La hija del diablo

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

El día 17 de mayo, un día antes de mi cumpleaños, se me ocurrió salir a dar una vuelta con mis amigas a la higuera del cementerio, a ellas les pareció genial y me acompañaron, llegamos a la higuera, pero esta, ya había sido ocupada por otros chicos que estaban haciendo una sesión espiritista, a nosotras nos pareció atractivo quedarnos a mirar, ellos nos invitaron a formar parte y aceptamos de buena gana.

La sesión al principio fue un chiste, todo el tiempo eran risas y más risas, una de las chicas del otro grupo preguntó si conocíamos a algún muerto para convocar su espíritu, después de darle varias vueltas a mi cabeza decidí dar el nombre de mi padre, al grupo le pareció bien y empezamos a llamarlo.

Pasó un buen rato y no sucedía nada, cuando de repente… la aguja comenzó a moverse de un lado a otro, estaba como loca, luego empezó a girar en círculos, todos los que estábamos ahí no sabíamos que hacer, luego uno de los presentes me dijo que le dijera algo porque era mi padre, la verdad a mi no se me ocurría nada y le dije “ Muéstrate”… nunca debería haber dicho eso…

La higuera en donde estábamos empezó a agitarse y, desde la copa del árbol, se podía divisar una sombra muy rara, esta comenzó a bajar y ya luego se podía divisar mucho mejor, era una especie de dragón con forma de hombre, todos los que estábamos ahí entramos en pánico, no sabíamos que hacer, si correr, si gritar o solamente quedarnos quietos como estatuas; algunos entraron en trance, otros simplemente comenzaron a arrojarle piedras, lástima que ninguna le hacía daño.

La bestia seguía caminando en dirección hacia a mí, yo estaba paralizada, todo mi cuerpo temblaba, mis manos estaban sudorosas, creo que eso era el verdadero miedo, la bestia cada vez se acercaba más y más, cuando ya estaba frente a mi cara, soltó una carcajada horrenda, que dejo en mis oídos un pequeño pito, mi cuerpo aun no recobraba el movimiento, estaba estático, yo solo quería gritar, quería por fin librarme del terror que me embargaba, pero no podía.

Todo el grupo miraba a la bestia, una de mis amigas comenzó a rezar, y el resto la siguió, la bestia se volvió hacia ellos y los arrojó lejos, al ver esto ya sabía con quién me enfrentaba, era ni más ni menos que Lucifer…

El demonio nuevamente se acercó donde mi y me dijo…”¿Querías conocer a tú padre?, pues aquí está”, al escuchar esto, me desvanecí y desperté en este lugar horrible donde solo reina la oscuridad, y la única luz que veo es la de mi alma, que sigue viva en las tinieblas.

Solo me queda pedir…AYUDA!!!

No había nadie a mi al rededor y me apareció una especie de espíritu no sabía si era mi padre o el mismísimo demonio, estaba completamente sola y ninguna de mis amigas ni de los chicos del otro grupo estaban conmigo, en eso me senté llorando, estaba confundida, no asimilaba la situación, no me importó que la bestia estuviera allí, solo quería regresar a casa o, de menos, tener la compañía de alguien, en eso miré a la bestia y le grité ¡¡¡NO TE TENGO MIEDO!!! solo quiero regresar a casa, eres mi padre, no logro entender como eso es posible y nunca haz hecho algo por mi, solo devuelve a mis amigas a sus casas y a mi regrésame con mamá.

La bestia se agarró a carcajadas y dijo así: JAJAJAJAJAJAJA!!!!! yo no soy una buena bestia, ¿acaso eres tonta? las bestias no hacemos nada por nadie y fue un error que tu madre se metiera con un fenómeno como yo, igual tienes que regresar pero de mi no te olvidarás tan fácil.

Vivirás la peor miseria!! y tendrás una vida muy desagradable hasta que llegues al suicidio o igual podemos cambiar las cosas, tu no sabrás que soy yo tu padre y yo haré lo mismo cuando llegues con tu madre, porque me das vergüenza, eres todo lo contrario a mi y tus amigas una de ellas pagará el haber cometido el invocarme, y tu no sabrás el por qué tu eliges es una desgracia de vida o olvidarme y perder a un ser querido?

Y le contesté: puedo saber quien es ella?

La bestia respondió: Claro, tu mejor amiga!!

me derrumbe en llanto y me decidí por aceptarlo, a la mañana siguiente en mi cumpleaños llego la madre de mi mejor amiga llorando dándome la mala noticia de la muerte de mi mejor amiga yo creí que era solo una pesadilla la mama me comento que había una nota que decía: “cumplí con el trato”.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Masked

Masked Mitch Walker, fue un niño como cualquiera, pues era sencillo y simpático, así fue hasta parte de…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El elevador

Abrí velozmente la puerta del auto. Era un vehículo pequeño y estábamos todos dentro, mi madre, mi tío,…
Read More
El Puente Negro

Te odio

Te odio, te odio por ser quien eres: por ser una persona ridícula, por no tener absolutamente nada…
Read More
Allá afuera

Homicidal Liu

Todo comenzó una noche, la noche que Jeffrey Woods enloqueció completamente y asesinó a sus padres y a…
Read More