El número maldito: 0888-888-888

Berenice
Berenice

Este número estuvo disponible para algunos usuarios de la compañía Movitel en Bulgaria. Todos los que lo tuvieron murieron de maneras terribles y horrorosas. Los medios atacaron a la compañía respecto a esto. Poco después, fue retirado de línea y se lo consideró maldito. La empresaMovitel se rehúsa a hablar de esto.

La primer persona en tenerlo fue Vladimir Grashnov, ex-director de la compañía, a quien, en 2001, se le diagnosticó cáncer, y, casi sin poder reaccionar, murió.

La siguiente que lo obtuvo fue Dimitrov Konstantin, jefe de la mafia de Bulgaria, el cual, en 2003, durante un viaje a Holanda para revisar sus líneas de narcotráfico, fue asesinado. El ensangrentado celular fue retirado de su cuerpo cuando falleció.

El siguiente “afortunado” fue Konstantin Dishliev, que, al salir de un restaurante hindú en Sofía, Bulgaria, fue liquidado a tiros.

Se sabe que otras tres personas tuvieron este teléfono y perecieron violentamente. No obstante, no se conoce casi nada de ellas, pues Movitel se niega a decir sus nombres…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Sussy

Encontré este diario cuando fui con mi padre a ayudarle a mi hermano a mudarse a su nueva…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Te estoy observando

Me gusta observarte. Es realmente divertido, lo hago a todas horas. Eres un humano muy interesante, vives estresado…
Read More
Allá afuera

In the Pines

![ class=“thumbimage ” data-video-key=“Nirvana_-_Where_did_you_sleep_last_night_-_Unplugged_in_new_york” data-video-name=“Nirvana – Where did you sleep last night – Unplugged in new york” width=“335”…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Juan Ruiz

Existe una peña por el camino a Tlamacas donde según nos cuenta esta leyenda se aparece el demonio.…
Read More
Allá afuera

Annwn

Para conocer el Annwn primero hay que sacudirse las creencias típicas sobre el infierno y sus castigos, ya…
Read More