apoyadas contra el vidrio de la ventana, observando maliciosamente a Julia. La muchacha en un arrebato de desquiciamiento le gritó con todas sus fuerzas, pero la criatura ni se inmutó. Invadida por el terror, Julia fue corriendo hasta otra habitación en el segundo piso y al ver por esa otra ventana vio al mismo bebé… extraño, tétrico, desnudo… observándole por la ventana nuevamente con esa singular mueca en su rostro. ¿Cómo podía estar sucediendo esto?, ¿por qué?, todas esas preguntas se hacía la chica mientras bajaba las escaleras con prisa y torpemente hasta el primer piso para ir por ayuda. Sin embargo, al intentar abrir la puerta de entrada de la casa, comprobó que estaba firmemente cerrada… así es, cerrada por fuera. Corrió hasta la cocina y la puerta que daba al patio trasero permanecía de igual forma, cerrada firmemente por fuera. Julia creía estar viviendo una pesadilla, la más horrible de todas y lloraba aterrada por no poder despertar… sobre todo cuando caía en cuenta que hasta hace unas semanas –aconsejada por un amigo- puso barras de protección en las ventanas del primer piso, pues su casa si bien no se encontraba tan aislada, no podía evitar ser víctima de algún robo mientras ella trabajaba durante el día.

Pasaron horas, horas en las que Julia se encontraba totalmente incomunicada con el exterior, agazapada en el oscuro pasillo del segundo piso… totalmente aterrada sin saber qué hacer. Había cogido un cuchillo de la cocina y había planeado romper alguna ventana del piso de arriba para luego intentar saltar, o algo así, sin embargo el fantasmagórico bebé permanecía en la misma posición… observando cual macabro espectador hacia adentro. Julia ya no se atrevía a mirar más a la ventana… ni siquiera iba a acercarse. Lloró aterrada durante casi toda la noche y sus nervios gradualmente se hicieron añicos. Cogió un bolígrafo y papel para luego comenzar a escribir todos estos acontecimientos… escribió todo, absolutamente todo, hasta llegar a la fatal decisión de acabar con su vida, pues la muerte a ese momento le parecía hermosa…

Y así fue, Julia cogió el cuchillo y con él rebanó su propia garganta… murió desangrada en el pasillo del segundo piso a eso de las 4 y media de la madrugada.

Una chica hermosa, jovial…, trabajadora y con todo un futuro por delante, ¿entiendes lo que quiero decir?

¿¡Y ahora tú vienes y me intentas convencer de que todo ha sido un accidente ocasionado por una estúpida broma tuya!?, ¡¿eh?!

-Ha sido solo una broma, señor…- contestó el asustado y desconsolado chico al policía que le interrogaba en el cuartel.- le juro que jamás pensé que ella iba a tomar esa decisión.

-Así que solo una broma.- repitió el policía.- Por eso le robaste el celular aquella mañana, ¿no?

-Era… era parte de la broma….

-Claro, claro… y aconsejarle que pusiera barrotes de protección en las ventanas del primer piso también lo fue. ¡Vamos! Llevabas días planeando esto, ¡la querías ver muerta!

-¡No! – exclamó el muchacho al borde de las lágrimas.- todo fue una broma, un montaje, el bebé era un muñeco inflado… usted mismo lo tiene guardado como evidencia, solo quise asustarla, trabé sus puertas para darle un gran susto, solo eso…

-Para darle un gran susto,… claro que sí. Ahora ella está muerta y sus padres totalmente desconsolados, ¿qué piensas decirles?, ¿Qué todo ha sido una broma?… ha sido todo muy bien planificado, no podrás alegar nada. Por lo bajo te darán 20 años de perpetua, ¿oiste? Jajaja, ¡hasta luego, idiota!- dijo el policía levantándose de la mesa.

-Ha sido un error….- repitió el joven desconsoladamente.- solo fue una broma…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Creepypasta alternativa: Strider

Caer en cuenta

Estás recostado en tu cama, y para no hacer la historia larga, no puedes dormir. Has sido molestado…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Cimerio

Grande y poderoso demonio africano. Es una fuente temida de cultura y saber, enseña perfectamente la gramática, la…
Read More
El Puente Negro

Greis

Los infames campos de concentración de los nazis eran un horror en sí mismos, se podría llenar toda…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Nunca te olvidé

Sangre, sudor, sufrimiento, eso es lo único que recuerdo, ¿por qué?, ¿Por qué no puedo recordar nada más…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Elizabeth Báthory

El caso de este personaje resulta verdaderamente interesante para la historia del crimen en serie, partiendo en un…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Un alma rota

Esta historia comienza en un pequeño pueblo, sus habitantes son perseguidos por los condenados que perdieron sus vidas,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-738

Ítem #: SCP-738 Clasificación del Objeto : Keter Procedimientos Especiales de Contención : SCP-738 deberá almacenarse en todo…
Read More