El Incidente del Paso Diatlov

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

En el invierno de 1959, nueve estudiantes universitarios murieron misteriosamente durante una excursión en las montañas Urales, ubicadas en la antigua Unión Soviética. Los detalles nunca se filtraron al público hasta mucho después de la caída del telón de acero que cubría el misterio, debido a las circunstancias excepcionales que figuran en el informe.

193px-Dyatlov

Los cuerpos de los excursionistas se encontraron no muy lejos de su campamento, que había sido casi destruido. Los investigadores siguieron las huellas desde lo que parecía ser el sitio de una pequeña hoguera, y hallaron los dos primeros cuerpos. Inexplicablemente, estos estaban vestidos sólo con ropa interior, a pesar del crudo invierno ruso. Era como si alguna fuerza los hubiese sacado de su campamento antes de que pudieran vestirse.

Tres más fueron encontrados en otro lugar, mirando al campamento como si estuvieran tratando de regresar, aún después de que sus compañeros condenados sucumbieran a la hipotermia. Ninguno de los cuerpos estaba vestido para el invierno, algunos incluso estaban descalzos, y sólo cubrían sus pies algunas tiras de tela que probablemente, procedían de las ropas de los ya muertos.

Si de por sí las circunstancias eran inusuales, la autopsia demostró ser aún más extraña. Uno de los estudiantes tuvo graves fracturas en su cráneo, y otros dos tenían sus nervios completamente destrozados; no se encontraron heridas o traumatismos externos. Los expertos médicos compararon las lesiones con las de un accidente de tráfico a alta velocidad, demostrando que sería imposible para un ser humano obtener lesiones de ese tipo sin una herida externa. Otra excursionista, una mujer joven, carecía de lengua. Los investigadores sospechaban un ataque, pero no hubo una sola huella encontrada que no perteneciera a los estudiantes. Añadiendo más al misterio, los cuerpos mostraron grandes niveles de radiación.

Nueve años después del incidente en los montes Urales, otros excursionistas fueron encontrados muertos, esta vez en el Cáucaso. El incidente se produjo a finales del verano, en esta ocasión, pero habían varias similitudes. El campamento de los excursionistas estaba igualmente destruido, y ellos se vieron obligados a huir con poco o nada de provisiones y vestimentas.

En lugar de ser repartidos como en el caso anterior, los cuerpos fueron encontrados a unos doce metros el uno del otro en un claro cercano. La escena fue descrita sencillamente como “horrible” por la policía. Los cuerpos estaban posicionados como si hubiesen sido lanzados a gran velocidad, y estaban retorcidos como si sus huesos se hubiesen reducido a astillas. Los resultados de la investigación médica se ocultaron inmediatamente por el gobierno soviético.

Una vez más, cada uno de los seis cuerpos presentó altas dosis de radiación, a pesar de un nivel normal de radiación ambiental cerca del lugar de la muerte. Durante la autopsia, el médico forense descubrió que la descripción inicial de que los huesos de los excursionistas estaban destrozados, era incorrecta.

Toda su estructura ósea no estaba, a pesar de tener no herida externa alguna. No se encontraron altos niveles de calcio y otros nutrientes en la sangre y los tejidos circundantes. Era como si algo hubiera licuado o sorbido de alguna manera rápida los huesos de las víctimas. Las fotos de la escena del crimen también revelaron que el claro en el que los cuerpos fueron encontrados no era natural. Los mapas topográficos tomados sólo meses antes habían mostrado que el área era un frondoso bosque. Árboles enteros fueron reducidos a astillas en una trayectoria de más de veinte metros de ancho, en un área mayor a los 200 metros.

A pesar de la represión soviética de toda la información, con el tiempo se filtró lo como suele pasar con todo tipo de datos. Los principales expertos en ocultismo han reunido todos los hechos disponibles y llegaron a una única conclusión aterradora: ningún hombre o dispositivo hecho por el mismo podría haber actuado con tanta fuerza deliberada, o por lo menos, así era en lo que se sabía. De toda la investigación disponible, sólo una entidad podría haber sido responsable; algo que no era parte de nuestra tierra, algo que infundió temor en el corazón de la locura árabe…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Escuadrón 731

Escuadrón 731: “Los horrores de la ciencia”. _ Parte 1: _ Establecido como una unidad de armas biológicas…
Read More
El Puente Negro

Niño Perdido

Oye. Mi nombre es Tomas. Ha sido un par de semanas, y siguen tratando de conseguir que hable…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-170

Ítem #: SCP-170 Clasificación del Objeto : Seguro Procedimientos Especiales de Contención : SCP-170 no presenta ningún peligro,…
Read More
Allá afuera

SCP-1422

Ítem #: SCP-1422 Clasificación del Objeto: Neutralizado // Fenómeno (véase Anexo 1422-3) Procedimientos Especiales de Contención: Toda la…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-1959

Ítem #: SCP-1959 Clasificación del Objeto : Euclid Procedimientos Especiales de Contención : Al momento de escribir estas…
Read More
Allá afuera

SCP-462

Ítem #: SCP-462 Clasificación del Objeto : Euclid Procedimientos Especiales de Contención : SCP-462 está almacenado en una…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Yo no caí

¿Por qué no me creen? ¿Por qué nadie me cree cuando digo que yo no caí? Yo no…
Read More