Juega con Lala

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Siempre he visto muchos juegos terroríficos, en donde hay un ente malvado que trata de matarte o te atormenta sin razón, pero, hay uno un poco diferente y a la vez similar a todos esos juegos. Esté juego sirve para convocar a Lala. Quiero aclararte que aunque haya un ritual de por medio en esté juego, no es solamente convocar a una entidad y así obtener riquezas u satisfacer el morbo que tengas, sino en poder dejar de sentir esa soledad que alguna vez todos hemos sufrido. Para entender en que consiste “Jugar con Lala”, primero hay que saber quién es Lala, y por qué quiere jugar:

Solo quiere ser feliz

En una ciudad podrida por la violencia y la ignorancia, vivía una familia como cualquier otra conformada por un padre, una madre, y una hija de tan solo ocho años. En esos tiempos tener comida fresca era un lujo para aquellos que podían comprarla o robarla, como los padres de Lala no podía comprarla ni robarla, decidieron que lo mejor era que su hija fuera a un orfanato de una iglesia, una parroquia que era dirigida por un joven padre, ahí ella podría tener una buena comida y buenos amigos, quienes serían su nueva familia.

Lala fue llevada con engaños a la parroquia y cuando se dio, la vuelta sus padres ya no estaban. Ella sin perder la esperanza, espero sentada en la puerta por varias horas, hasta que se quedó dormida. Fue entonces que fue recogida por el padre y la llevo junto con los demás niños.

A pasear que ella era una niña muy sociable y educada, ninguno de los niños del orfanato la considero una amiga. La timidez de Lala desperto en varios de los niños un deseo ferviente de agredirla y discrimirla ya que no parecia que fuera a quejarse o defenderse, sumado a eso, el aspecto físico de Lala no era el más bello entre el de la mayoria de niñas de su edad; tenia un cuerpo algo rechoncho a pesar de comer poco, tenia en los dientes incisivos separados por un ligero espacio, la punta de su nariz estaba un poco inclinada hacia arriba, tenia varias pecas por sus mofletes, y el color y forma de sus ojos azules eran muy similares al gobernante de la ciudad quien tenia la culpa de toda la crisis. Con lo cuál se gano varios apodos ofensivos como “La cerda del Gobernador” y “Coneja gorda”.

Al ver que ella no tenía amigos, busco entre los juguetes donados al orfanato algo que la ayudara a no sentirse sola, y si fuera posible, poder tener algo de amor de nuevo. Entre todos los juguetes, encontró una muñeca que vestía un elegante vestido renacentista y tenía unos gran des ojos azules, eso le hizo sentirse identificada con ella. Como Lala quería que la muñeca fuera su amiga y familia, la bautizo con su propio nombre para que así todo el amor que ella le podría dar también ella lo pudiera recibir.

Pasaron los días y los demás niños les parecía extraño que Lala hablara constantemente con una muñeca, y que, además, se viera más feliz que ellos, como si tuviera la familia que todos anhelan obtener.

La confusión se convirtió en envidia, y la envidia en odio, y un día cuando Lala estaba jugando en la entrada de la parroquia, los demás niños la empujaron hacia el barro causando que entrara una gran cantidad de barro en sus ojos. El ardor que Lala sintio, hizo que soltara a su muñeca, cayendo en los pies de los niños. Cuando ellos vieron la sonrisa de la muñeca, desataron toda su furia contra Lala; la patearon, la insultaron, y al final la escupieron. Lala solo podía llorar, pero no era por los golpes, sino porque no veía a su muñeca.

Los niños se regocijaron de sus actos y antes de irse, uno de ellos agarro su muñeca, y al ver sus ojos azules, saco un corrector negro, pinto por completo los dos ojos de la muñeca y luego se lo lanzó contra la cabeza de Lala.

Lala quedo tendía en el barro junto con la fría lluvia cuyas aguas comenzaban a caer a chorros. Al día siguiente, Lala despertó en su cama con los ojos vendados y con una fiebre de 40°C, en ese momento llegó el padre y le pregunto cómo se sentía, pero a ella no le importaba su salud, solo quería saber dónde estaba su muñeca y como no pedía otra cosa el padre le trajo su muñeca toda sucia y con los ojos negros. El padre le explico que no podían quitar la tinta así que de los ojos y le ofreció comprarle otra muñeca, pero ella se negó y le dijo.

Ella soy yo, y está triste, ya que no tengo las fuerzas como para jugar conmigo. Por favor, juegue conmigo, no quiero sentirme sola

El padre comprendiendo la mentalidad de Lala, agarro la muñeca, y empezó a tratarla como su fuera su hija, le hablo, la peino, y jugo con ella. Lala, a pesar de que no podía ver, se puso feliz y con una sonrisa en su rostro se quitó la venda mostrando sus ojos total mente oscuros. En ese momento, el padre se asusto, soltó la muñeca y se fue asustado en busca de ayuda. Lala cerró los ojos con una expresión de felicidad.

Sucesivamente, como si hubieran esperado a que el padre se fuera, entraron los mismos niños que la habían maltratado el día anterior; Al verla tan feliz, empezaron nuevamente a insultarla y empujarla. Sin embargo, ella no se movía. Entonces, uno de ellos se percató de la muñeca, y cuando la recogido, Lala abrió los ojos y dijo.

Ella soy yo, y está triste, ya que no tengo las fuerzas como para jugar conmigo. Por favor, juegue conmigo, no quiero sentirme sola

El niño se rió, empezó a golpear a la muñeca, a insultarla y a ensuciarla, para finalmente destrozarla con un pisotón. En ese momento, Lala se puso triste y empezó a llorar, causando la risa de todos los niños.

En ese momento la puerta se cerró y las ventanas se abrieron por el fuerte viento helado que cubrió todo el cuarto; los niños se asustaron y corrieron hacia la puerta en un intento desesperado por escapar, pero de pronto el que estaba al frente de todos fue lanzado por la ventana, cayendo de cabeza hacia el suelo y al llegar, su cabeza fue parcialmente aplastada ensuciando el asfalto del patio. El segundo fue empujado violentamente hacia un costado de la pared rompiéndose el cuello como papel.

En ese momento, los niños se alejaron de la puerta y se acurrucaron en una esquina. La habitación empezó a llenarse de un frió que no era de esté mundo y en las paredes se empezaron a formar unos extraños ojos azúles. Cada vez hacia más frió y uno de ellos se acercó a Lala, y trato de quitarle la sabana. Entonces Lala le miro e inmediatamente el muchacho fue cortado en dos regando sus tripas por todo el cuarto.

Pasaron dos horas, el padre regreso con un doctor para que revisara a Lala. Cuando entraron, vieron a los siete niños temblando en una esquina. En ese momento el padre, creyendo que estaban molestando a Lala, voto a todos del cuarto sin escuchar sus lamentos. En ese momento el doctor reviso a Lala y luego le dijo al padre:

Padre… Quisiera que me respondiera con sinceridad… ¿Está niña realmente hablo con usted hacia dos horas?

¿Que clase de pregunta es esa? – Increpo

No soy forense pero… como mínimo esta niña lleva muerta desde ayer. lo lamento padre

En ese momento un grito desesperado vino del patio de afuera, como si hubieran visto a un demonio. En ese momento el padre corrió hacia donde se había escuchado el grito solo para encontrar el cadáver mutilado de tres niños y una muñeca; de una piel tan pálida como la luna, ojos negros como la noche y una agradable sonrisa, cuya satisfacían era la sangre de los que no fueron su familia.

¿Quieres conocerla?

no entra en sus capacidades.

Si decides empezar con el ritual, debes saber que necesitaras tener a tu disposición una muñeca de porcelana, preferiblemente con ojos azules. Después, píntale de negro los ojos por completo, tanto el iris como la cornea. Cuando hayas acabado, lleva la muñeca a una habitación y dejala sola durante dos horas sin que nadie la moleste.

Cuando haya finalizado el tiempo, entra a la habitación donde hayas dejado a la muñeca, y llevala a la bañera. Para este punto será importante que tengas a tu disposición un cubo de tierra, da igual el tipo. Tendrás que llenar la bañera de agua, no hace falta que esté completamente llena, con que haya agua suficiente para mojar a la muñeca será suficiente. Mezcla la mitad de la tierra con el agua hasta que se forme un liquido de un color marrón (da igual el tono). Entonces, deberás sumergir a la muñeca dentro del agua bruta que has formado, tenla dentro del liquido hasta que deje de salirle aire a la muñeca. Finalmente, sacala del agua y recitale las siguientes palabras:

Sé que eres tú, y sé que estás triste, ya que no tienes las fuerzas como para que juegue contigo, por favor, deja que juegue contigo para que ya no te sientas sola

En ese momento, notarás que la muñeca respira y que la porcelana es ahora carne; enhorabuena, has logrado invocar a Lala. A partir de esté punto pueden pasar muchas cosas pero no te preocupes, no pasara nada siniestro ni aterrador. Lala se mostrará algo tímida con lo que únicamente te mirara con curiosidad, es aquí donde tu que la has llamado, deberás ideartelas para relacionarte con ella. Puedes perfectamente proponerle jugar a las casitas, o quizás algún juego de mesa, o incluso algún videojuego, las posibilidades son infinitas.

Lala no es muy exigente con lo que si la tratas bien, es muy probable que ella te quiera prestar su ayuda en algún momento y te lo hará saber. Puedes pedirle lo que quieras, desde que descubra cosas para ti, hacer que otras personas se interesen en ti, incluso hacer que puedas volar, pero recuerda, solo deseos posibles en el plano físico de los vivos, Lala tiene sus limitaciones.

Ha habido peticiones de todo tipo, por ejemplo, hubo una ve que una chica le pidio a Lala que la ayudara a enfrentar a unas chicas que le hacían sufría acoso escolar, Lala les hizo pasar un terrible infierno y jamás volvieron a meterse con su amiga. Jamás, te lo aseguro.

Hubo otra ocasión que un niño solamente le pidió a Lala que le ayudará a copiar en unos exámenes y Lala encantada le ayudo. Eso si, Lala luego hizo que su amigo hincara los codos estudiando. La amistad verdadera quiere ante todo lo mejor para nosotros.

Ten en cuenta que Lala solo quiere hacer amigos, aprovecharse de la ayuda de ella no esta bien, con lo que no la uses de recadera solamente. Puedes presentarle nuevas amistades y hacer que todo el mundo pueda jugar con Lala. Ella solo quiere sentirse amada. Pero cuidado, debes saber que si Lala tiene muchas amistades puede tener poco tiempo para ti, es importante ante todo que las amistades se cuiden. Siempre es importante tener una buena amistad que muchas vacias.

Si en algún momento por lo que sea, necesitas tu espacio, no te preocupes, puedes hablar con Lala sobre eso y ella lo respetará y entenderá. También puede presentarse el caso de que Lala quiera verse con alguna amistad y te lo comente a ti. En cualquier caso, cuando os despidáis, la muñeca volverá a ser de porcelana. Es muy importante que la guardes ya que sino, el vinculo que os une se rompería y ya no podríais mantener contacto.

Si por lo que sea decides romper o perder la muñeca, más vale que sepas esto; quien hace amigos del otro mundo debe hacerse cargo de sus amistades por toda la eternidad. No importa el como, pero debes conseguir cuanto antes un sustituto para la muñeca, romper la muñeca no romperá el vinculo con el alma de Lala, sino vuestra amistad. Las consecuencias pueden ser severas.

Ya sabes que les paso a los chicos que me maltrataron ¿Verdad? Pero créeme, si te matará quizás te haría un favor. Verás, en algunas ocasiones, hecho de menos cuando estaba viva y suelo poseer el cuerpo de la gente que noto que no se merece mi amistad. He llegado a poseer hasta más de diez años el cuerpo de alguien, lo realmente interesante del asunto es que si me quedo mucho tiempo en el cuerpo de alguien, el alma de mi poseído desaparece sin más. Ni infierno ni paraíso, solamente la absoluta nada. Cuando me aburro de la vida que vivo, me gusta jugar “a que me suicido” ¿Sabes? Resulta interesante poder experimentar la muerte tantas veces.

Por favor, no pienses en mi como una villana, es lo que ocurre cuando una amistad es falsa conmigo. Si solo vas a usarme para lo que te interesa, luego no esperes que no hayan consecuencias. De corazón, espero que entiendas lo que implica jugar conmigo.

Con todo mi amor, Lala.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Issei Sagawa

Issei Sagawa era un estudiante japonés muy inteligente, obsesionado con las mujeres altas de rasgos occidentales. De baja…
Read More
Allá afuera

Zalgo

Zalgo, es una entidad maligna caótica, asociada comúnmente con la locura, la muerte, la destrucción, el miedo y…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La loca de Omegle

Como soy un anónimo más en este sitio que escribe desde algún ordenador en algún lugar de Latinoamérica…
Read More