Ellos están aquí

Un Misterioso Templo Oculto
Un Misterioso Templo Oculto

Una fría noche en mi casa me disponía a dormir, pero llovía mucho y tenía algo de insomnio debido al estrés de los exámenes finales. Me tumbé en la cama y estuve cerca de una hora dando vueltas, tratando de conciliar el sueño, pero fue inútil. Al cabo de un rato conseguí dormirme un poco, pero a las dos horas me levanté sudando por una pesadilla que parecía muy real.

Todo lo que recuerdo es un pasillo oscuro con una sombra al fondo. Por alguna razón me vi obligado a seguirla, adentrándome cada vez más en lo que parecía ser un hospital. De repente empezó a hacer frío y un susurro a lo lejos me decía: “_Ayúdame, por favor, ellos vienen por mí…”._Todo empezó a desmoronarse y caí al vacío. Permanecí allí hasta que me desperté.

Intenté tranquilizarme diciéndome que solo había sido un sueño. Tras respirar profundamente unos minutos en la oscuridad de mi cuarto, volví a dormir. Tras unas horas volví a soñar.

Esta vez estaba corriendo por un bosque oscuro. No veía nada, y lo único que escuchaba era una voz a mis espaldas, gritando: “¡C_orre, corre, corre,_ _no mires atrás…!”._

De repente, percibìun susurro en mi oído, una voz que decía: “No corras, no tengas miedo… escucha, corres peligro, debes marcharte algo, te sigue…”.

Me desperté poco a poco y me levanté en un bosque. No sabía cómo había llegado allí, y todo lo que recuerdo es el sueño y las palabras de aquella voz misteriosa: “Algo te sigue, corre”.

Me paré a pensar por un momento. Podía ser mi imaginación y que todo fuera un sueño, ¿¡pero quèdiablos hacía en medio de un bosque a oscuras!? Empecé a caminar en la oscuridad como pude hasta encontrar un agujero con unas escaleras. En algún lugar cercano oía lobos aullando a la luna.

Decidí bajar, pues parecía más inteligente que tener que enfrentarme a aquellas criaturas. Bajé poco a poco por las escaleras,pero cedieron bajo mi peso, puesto que estaban viejas y oxidadas. Caí al suelo arenoso con un golpe sordo, y me moví a tientas hasta que encontré una linterna antigua. Eché un vistazo a mi alrededor. Debía de ser un búnker perteneciente a una guerra antigua, pues había mapas, rifles y más armas. También encontré una cámara vieja que todavía funcionaba. Miré la película, pero estaba vacía… Apunté a lo que parecía una celda con la linterna y la cámara a la vez, ya que me pareció escuchar un sonido, y no pude creer lo que veían mis ojos. Una sombra humana, un ente real, un fantasma. Hablaba un idioma que no entendía, parecía que hablaba al revés.

Descubrí que solo se veía a través de la cámara. Asustado, me alejé poco a poco hasta llegar a la pared y me senté en el suelo. De repente me empezó a doler la cabeza, y escuché la misma voz que en mi sueño: “N_o tengas miedo, no puede hacerte daño, pues está atrapado.Pero cuidado con los que están libres. Usa la cámara para verlos, tùno puedes mirarlospero ellos a ti si y no puedes defenderte, así que soko corre”._

Deseaba que fuese una pesadilla. Quería despertar, pero no podía. Era real, no era un sueño.

Eché a caminar por los túneles del búnker con la cámara en la mano y la linterna en la otra. Se oían ruidos de cadenas y lamentos que me ponían los pelos de punta. De repente se abrió una puerta y apunté con la cámara. Era un grupo de personas en fila que iban hacia una habitación. Parecían prisioneros. Caminé hacia el lugary vi sangre en las paredes y marcas de arañazos,parecía ser una cámara de fusilamiento. No quiero ni imaginar las atrocidades que se llegaron a hacer en este lugar.

De pronto escuché un ruido y volví a oírla voz misteriosa, diciéndome: “Corre, debes esconderte; ya vienen. Búscame, busca mi cuerpo…”.

Empecé a correr mientras sentìagritos y todo empezaba a desmoronarse. Tropecé, y,cuando volví a levantarme, aparecí en una ciudad.

No sabía qué hacía ahí, solo recordé que debía huir, así que agarré la cámara y eché a andar por la oscuridad. No había nadie, como era de esperar, pues era invierno era plena noche. Caminé y caminé hasta llegar a una casa cuya puerta estaba abierta. No sé por qué, pero me sentía atraído. Algo me decía que obtendría respuestas en ese hogar. Entré y, a oscuras, caminé hasta llegar al interruptor de la luz, pero el fusible estaba fundido. Fui al sótano buscando uno de recambio y encontré una soga ensangrentada. Al lado encontré un fusible.

Encendí la luz. Hecho eso, vi una antigua foto de una mujer bella y elegante. Estaba algo rota, pero aun así la llevé conmigo porque sentía que me serviría más adelante.

Me volvió a doler la cabeza y escuché la voz: “Estás cerca, pero a la vez lejos, sigue”.

Oì un ruido inhumano y toméla cámara. Era una sombra negra, no tenía forma humanoide. Jadeando, parecía buscar algo desesperadamente. La enfoqué con el lentepero no lavi muy bien. Subí silenciosamente las escaleras y, en cuanto pude, escapé por la ventana. Aterricé en el suelo y corrí hasta desaparecer en la oscuridad.

Pronto, me encontré frente a un hospital como en mi sueño, y vi una luz encendida. Me dirigí hacia la entrada en la oscuridad de la noche y me colé. Caminé entre los pasillos a oscuras con mi linterna. A mis espaldas, las puertas se cerraban solas, pero ya no me sorprendía. Ya había visto de todo. Llegué al sótano, que parecía ser una morgue. Busqué entre los cuerpos, tratando de encontrar el de aquella mujer, pero todos eran esqueletos. Se me ocurrió usar la cámara y vi su espíritu, el que me había guiado, pero no estábamos solos.

Por el conducto de ventilación se coló las sombra negra. Intentó atacarme, se metió en mi cuerpo;entre terribles dolores, acabé en el suelo. Luché con todas mis fuerzas para mantener el control y poco a poco lo recuperé, gracias al espíritu de aquella mujer… Ella me estaba ayudando. Me desmayé.

No sé cuánto tiempo permanecí inconsciente, pero, cuando desperté, ella estaba frente a mí, y me dijo: “Gracias hijo, me has liberado. Has pasado los peligros y has conseguido acabar con la sombra. Ahora vuelve a tu hogar, es tu recompensa”.

Me desperté en mi sofá, y pensé que todo habìa sido un sueño. Sin embargo, tenía algo en la mano: la foto de la mujer del sueño… Todo fue real…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Allá afuera

El ave fénix

Seguro escuchaste de ella, ¿no? Un ave del color del fuego, a veces representada en llamas de hecho,…
Read More
El Puente Negro

Goli Otok

Goli Otok, Croacia, 1955: El cielo estaba furioso, lanzaba aquellas gotas cristalinas con tanta violencia que parecían traspasar…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Xenophilia

En realidad, yo debería haber sabido mejor. “Legend of Ocarina – Rupia Quest” sonaba como un intento mal…
Read More