La flor de la muerte

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

¿Alguna vez haz odiado tanto a alguienque deseas verlo muerto? A mí me sucedió, realmente odiaba a mi padrastro, golpeaba a mi madre, le decía cosas obscenas a mi hermana menor, a mí me golpeaba también y robaba mi dinero para salir a emborracharse, ¿por qué no hacíamos nada? La casa era de él, si lo denunciábamos no tendríamos lugar para vivir, además mi madre no trabajaba y dependíamos de este puerco para comer.

Un día los golpes que le dio a mi madre fueron tan fuertes que quedó inconsciente, mi hermana lloraba demasiado al ver lo sucedido y al pensar que luego iría por ella para abusar de su frágil cuerpo. Ahí decidí que era demasiado debía matarlo pero… ¿cómo lo haría? Sólo tenía 13 años, él era mucho más grande y fuerte que yo, entonces encontré este pequeño ritual en un extraño libro de la biblioteca pública, parecía simple, así que lo intenté.

Si piensas hacerlo presta mucha atención, cada paso es importante. Una noche sin luna te sentarás en medio del jardín, cerrarás los ojos y dirás; _ ‘’El odio se comió mi alma, deseo saciar mi sed de venganza’’ _ lo dirás tres veces lentamente, cuando lo estés diciendo escucharás ruidos raros y sentirás mucho frío, pero no debes abrir los ojos por nada del mundo, luego de decirlo esperarás 5 segundos y los ruidos se acabarán junto con el frío, ahí abre tus ojos, te encontrarás en un jardín grande, donde el cielo será gris y los árboles azules, caminarás hacia el único árbol de hojas blancas y cerrarás los ojos frente a él y dirás nuevamente; _ ‘’El odio se comió mi alma, deseo saciar mi sed de venganza’’ _ solo una vez, al abrir los ojos te encontrarás con una mujer

muy alta y de aspecto horripilante, pero no debes demostrar miedo frente a ella, solo mira sus ojos azules y sonríe, ella te entregará una hermosa flor de tallo gris y pétalos rojo vino, al tomar la flor ella dirá con múltiples voces dentro de ella – _ Pon la flor sobre su pecho mientras duerme y morirá al instante, pero si lo haces tus días en la tierra serán acortados y vivirás atormentado por nosotras día a día hasta tu muerte – _ Cuando tomé la flor volví a estar sentado en mi jardín, esta vez con la flor en mi mano. Al entrar en la casa, él cerdo dormía en el sofá, puse la flor sobre su pecho y corrí a mi cuarto.

Desperté a la mañana siguiente por los gritos de madre al encontrarlo muerto, al mirar por la ventana vi a la mujer con la flor en sus manos. Hoy tengo 19 años y la veo todo el tiempo, en la calle, el espejo, el auto bus, el trabajo y en mis sueños, ayer en todas partes veía flores de la muerte y escribo esto para advertir a los demás que quieran hacer esto, piénsenlo dos veces.

Ahora rodeado de flores de la muerte por todas partes, espero la mía, que acabará con mi vida.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Cupcakes

La historia de Cupcakes. El aire era cálido y el sol brillaba, todo los ponies en Ponyville estaban…
Read More
Teddy: … (versión no oficial)

El número telefónico

Señor: “¿Hola sí, quién habla?”. Número desconocido: -ruidos extraños- Señor: “Oiga, no se haga el de llamada extraña.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Mundo Mañana

**Después de Mundo Ahora** Fue el calor del sol lo que me despertó en la azotea, justo donde…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Némesis

A través de las puertas del sueño custodiadas por los ghules, Más allá de los abismos de la…
Read More
El Puente Negro

Aquello

Nunca más vuelvo a ir a un cementerio, gracias a eso tengo un fantasma en mi espejo. Tengo…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Mi nueva casa

Siempre he estado solo, desde que vivía con mis padres, literalmente, ellos trabajaban mucho y llegaban muy tarde,…
Read More
Allá afuera

SCP-078

Ítem #: SCP-078 Clasificación del objeto: Euclid Procedimientos especiales de contención: SCP-078 debe ser dejado colgando en la…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Rechazo de Dios

-¿Hola, hay alguien ahí? Al otro lado del confesionario, nadie contestó al dueño de aquella quebrantada voz. -¿No…
Read More