La chica de la casa abandonada

El Puente Negro
El Puente Negro

Estaba con unos amigos en el recreo de mi liceo,unos de mis amigos llamado Lucas nos dijo que su hermana mayor le contó sobre una apuesta que estaban haciendo en su liceo,se trataba de ir a una casa abandonada algo cerca de su liceo y traer una foto de cerca de la única ventana que tenía,que daba a un cuarto en la cual dormía la hija de la pareja que vivía anteriormente ahí. Ninguno de nosotros le vio lo terrorífico,pero el nos dijo que muchos no lo lograron por el terrible perro que vivía en el patio de la casa, yo fui el único que acepto.

Al otro día, hablando con Lucas por facebook, el me dijo que ni se me ocurra usar una foto falsa,porque su hermana le había dado una de las fotos que había sacado uno de los chicos que lo lograron ,la verdad es que si se me había pasado por la mente hacer eso,nunca me cayeron muy bien los perros, así que tuve que resignarme a hacerlo y le dije que lo haría el próximo domingo.

Le dije a mi madre que iría a la casa de Lucas y que me dejara ir solo ,me tardo un par de intentos pero la logre convencer.

El domingo por la tarde fui a la casa con las instrucciones de la hermana de Lucas. Vi la ventana en unas de las paredes en la cual no estaba la puerta, la casa era de un piso, supuse que la familia podía haber sido de clase media. La casa estaba grafiteada y parecía un basurero, así que también supuse que el perro vino después del graffiti.

Vi el perro a unos 2 o 3 metros de la ventana, me estaba gruñendo, no se me había ocurrido una forma de distraer al perro, así que me designe a ocultarme y a esperar que el perro se fuera o se durmiera. Supongo que se preguntaran porque no le sacaba una foto de lejos,les diré que la apuesta también decía que la foto tenía que ser sacada de cerca.

Después de minuto el perro comenzó a ladrar fuertemente y luego salio corriendo, me pregunto porque no le di importancia, fui ha sacar la foto después de que el perro se alejara.

En la habitación que estaba detrás de la ventana vi a una chica sentada en el suelo en forma india mirándose en un espejo, la verdad no me sorprendí un poco al verla hay, lo que me sorprendió fue que ella estaba desnuda, me quede mirándola no más de medio minuto y debo admitir de que casi tengo una erección, pero como dije solo me quede viéndola no mas de medio minuto y fue porque de pronto ella gateo muy rápido hacia la ventana y me miró echando un grito horrendo, su cara era horrorosa, no tenia piel y parecía que tenía pus, sus ojos estaban totalmente negros, tenía una boca enorme y adentro de esta no había ni lengua ni dientes di nada,era como un tubo hecho de carne podrida con gusanos. Empece a gemir, a gritar del horror y a correr desaforadamente.

En estos años nunca conté esto, porque obviamente nadie me creería pero me he animado, estoy escribiendo esto porque se me ha ocurrido ir devuelta ha esta casa,no se porque,pero quiero saber que fue lo que paso, y prefiero dejar esta historia escrita por lo que pueda pasar.

PERIODISTA DEL CANAL 12 : Y esta es la carta que dejo un chico de Tacuarembo en su cuarto antes de ir a esa extraña casa que ya ha sido visitada por la policía y no se a encontrado ni al adolescente ni ha nadie, esta historia se ha hecho una de las mas famosas en este departamento y se conoce como real.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Nicole

Leed atentos porque ésto que os voy a contar me esta matando poco a poco. Él se llamaba…
Read More
Allá afuera

SCP-313

Ítem #: SCP-313 Clasificación del Objeto : Seguro Procedimientos Especiales de Contención : SCP-313 debe ser mantenido sin…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El monje

Esto que vamos a contar está basado en hechos reales —o, al menos, eso dice la gente —.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Y yo a ti

Estuve platicando con una amiga que conocí hace tiempo por chat. Un día, me dijo que era vidente,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El último pecado

—¿Papi? ¿Qué está sucediendo? El miedo impregnaba cada una de sus palabras en tanto su mente de cinco…
Read More