El origen de Géminis

Allá afuera
Allá afuera

Todos conocemos los doce signos zodiacales, Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. No, Ofiuco no es para mí un signo. Cada uno de estos signos con su respectiva duración. Como creo que todos tenemos entendido, aquellas personas nacidas en determinado período de tiempo, generalmente iniciado el 21 y terminado el 20 del siguiente mes, son designadas a alguno de estos signos. Es también sabido que cada signo está representado por una constelación y algún símbolo, tal como Libra está representado por una balanza y Aries un Carnero, sin embargo hay muy pocos, tan solo cuatro, que son representados por algún humano.

De ahí que en mi surgiera una pequeña duda que comenzaría a atormentarme por varios días ¿Por qué hay tan pocos humanos representando a, justamente, los humanos de ese signo?

Como dicen, la curiosidad mató al gato, y que perfecto que entra ese decir a lo que me ocurriría por curioso. Ya he dicho que esa duda comenzaría a atormentarme, pues sí, aunque al principio me pareció una duda cualquiera, al tiempo comencé a pensar más y más tiempo en cuál podría ser la razón. Mis semanas suelen ser muy ocupadas debido al estudio, y cuando digo muy ocupadas me refiero a MUY ocupadas, por tanto tuve que esperar hasta el fin de semana para poder centrarme en eso que venía ocupando mi cabeza desde hace días. Maldigo el día en el que descubrí ese detalle, el día en el que me hice esa pregunta.

Me decidí a buscar el origen de cada uno de los signos, leí cómo Heracles derrotó al León de Nemea, la travesía de Jason hasta Colquide buscando el Vellocino de Oro, entre los tantos otros orígenes que se les atribuyen a cada símbolo que representan a los signos. Todos me los aprendí, podría decirse que me obsesioné con esto, pasé cada fin de semana leyendo por horas esta temática que me tenía absorto. Sin embargo, de todo ese tiempo que busqué el origen de los signos, había uno que me llamaba poderosamente la atención, GÉMINIS. Mis esfuerzos por encontrarle un origen y significado al signo que me representa fueron vanos, no conseguí uno que lograra convencerme. Sí, sé que dirán que Castor y Polux fueron muy importantes, sé de memoria su historia, pero sentía que faltaba algo. Vacaciones de invierno, benditas sean, por fin llegaron y tuve 2 semanas para investigar, mis días y noches eran los signos del Zodiaco. Una noche, tras unas exhaustivas 16 horas de lectura continua decidí ir a dormir para seguir averiguando más cosas sobre Géminis. Cuando el cursor ya estaba sobre el botón de apagado salió un mensaje de los que salen al haber un error, este cuadro de texto decía:

“Jamás encontrarás respuesta a tu pregunta, nadie la sabe en realidad, mas yo soy Geminis y se la verdad que se ha prohibido revelar. He decidido iluminarte 1, porque tú mereces el saber, y mi oscuro pasado tendrás el orgullo y placer de conocer.”

A ver, dijo que era Géminis, la primer idea que me hice fue que era, como yo, de este signo ¿Qué otra cosa podría suponerse ante eso, que era el mismísimo signo el que me hablaba? Ja, no estaba tan loco en ese momento. En fin, le di al único botón que salía, el cual era Aceptar , como suele pasar en casos de error. Al darle al botón se abrió el navegador y me llevó a una página muy extraña. Esta página no tenía ni imágenes, ni enlaces, ni fondo, nada, solo texto: una historia. Lo que más me extraño, además del simple formato de la página es que no tenía URL. Lo que decía dicha página, la historia que allí se narraba era la siguiente:

Todo transcurrió en un ya remoto pasado, cuando los signos aún no eran más que 11, puesto que aún no había ningún suceso que valiera lo suficiente como para que se uniese a los otros grandes del zodiaco. Los meses de mayo y junio carecían de un signo en aquel entonces. Sucedió entonces que, cumplidos ya los 9 meses de gesta, un 22 de mayo, nacieron dos hermanos, gemelos estos. El lazo que unía a estos hermanos era muy grande, eran inseparables. No importaba que, el uno o el otro acompañaba a su hermano a lo que sea, y lo ayudaba siempre. Al menos así fue hasta que la enfermedad decidió separarlos. Apenas si sobrevivió una semana aquel hermano que moriría en brazos de su hermano, ese nefasto 21 de junio, que en ningún momento se separó de él. Tanta fue la amargura de este que no soportó la idea de seguir viviendo sin la compañía de su hermano y más grande fue el anhelo de volver a reunirse con este que no le importó si el dolor eterno les deparaba si podrían estar juntos nuevamente. Nadie sabe sus razones, pero un demonio aceptó ser su “salvador”, juntó a los hermanos, pero reclamó sus almas como suyas. Los otros signos zodiacales, admirados por tal actitud, en la cual estos hermanos lo entregaron todo para estar unidos que decidieron dejarles un lugar entre ellos. Bonita historia ¿No? Claro que ahí falta contar una parte de la historia, un detalle muy importante. Por desgracia para estos hermanos no pueden haber dos personas siendo símbolo de un solo signo, y tanta unidad tenían que se terminaron convirtiendo en un solo ser. Llevan la maldición de ser completamente distintos y habitar un mismo cuerpo. Ahora están condenados a buscar a otros gemelos con tanta unidad como ellos mismos o al menos una persona con doble personalidad para poder cambiarlos y ser libres de una vez por todas, y descansar en paz, juntos, por el resto de la eternidad”

Terminé de leer y salió un mensaje diciendo “Tú estás a salvo, no eres lo que buscamos”. Seguido a esto mi PC se apagó. Un escalofrío recorrió mi espalda, sentí la presencia de algo tras de mí. Me voltee y lo vi. O mejor dicho Los vi , porque aunque el cuerpo era uno solo, una mitad parecía no responder de igual manera que la otra, la expresión de ira de una contrarrestaba la tristeza que era notoria en la otra. Sus miradas, sin embargo, tenían una misma dirección, un mismo punto de atención, yo. Al cabo de unos segundos desaparecieron, mas al mirar al suelo noté que había una nota. La leí.

serás el nuevo buscador, tu te encargarás de encontrar nuestro remplazo, de encontrar al nuevo Géminis. Y Te conviene encontrarlo, porque de no hacerlo, tu castigo será peor que toda la eternidad en el infierno mismo

Desde aquél día no ha habido momento en el que no busque a quienes pudieran librarme de tan terrible carga, buscando a hermanos de este signo cuya unidad pueda servirme para reemplazar a los Géminis originales.


Glosario

1: Con “Iluminar” quién escribió el mensaje se refería a revelar, esclarecer, explicar, contar, etc.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Demon Black

Demon Black Hola soy Lee mejor conocido como Demon Black, les contare la historia de como me como…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Pacman humano

Pablo tenía el mayor récord de Pacman del local, podía estar horas jugando sin que los fantasmas lo…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La Casa del Jues

Próxima la época de exámenes, Malcolm Malcolmson decidió ir a algún lugar solitario donde poder estudiar sin ser…
Read More