El hombre que vendio su alma al diablo

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Al norte de Tlaxcala ubicada en el país de México, se encontraba una pequeña familia viviendo en los apuros que provocaba la pobreza.

Esta pequeña y humilde familia estaba conformada solo por el padre, que trabajaba de zapatero este se llamaba Ramón, y su esposa que era ama de casa su nombre no sé sabe, ambos eran y vestían muy humilde viviendo en una choza no más grande que 2 cuartos, esta era igual de humilde que ellos, no tenían mucho dinero, apenas si les alcanzaba para comer, cada vez era más difícil luchar contra la pobreza que los azotaba y constantemente entre su mujer y el tenían algunas discusiones por la situación en la que encontraban

Ramón: Maldita sea! yo trabajando y desgarrándome el pellejo todo el día y no podemos salir de esta maldita pobreza, si pudiera vender mi alma a cambio de vivir y comer como rey, la vendería con gusto! – dijo el hombre en voz baja un poco enfadado.

A partir de entonces su esposa empezó a notar un comportamiento extraño en su esposo, este salia a altas horas de la noche a diferentes lugares desconocidos, notó que al llegar su esposo a casa traía consigo pequeñas bolsas con monedas de oro puro dentro, esto ayudo a la familia a superar sus deudas y sacar adelante su negocio y sus vidas, construyeron una gran casa con todos los lujos posibles, comían y vestían muy, pero que muy bien, todo de primera clase, todo iba perfecto. pero…

Un día de tantos el sr. Ramón murió por causas desconocidas nadie sabia porque es que había muerto, su esposa mando hacer una tumba muy grande y muy lujosa, de camino al entierro iban cantando canciones clásicas de adiós y despedida, en un abrir y cerrar de ojos apareció un remolino con un par de explosiones causados por coches impactados hizo que los hombres que llevaban el ataúd cargando cayeran el remolino paso cerca de ellos, todos intentaron cerrar los ojos para impedir el paso de tierra y polvo a sus ojos, una abuelita que los acompañaba pudo ver como el remolino formo una cara humana sonriendo, cuando todo se tranquilizo y volvieron a cargar el ataúd notaron que este pesaba menos y se dispusieron a abrirlo, y en el lugar del cuerpo encontraron lingotes de oro y bolsas con monedas de plata, todos se fueron asustados por lo que había pasado, y la abuelita exclamo:

El diablo se lo a llevado en cuerpo y alma!…

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

El Maniqui

Siempre había detestado esa costumbre de su madre de recoger de la calle cualquier cosa que ella pensaba…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Código Houdini

Harry Houdini (1874-1926) fue el ilusionista y escapista más impresionante de su tiempo. Curiosamente poseía una peculiar aversión…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Horno

Parece mentira que las cosas se dañen cuando uno no tiene dinero para reponerlas. Esto fue lo que…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El pozo de Kola

Un grupo de geólogos que practicaban una perforación profunda de la corteza terrestre dijeron conseguir grabaciones en ese…
Read More
El Puente Negro

La cosa mala

La noche caía con rapidez. Los fulgentes rayos de la luna iluminaba el agreste paisaje del pueblo, Melquiades,…
Read More